El ministro, ponente en “Fuertes por Europa”

Rajoy lanza ya a Arias Cañete para intentar tapar las espantadas de Aznar y Mayor

Rajoy da pistas sobre su candidato para las europeas: Arias Cañete se ocupará en la convención del partido de la ponencia prevista para Oreja

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), conversa con el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), conversa con el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete.

La renuncia de Jaime Mayor Oreja a estar en la próxima lista para las elecciones europeas, más la decisión de José María Aznar de no acudir a la convención nacional del PP convocada en Valladolid, obligan a Mariano Rajoy a mover pieza: de momento, la de su ministro de Agricultura. Según ha sabido El Confidencial, Miguel Arias Cañete se ocupará en la gran asamblea de los populares de la ponencia “Fuertes en Europa” que debía desarrollar el extitular de Interior. Es toda una pista sobre las decisiones que puede tomar el presidente del Gobierno en los próximos días, aunque sea después de volver de la capital castellana.

Ni el expresidente del Gobierno ni el actual portavoz del Grupo Popular en el Parlamento Europeo estarán en Valladolid el próximo fin de semana. Aznar porque ha preferido seguir con su programa de viajes previstos por el extranjero (está en Israel y pasará por Londres antes de dirigirse a Filipinas) y Mayor Oreja porque no quiere dar más explicaciones sobre los motivos de su marcha, aunque haya sido pactada con la dirección del PP.

En el primer borrador del programa de la convención nacional, se reservaba para el presidente de honor del PP un discurso como tal en la sesión de apertura del viernes. En la sede central del PP buscaban una foto de unidad para el gran acto de lanzamiento ante las europeas y de segunda parte de la legislatura del Gobierno (la de la recuperación económica), pero también se arriesgaban a que el exjefe del Ejecutivo hiciera un discurso crítico con la política de Rajoy frente a ETA y el desafío independentista de Artur Mas. Ahora, Aznar devuelve al equipo de su sucesor el detalle que tuvo en la presentación de su libro de memorias: el vacío.

La consigna de la dirección del PP a sus miembros, en general seguida por todos, ha sido restar importancia a la ausencia de su exjefe. No deja de ser otro dato sobre el convulso momento que vive el partido, pero también es cierto, como dicen en fuentes del mismo, que ya no queda un solo incondicional de Aznar en Génova y que se han ahorrado una intervención pública que en alguna medida iba a ser directamente crítica con Rajoy o interpretada como tal.

En medios de FAES cuestionan que la dirección del PP haya puesto mucho interés en contar con la presencia de Aznar. Comentan que recibió el comunicado de la convocatoria de la convención nacional, como el resto de los miembros de la dirección y por su cargo de presidente de honor (firmada por Carlos Floriano), pero que hasta el pasado jueves no se registró la llamada del gabinete de María Dolores de Cospedal para acordar la participación concreta (el discurso). De todas formas, Aznar declinó la invitación a las 24 horas de que Mayor Oreja anunciara su particular retirada. A la hora reservada en Valladolid, el expresidente del Gobierno estará volando desde Londres a Filipinas.

En fuentes del PP sostienen que no tiene nada que ver la actitud de Aznar con la de Mayor Oreja, de quien destacan que ha demostrado una vez más que es “un señor” y que ha sabido irse porque estaba cansado y ha notado que no era el preferido para el cargo. “Ni a él le apetecía seguir, ni se sentía con fuerzas para hacerlo ni cómodo para meterse en la campaña”, reconocen ahora en medios del grupo popular, además de insistir en que era el momento de buscar un portavoz más metido en la política europea.

El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete. (EFE)
El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete. (EFE)

La candidatura de Cañete

Rajoy estaba dispuesto a que la convención nacional del PP transcurriera sin desvelar quién iba a ser ese cabeza de lista para mayo, pero el paso dado por Mayor Oreja le obliga o le permite cambiar de planes. El actual portavoz ha decidido no asistir a la convención y en Génova le han reemplazado inmediatamente por el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, para que diserte precisamente sobre el lema del PP para los próximos comicios: “Fuertes en Europa”.

Arias Cañete ha sido siempre el favorito del núcleo duro de los marianistas para encabezar la candidatura europea. Hombre de la absoluta confianza de Rajoy, ministro eficaz y con buena imagen según el CIS –la menos mala, dentro del suspenso general–, que ha dado al Ejecutivo los mayores éxitos de gestión en Bruselas, experto conocedor de la UE y antiguo eurodiputado, la única pega que ofrece su candidatura es que obliga al presidente del Gobierno a hacer cambios en el gabinete, paso que no está dispuesto a dar salvo que no le quede otro remedio, como ya ha confesado.

La cuestión es que Cañete sí quiere ser comisario europeo después del próximo verano y para ese puesto cuenta ya con el visto bueno de Rajoy. El protagonismo de Cañete en la convención nacional resucitará en el PP las hipótesis de una remodelación del Gobierno en cuestión de semanas, antes del 1 de abril, para que el ministro de Agricultura sea cabeza de cartel en las europeas. Sería la misma secuencia aplicada por el Gobierno de José María Aznar con Loyola de Palacio en 1999, que llevó a la entonces ministra de Agricultura a encabezar las listas del PP en las europeas y meses después a ser nombrada vicepresidenta de la Comisión.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios