Es noticia
Menú
Elías salva a Ezentis tras una quita del 75% a la banca y aplicar el modelo 'Nueva Pescanova'
  1. Empresas
Suspendida de cotización

Elías salva a Ezentis tras una quita del 75% a la banca y aplicar el modelo 'Nueva Pescanova'

El empresario catalán evita la quiebra de la empresa de telecomunicaciones gracias a un acuerdo con los acreedores, que perdonan más de 100 millones, y a Telefónica

Foto: Foto: Ezentis/Cedida.
Foto: Ezentis/Cedida.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

José Elías está a punto de conseguir salvar a Ezentis de la quiebra, después de que el empresario catalán solicitase el concurso voluntario de acreedores el pasado 1 de septiembre. Según indican fuentes financieras, la compañía ha llegado a un acuerdo con la banca para reestructurar el capital y la deuda, siguiendo el modelo que se empleó para rescatar a Pescanova. Una operación que consiste en una quita de cerca del 75% de los préstamos y en la creación de una nueva sociedad que se quedará con el negocio rentable de la vieja Ezentis.

Este acuerdo con la banca ha provocado que, antes de la apertura del mercado, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) decidiera suspender, con efectos de las 08:30 horas, su cotización. "El levantamiento de la suspensión se llevará a cabo cuando sea difundida información relevante sobre la citada entidad", remarcaba el supervisor de la bolsa española.

Según estas fuentes, en primer lugar, Ezentis ha pedido adaptar su concurso de acreedores a la nueva ley de reestructuraciones, que entró en vigor el pasado 26 de septiembre, para poder alargar el periodo de negociación y ejecución con tenedores de su deuda. La tramitación actual tiene como límite el próximo 1 de enero, apenas un mes, del que hábiles son poco más de dos semanas, debido a las festividades de la semana próxima y la Navidad. Para ganar tiempo, Elías ha acordado con el fondo alemán Muzinich —la institución que más riesgo tiene, con 70 millones—, Santander, BBVA, CaixaBank, EBN y el ecuatoriano Pichincha acogerse a la nueva normativa.

Foto: José Elías, presidente y dueño de Audax Renovables. (EFE/Alejandro García)

"A la vista de la situación de tesorería de la sociedad, el consejo de administración considera conveniente negociar, elaborar, aprobar y homologar un Plan de Reestructuración con los acreedores que asegure la continuidad de la compañía, para lo que resulta imprescindible disponer del tiempo necesario para llevar a cabo dichas negociaciones", ha indicado Ezentis a la CNMV, con el visto bueno de los bancos.

Todos los acreedores han aceptado aplicar una quita de cerca del 75% a los aproximadamente 144 millones de euros que Ezentis tenía como pasivo hasta el pasado 30 de septiembre. A falta de los detalles finales, la deuda del grupo se reducirá hasta los 40 millones, según el term sheet o acuerdo marco que se firmará en breve. Este importe colgará de la Ezentis actual, de la que se segregará una Nueva Ezentis, que será la encargada de gestionar los negocios rentables, como los contratos de suministro de Telefónica, su principal activo.

La operadora se ha comprometido a dar carga de trabajo al grupo si consigue mantener la solvencia. Hasta el punto de que ha renovado por cuatro años el contrato de Bucle (provisión, mantenimiento y conservación de la red) en España por un valor estimado de 221 millones, con opción de renovación por dos años más. Esta garantía de ingresos ha sido clave para que Muzinich y la banca hayan mostrado su disponibilidad a arrimar el hombro para salvar una empresa con una plantilla actual de más de 2.500 empleados, casi 6.000 a 30 de junio.

Foto: Las oficinas de Duro Felguera en Gijón. (EFE/J .L. Cereijido)

Deloitte y Garrigues están actuando como asesores en la reestructuración de la deuda y del capital. Ezentis alcanzó una cifra de negocio de 209 millones entre enero y septiembre, lo que supone un descenso del 25%, debido al cierre de las actividades en países como Chile y Perú. El grupo apenas disponía de 13 millones de euros en caja, por lo que le urge una inyección de capital para poder mantener sus operaciones. Fuentes próximas a la operación aseguran que además del spin off o separación de los negocios y la quita con la banca, los accionistas actuales de la compañía, encabezados por Elías, con el 28,5% del capital, deberán hacer una aportación de dinero nuevo si no quieren ver diluida su participación.

La compañía, con un histórico de situaciones financieras complejas cuando se llamaba Radiotrónica y después Avanzit, se ha desplomado en bolsa un 50% en lo que va de año. Un hundimiento que llegó a ser de hasta el 70% cuando El Confidencial publicó que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) le denegó el rescate de 70 millones solicitado por la compañía de forma urgente la pasada primavera. El organismo dependiente del Ministerio de Hacienda rehusó su petición en julio, lo que precipitó la presentación del concurso de acreedores el pasado 1 de septiembre.

Sin embargo, desde mediados de noviembre, la cotización ha duplicado su valor, al pasar desde los 0,04 hasta los 0,10 euros. La CNMV, que suspendió la negociación de las acciones tras la negativa de la SEPI y con la solicitud del concurso, no ha solicitado información a la compañía pese a las subidas del 14, 19 y hasta 38% de los títulos en varias de las sesiones de las dos últimas semanas.

José Elías está a punto de conseguir salvar a Ezentis de la quiebra, después de que el empresario catalán solicitase el concurso voluntario de acreedores el pasado 1 de septiembre. Según indican fuentes financieras, la compañía ha llegado a un acuerdo con la banca para reestructurar el capital y la deuda, siguiendo el modelo que se empleó para rescatar a Pescanova. Una operación que consiste en una quita de cerca del 75% de los préstamos y en la creación de una nueva sociedad que se quedará con el negocio rentable de la vieja Ezentis.

Ezentis
El redactor recomienda