Es noticia
Menú
La Murcia de López Miras, una huerta fiscal para el dinero del capital riesgo
  1. Empresas
OPERACIONES POR MÁS DE 3.000 M

La Murcia de López Miras, una huerta fiscal para el dinero del capital riesgo

Fernando López Miras se ha sumado esta semana a la campaña fiscal de los distintos líderes autonómicos del Partido Popular (PP) para anunciar una bajada de impuestos

Foto:  El presidente de Murcia, Fernando López Miras. (EFE/Ismael Herrero)
El presidente de Murcia, Fernando López Miras. (EFE/Ismael Herrero)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Fernando López Miras se ha sumado esta semana a la campaña fiscal de los distintos líderes autonómicos del Partido Popular (PP) para anunciar una bajada de impuestos que alivie la pérdida de poder adquisitivo de sus ciudadanos. El presidente de Murcia presumió por radios y televisiones que la comunidad conocida por los productos de su huerta podía competir con cualquiera desde el punto de vista económico y que era muy atractiva para todo tipo de inversores. No le faltaba razón porque la región mediterránea ha atraído a decenas de firmas de capital riesgo que han hecho ricos a muchos empresarios locales.

Los pioneros fueron los hermanos Vivancos, que vendieron Mivisa, un fabricante de latas para conserva, a Impala, un fondo dirigido por Ana Botín, más tarde al gigante americano Blackstone, hasta que llegó a alcanzar una valoración de 1.200 millones cuando la compró la estadounidense Crown. En Yecla, la última población del norte de Murcia, Qualitas Equity Partners y Lombar Odier hicieron ricos a los hermanos Romero durante el 'boom' de la burbuja del ladrillo y Diana Capital a los fundadores de Granfort, el mayor fabricante de sofás de España, que finalmente entró en concurso en 2012 tras el estallido de la crisis. A uno de los Romero le dio por los aviones privados y también quebró.

Foto: El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig. (EFE/Juan Carlos Cárdenas)

Pero ha sido en los últimos cinco años cuando Murcia se ha convertido en un vergel para la alimentación y para numerosas firmas de capital riesgo que han comprado empresas locales por más de 3.000 millones de euros. Las últimas han estado relacionados con el transporte, como Primafrio, adquirida en marzo por Apollo por unos 500 millones a los hermanos Conesa, que antes se la habían vendido a Ana Botín por 500 millones y la recompraron por casi cero cuando el fondo de la presidenta del Santander la quebró. Otras han sido El Mosca, que ha pasado a ser controlada por Logista por unos 140 millones desde junio, y Grupo Fuentes, que ha pasado a manos de la estadounidense Leneage el pasado mes de agosto por un precio sin revelar.

Estos días, Portobello ha puesto en el mercado Sabater, una empresa con sede en Cabezo de Torres, por la que pide más de 300 millones y que compró en 2016 por unos 150 millones a la familia fundadora. Sherpa Capital tomó en 2019 la mayoría de Omega Spices, otra empresa familiar de la región, fundada en 1998 y con base en Archena, ciudad conocida por sus balnearios.

Cerca, en Alcantarilla, se encuentra Iberchem, una compañía especializada en aromas, en cuyo accionariado entró primero Capital Alianza, con una valoración de 35 millones, después Magnum Industrial Partners, a una tasación ya de 90 millones, y finalmente el 'private equity' francés Eurazeo, por 270 millones. Este fondo galo la traspasó el pasado año a la británica Croda por 820 millones, todo un récord en apenas una década.

Foto: María Jesús Montero, ministra de Hacienda. (EFE/Hidalgo)

MCH Capital Partners, que gestiona más de 1.500 millones de euros, también ha picoteado en Murcia. Primero, en agosto de 2020, con Prosur, otra de especias alimentarias, a cuyos dueños, la familia Hernández, pagó 100 millones por el 30% del capital. El fondo se impuso en la subasta a ProA Capital y a Intermediate Capital Group (ICG), que también se habían interesado por esta compañía local. Después, en octubre de ese mismo año, con Symborg, una sociedad de biotecnología que ha pasado a manos de un fondo de MCH participado por Omán y Cofides. Antes de finalizar el año de la pandemia, los dueños de Laboratorios Almond, fabricante de productos ecológicos para Mercadona, vendieron sus acciones a Nazca Capital.

ProA perdió la puja por Prosur, pero ya antes había invertido en la región, con la adquisición en 2017 de Moyca, una compañía con sede en Totana dedicada a la uva de mesa. También se interesó por Frutas Esther, propiedad de la familia Gómez, localizada en Abarán, que finalmente quedó en manos de Miura Partners en 2019.

Todos estos empresarios locales, algunos de edades ya avanzadas y otros de segundas generaciones, se han beneficiado de la supresión del impuesto de sucesiones, que López Miras aplicó en 2019 para los grupos de parentesco 1 (hijos menores de 21 años) y 2, para hijos mayores de 21 años, cónyuges, abuelos, padres y adoptantes. Una medida que tuvo un impacto de 1.000 millones, según el gobierno regional. En enero de este año, el presidente del PP amplió esta exención para los familiares del grupo 3, es decir, hermanos, tíos y sobrinos para que "el dinero de los murcianos se quede en sus bolsillos, que es donde mejor está". Ahora acaba de anunciar que estudia eliminar el impuesto sobre el patrimonio, como ya ha hecho Madrid y Andalucía.

Foto: El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. (EFE/José Manuel Vidal)

A finales del pasado mes de junio, la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), organizó junto a PWC unas jornadas sobre el capital riesgo en Murcia, conferencia en la que participaron altos cargos de CaixaBank, ProA, Magnum, Nazca, Freeman Capital y Garrigues, junto a Tomás Fuertes, presidente del Grupo Fuertes (El Pozo Alimentación), cuyos dueños son los descendientes de tres ramas de los Fuertes Fernández. "Murcia es un caramelo para el 'private equity'", dijo PwC, al tiempo que se conocía que los Sánchez Cano ponían a la venta una parte de Fini Golosinas con una valoración de 600 millones y Marnys, de los cartageneros Martínez Nieto, fundada hace más de 50 años y dedicada a los suplementos alimenticios.

Por aquellas fechas, Yecla, municipio de 35.000 habitantes gobernado desde 1995 por el PP de forma ininterrumpida, vivía varias manifestaciones por la pérdida de médicos del Hospital Virgen del Castillo, que da servicio al noroeste de la Región. Sus habitantes, acompañados por los de Jumilla, protestaban porque cada vez que había un caso grave tenían que desplazarse a la capital, a 100 kilómetros. Marcos Ortuño, el alcalde que ganó con mayoría absoluta las últimas elecciones de 2019, es desde 2021 el consejero de Presidencia, Turismo, Cultura, Deportes tras ocho años como regidor local y la persona de confianza de López Miras. Vinculados al clan de Pablo Casado y Teodoro García Egea, la maniobra fiscal les acerca a Isabel Ayuso y a Juanma Moreno, los dos baluartes del partido de Alberto Núñez Feijóo.

Fernando López Miras se ha sumado esta semana a la campaña fiscal de los distintos líderes autonómicos del Partido Popular (PP) para anunciar una bajada de impuestos que alivie la pérdida de poder adquisitivo de sus ciudadanos. El presidente de Murcia presumió por radios y televisiones que la comunidad conocida por los productos de su huerta podía competir con cualquiera desde el punto de vista económico y que era muy atractiva para todo tipo de inversores. No le faltaba razón porque la región mediterránea ha atraído a decenas de firmas de capital riesgo que han hecho ricos a muchos empresarios locales.

Fernando López Miras Capital riesgo Murcia ProA Capital Blackstone PricewaterhouseCoopers (PwC)
El redactor recomienda