Es noticia
Menú
CaixaBank vende su mayor cartera desde la crisis y lanza otra de hipotecas tóxicas
  1. Empresas
DESINVERSIONES

CaixaBank vende su mayor cartera desde la crisis y lanza otra de hipotecas tóxicas

La entidad catalana acelera la desinversión de activos tóxicos con dos operaciones clave de 1.800 millones de euros, en hipotecas y créditos a pymes y consumo

Foto: José Ignacio Goirigolzarri, presidente de CaixaBank. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
José Ignacio Goirigolzarri, presidente de CaixaBank. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Golpe encima de la mesa de CaixaBank. La entidad ha cerrado en las últimas semanas la venta de la mayor cartera de activos problemáticos desde que estalló el covid. Se trata del Proyecto Ordesa, con el que ha traspasado unos 1.100 millones en créditos fallidos de pymes, consumo y tarjetas. Junto a ello, ha puesto en marcha una nueva venta, el Proyecto Galápagos, para reducir en unos 700 millones el perímetro de activos tóxicos del grupo.

Esta operación se ha dividido en tres tramos. El de mayor envergadura (700 millones) ha sido traspasado al fondo alemán EOS, que reafirma así su apuesta por España. De hecho, este inversor fue uno de los que compró hipotecas de Kutxabank antes de verano.

Los otros dos tramos de la cartera Ordesa han sido comprados por Axactor —el de pymes— y Kruk —el de consumo—. El noruego Axactor es uno de los más activos en España de los últimos años, lo que lo convierte en uno de los líderes del segmento.

Foto: Gonzalo Gortázar, CEO de CaixaBank. (EFE/Ana Escobar)

En el caso de la nueva cartera de hipotecas, será la segunda que venda en el año CaixaBank, todas asesoradas por KPMG. La primera, Yellowstone, de 750 millones, fue comprada por Cerberus en verano. En el caso de Galápagos, el perímetro es algo inferior, de entre 600 y 700 millones.

Objetivo: saneamiento

El objetivo de estas operaciones es sanear la cartera y reducir su morosidad. CaixaBank comunicó en junio una de las mayores bajadas de su tasa de morosidad de los últimos años, al pasar del 3,5% al 3,2%. A más largo plazo (2024), la meta es bajar del 3%.

El grupo catalán ya intermedió varias operaciones similares el año pasado: traspasó hipotecas impagadas valoradas en 580 millones a KKR y 400 millones en créditos fallidos a Cabot y Hoist.

Golpe encima de la mesa de CaixaBank. La entidad ha cerrado en las últimas semanas la venta de la mayor cartera de activos problemáticos desde que estalló el covid. Se trata del Proyecto Ordesa, con el que ha traspasado unos 1.100 millones en créditos fallidos de pymes, consumo y tarjetas. Junto a ello, ha puesto en marcha una nueva venta, el Proyecto Galápagos, para reducir en unos 700 millones el perímetro de activos tóxicos del grupo.

Noticias de Caixabank
El redactor recomienda