Es noticia
Menú
KKR se queda una cartera de hipotecas tóxicas de CaixaBank por 200 millones
  1. Empresas
PROYECTO MOMA

KKR se queda una cartera de hipotecas tóxicas de CaixaBank por 200 millones

El fondo norteamericano se impone a Tilden Park y Waterfall en la puja por 3.500 hipotecas impagadas del grupo catalán. Es una de las mayores carteras vendidas del año en España

Foto: Gonzalo Gortázar, CEO de CaixaBank. (EFE/Biel Aliño)
Gonzalo Gortázar, CEO de CaixaBank. (EFE/Biel Aliño)

CaixaBank cierra una de las mayores ventas de activos problemáticos de la banca española en 2020. La entidad catalana ha acordado con KKR la venta de una cartera de hipotecas impagadas de 580 millones, según fuentes financieras consultadas por este medio. El fondo norteamericano habría pagado en torno a 200 millones por esta operación, según las mismas fuentes.

El grupo presidido por José Ignacio Goirigolzarri consigue con esta venta sanear su balance antes de final de año. Este banco tiene 14.000 millones en créditos dudosos tras su unión con Bankia, lo que supone una ratio de morosidad del 3,6%, por debajo de la media del sector.

Foto: El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. (EFE)

Aun así, está intentando dejar su balance lo más limpio posible ante la posible ola de impagos que llegará en 2022, que según el Banco de España afectará tanto a empresas como a familias vulnerables ligadas a los sectores más tocados por la crisis del covid.

Junto a esta cartera, CaixaBank ha cerrado recientemente el traspaso de una venta de unos 400 millones en créditos de pymes y consumo sin garantía inmobiliaria, dentro del Proyecto Pompidou. En este caso, los compradores fueron Cabot y Hoist, como publicó este medio. KPMG ha sido el asesor de ambas operaciones.

Plataforma al alza

Esta adquisición tiene para KKR dos explicaciones. La primera, la de comprar activos con garantía inmobiliaria con en torno a un 66% de descuento, con lo que espera obtener grandes rentabilidades a medio plazo. Y, por otro lado, da más créditos bajo gestión a su plataforma en España, Hipoges, que adquirió a finales de 2017.

Esta ya cuenta con activos bajo su control por valor de 26.000 millones de euros y ha cerrado este año dos adquisiciones: la de Domus Residential Services en España, especializada en la comercialización de vivienda nueva para grandes promotores, y la del 'servicer' italiano Axis, con activos valorados en 2.000 millones.

La gran apuesta de KKR e Hipoges es entrar en Sareb, por cuyo contrato de gestión pujan junto al resto de grandes plataformas españolas: Servihabitat, Altamira, Solvia, Haya Real Estate y Anticipa-Aliseda.

placeholder Logo de KKR en la Bolsa de Nueva York. (Reuters)
Logo de KKR en la Bolsa de Nueva York. (Reuters)

La venta de CaixaBank a este fondo es la mayor que hay en España junto a la que acordó Santander en verano con Marathon, de 600 millones en créditos impagados de pymes, muchos ligados al sector hotelero. Sin embargo, el banco presidido por Ana Botín obtuvo un precio menor, más cercano a los 100 millones.

Otras de las mayores operaciones son la que acaba de poner en marcha BBVA, el Proyecto Minolta, con 500 millones en pymes morosas, y las desinversiones que está negociando Sareb de hoteles y suelos no estratégicos, por 500 millones. También ha habido otras carteras de activos sin garantía con volúmenes parecidos, aunque el precio que se paga por ellas es mucho más bajo.

CaixaBank cierra una de las mayores ventas de activos problemáticos de la banca española en 2020. La entidad catalana ha acordado con KKR la venta de una cartera de hipotecas impagadas de 580 millones, según fuentes financieras consultadas por este medio. El fondo norteamericano habría pagado en torno a 200 millones por esta operación, según las mismas fuentes.

KKR Banco de España Balance
El redactor recomienda