Es noticia
Menú
Cruce de acusaciones entre Oughourlian y el consejero cesado de Prisa
  1. Empresas
FORMAS INAPROPIADAS vs AUSENCIAS

Cruce de acusaciones entre Oughourlian y el consejero cesado de Prisa

Alcántara envió una misiva al consejo en la que describe la exigencia del presidente del grupo para que saliera del órgano de gobierno y el presidente le respondió acusándole de incumplir sus obligaciones

Foto: Sede de Prisa en Gran Vía, Madrid. (EFE)
Sede de Prisa en Gran Vía, Madrid. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Joseph Oughourlian repitió este martes en la junta de accionistas de Prisa la misma táctica que una semana antes aplicó en Indra para quitarse de encima a uno de los consejeros díscolos con su presidencia. Como adelantó El Confidencial antes de la reunión anual con los dueños del grupo, el presidente de la editora de 'El País' y Cadena SER forzó la destitución de Roberto Alcántara, que ostenta un 5% de las acciones y que ha denunciado en una carta las presiones del inversor armenio para que renunciase de forma voluntaria. Alcántara tiene vínculos históricos con un grupo de accionistas que, en su conjunto, representa el 15% del capital.

El consejero cesado y el presidente de Prisa se han cruzado duras acusaciones por carta: el primero considera que el modo en que se gestó su cese es incompatible con las normas de buen gobierno corporativo, mientras que el segundo le recrimina sus ausencias en las reuniones del consejo.

Foto: Sede del Grupo Prisa. (EFE)

Al igual que hizo en Indra, Oughourlian sometió a votación de los accionistas de Prisa como un punto fuera del orden del día de la junta el relevo forzoso de Alcántara, un millonario mexicano vinculado a la familia Polanco, los fundadores del grupo, y al Banco Santander. Un magnate latinoamericano que en 2014 invirtió 137 millones de euros en comprar hasta el 8% de la compañía, cuando esta no podía hacer frente al pago de sus deudas, y que hoy en día apenas vale 17 millones de euros. En total, ha perdido 120 millones.

El 75% de los presentes en la junta votó a favor de la salida de Alcántara, propuesta oficialmente por Global Alconada, la sociedad participada por empresarios afines al Gobierno de Pedro Sánchez que el pasado mes de mayo compró el 7% del capital de Prisa en manos de Telefónica. Como el 'quorum' fue del 69%, se deduce que Oughourlian, dueño del 29% del capital a través de Amber Capital, respaldó la destitución del mexicano, al que los nuevos accionistas próximos a Moncloa ni conocían.

La noche previa a la junta, Alcántara envió una carta a sus compañeros del consejo de administración en la que describe las presiones del inversor armenio, al tiempo que critica el rumbo de la empresa desde que fue nombrado presidente en diciembre de 2020 en otro golpe de mano que provocó la salida de Javier Monzón como presidente en contra del parecer de los Polanco —8% del capital—, de Qatar (5%) y del Banco Santander, que aún mantiene el 4%.

"La semana pasada, nuestro presidente Joseph Oughourlian me llamó pare decirme que, si no dimitía de mi cargo de consejero, tendrían que cesarme en la junta general. Le reiteré, como lo había hecho en ocasiones anteriores, que no veía razón fundada alguna para que yo renuncie a mi cargo en el consejo", argumenta el magnate latinoamericano en la misiva. "Lo que es nuevo es su manifestación de estos últimos días de que, si no acepto hacerlo voluntariamente, seré cesado en la junta, introduciendo un nuevo punto en el orden día, en cuya convocatoria, obviamente, no se había hecho ninguna consideración a este respecto", añade, adelantando lo que iba a suceder en el acto que tuvo lugar este martes.

Alcántara, que compró el 9,3% del capital de Prisa en 2014, incide en que "mi grupo invirtió en esta compañía 137 millones de euros y hemos perdido al valor actual 120 millones de euros, por lo que estoy tan interesado como el que más en su futuro". Por ello, explica que "estoy preocupado por la percepción que los mercados tienen de nuestra compañía", que en la última década ha tenido como accionistas de referencia a grandes empresas del Ibex, como Telefónica, BBVA, Santander y CaixaBank. Una presencia inusual que ponía en discusión la supuesta independencia de sus medios de comunicación.

"Mi grupo invirtió en esta compañía 137 millones"

"He tenido discrepancias con nuestro presidente en varias ocasiones, las cuales le he expresado. Creo que la desfavorable evolución de nuestro valor desde que él es presidente debe también hacernos reflexionar a todos sobre el estilo de gestión y gobernanza de nuestra sociedad", agrega Alcántara, en referencia a que la cotización de Prisa ha caído casi un 42% desde que Oughourlian provocó la destitución de Monzón y su nombramiento como presidente en la Navidad de 2020.

Improcedente

Alcántara apoya en la carta que los nuevos accionistas de Global Alconada, entre los que se encuentran Miguel Barroso, Miguel Contreras y Fernando Ocaña, empresarios afines al PSOE, tengan asiento en el consejo de administración tras la compra del 7%. "Creo que hay diversas vías para reacomodar la estructura y composición del consejo y que obtengan su representación", pero critica con dureza que se hiciera sin atenerse a "las buenas prácticas ni a las reglas de buen gobierno societario, en las que nuestra empresa debería aspirar a ser ejemplo".

Foto: Vista de la fachada del edificio de la sede en Madrid del Grupo Prisa. (EFE/Luca Piergiovanni)

"Solo serían reflejo de la incapacidad de diálogo constructivo y de formas de actuar improcedentes y totalmente inapropiadas en una sociedad como la nuestra, que dice defender valores totalmente contrarios a los que estas actuaciones significan", apostilla en un claro mensaje contra la política editorial de medios como 'El País' y Cadena SER, que suelen defender los principios de buen gobierno corporativo y equidad en las decisiones corporativas en defensa de los accionistas minoritarios.

El llamamiento de Alcántara a buscar una solución pactada no tuvo ningún efecto. Global Alconada, en coordinación con Amber Capital, votó a favor de su destitución, al tiempo que horas más tarde propuso la entrada en el consejo de Andrés Varela Fernández en representación de la sociedad que engloba a Contreras, Barroso y Ocaña, así como de Daniel Romero-Abreu y Alberto Knapp. La mayoría de ellos, cercanos a José Luis Rodríguez Zapatero y procedentes del universo Globomedia, la productora de televisión que fue accionista de La Sexta.

Posible incumplimiento

Por su parte, Oughourlian también recriminó por escrito a Alcántara su posición. En una misiva fechada el 28 de junio, el presidente de Prisa asegura que los accionistas en torno a Grupo Alconada tienen más derecho qué él a disponer de un consejero dominical y que le sugirió la renuncia voluntaria para evitar una situación "desagradable".

"Tras sondear cuál iba a ser la posición de algunos de los principales accionistas a dicha petición, y comprobar que el acuerdo tenía todas las probabilidades de ser aprobado en caso de ser planteado, me pareció conveniente comunicártelo con la finalidad de que tú valoraras la oportunidad de evitar una situación que resultará, sin duda, desagradable", afirma Oughourlian.

Además, el inversor afirma que no ve posible acomodar la petición de Alcántara de aumentar el número de consejeros dominicales: "La actual composición es correcta y plenamente acorde a los principios de buen gobierno corporativo, así como con lo dispuesto en el Reglamento de nuestro Consejo".

Y, por último, Oughourlian le recuerda su historial de asistencia a las reuniones del Consejo (6 de las 14 en 2020, 6 de las 10 de 2021 y 2 de las 4 de 2022), y le recrimina sus no comparecencias. "Tu reiterada ausencia a las reuniones del Consejo podría ser considerada como un incumplimiento de tus obligaciones como Consejero, por las que, además, recibes puntualmente una remuneración".

Joseph Oughourlian repitió este martes en la junta de accionistas de Prisa la misma táctica que una semana antes aplicó en Indra para quitarse de encima a uno de los consejeros díscolos con su presidencia. Como adelantó El Confidencial antes de la reunión anual con los dueños del grupo, el presidente de la editora de 'El País' y Cadena SER forzó la destitución de Roberto Alcántara, que ostenta un 5% de las acciones y que ha denunciado en una carta las presiones del inversor armenio para que renunciase de forma voluntaria. Alcántara tiene vínculos históricos con un grupo de accionistas que, en su conjunto, representa el 15% del capital.

Amber Capital Cadena SER Javier Monzón Noticias del Grupo Prisa PSOE
El redactor recomienda