Es noticia
Menú
Silken reduce un 30% su inyección de ayudas públicas y salva el golpe del covid
  1. Empresas
nueva financiación de cofides

Silken reduce un 30% su inyección de ayudas públicas y salva el golpe del covid

La buena evolución de la cadena hotelera durante el último año le ha permitido renunciar a la financiación de la SEPI y acogerse a Cofides, que le ha concedido 22,5 millones de euros

Foto: Hotel Silken Durango.
Hotel Silken Durango.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La historia de la cadena Silken durante los últimos dos años es como una carretera con curvas del País Vasco: un camino incierto y por momentos difícil que termina llevándote a algunas de las estampas más bonitas de la costa española.

Cuando estalló la pandemia, la hotelera vasca se vio frente a un puerto de montaña, con caídas de ingresos del 65% durante el primer año del covid y la proyección de que había que esperar hasta 2025 para volver a los niveles prepandemia.

Foto: Silken ha abierto este año El Pilar Andalucía, en Estepona.

Sobre estos números, la compañía solicitó ayuda a la SEPI en abril de 2021, una inyección que la entidad pública aprobó ocho meses después, en diciembre de 2021. Pero, para entonces, Silken había coronado el puerto y estaba empezando la bajada.

Este cambio de marchas ha permitido a la hotelera reducir más de un 30% la ayuda pública que finalmente ha necesitado, un fuerte ajuste que le ha llevado a renunciar a la financiación de SEPI para poder acogerse al Fondo de Recapitalización de Empresas afectadas por el covid de Cofides.

placeholder Silken ha abierto el Pilar Andalucía, en Benalmádena.
Silken ha abierto el Pilar Andalucía, en Benalmádena.

Fue el mes pasado cuando la cadena hotelera envió una carta a la SEPI comunicándole su renuncia a los dos préstamos a través de los cuales la entidad pública había acordado concederle 33 millones de euros.

Detrás de esta renuncia estaba el hecho de que la cadena había conseguido atravesar el desierto de la pandemia con mejores resultados de los que proyectó en la primavera de 2020 y, para cuando llegó el rescate de la SEPI, sus necesidades eran muy inferiores.

En mayo de 2021, el sector empezó a pisar el acelerador de la recuperación, una tendencia que ha permitido a Silken haber cerrado el mes pasado un 14% por encima de presupuesto, confiar en volver a beneficios este mismo ejercicio y recuperar los niveles precrisis en 2023, es decir, dos años antes de los números que hizo cuando acudió a la SEPI.

Silken pidió inicialmente a la SEPI 33 millones, pero finalmente solo va a necesitar 22,5

Ante este nuevo escenario, la compañía ha acudido a Cofides, sociedad público-privada que ha agilizado las concesión de ayudas a pymes, y ha terminado solicitando 22,5 millones, un listón mucho menor que le ha permitido salir del paraguas de la SEPI, que exige un mínimo de 25 millones. Junto a la de Silken, Cofides ha aprobado esta semana otras 13 financiaciones por un monto total de 104,8 millones.

Desde que estalló la pandemia, Silken ha pasado de contar con 24 hoteles a tener 28 establecimientos, a los que se suman otros siete en contrato de comercialización. De hecho, la cadena está inmersa en un ambicioso plan de crecimiento que la ha llevado a arrancar este ejercicio 2022 con la inauguración de dos nuevos establecimientos: Silken Axis Vigo y Silken Villa de Laguardia.

Durante este tiempo, la compañía ha llevado a cabo una renovación de marca ('rebranding'), se ha acogido a los ERTE y no ha repartido diviendos, palancas todas que, junto a la saneada posición financiera en la que estaba la compañía cuando estalló el covid, le han permitido dejar atrás las curvas y llegar a ver el mar.

La historia de la cadena Silken durante los últimos dos años es como una carretera con curvas del País Vasco: un camino incierto y por momentos difícil que termina llevándote a algunas de las estampas más bonitas de la costa española.

SEPI Pandemia Finanzas Hoteles
El redactor recomienda