Es noticia
Menú
Silken resurge como el ave fénix y suma seis hoteles en plena pandemia
  1. Empresas
plan de crecimiento

Silken resurge como el ave fénix y suma seis hoteles en plena pandemia

La cadena vasca estrenará el año con la apertura de un hotel en Laguardia, Álava, y otro en Vigo, Pontevedra. Además, en 2022 se despedirá de las pérdidas y en 2023 ganará dinero

Foto: Silken ha abierto este año El Pilar Andalucía, en Estepona.
Silken ha abierto este año El Pilar Andalucía, en Estepona.

Silken Hoteles sabe muy bien lo que son las crisis. La de hace una década la golpeó de lleno, debido a que uno de sus accionistas era el dueño del grupo inmobiliario Urvasco, cuyo concurso de acreedores cercenó el tamaño de la compañía, además de dejarla sin algunas de sus joyas, como el hotel Puerta de América, en Madrid, o el Gran Domine de Bilbao.

Pero, como el ave fénix, Silken ha sabido resurgir de sus cenizas y, con una pandemia de por medio incluida, ha vuelto a apostar por el crecimiento, como ha demostrado incorporando a su cartera dos nuevos establecimientos en pleno covid, el Gran Hotel Durango, en Vizcaya, y El Pilar Andalucía de Estepona, en Málaga.

Foto: Hotel Silken Puerta América (Foto: www.hoteles-silken.com)

Así, frente a los 24 establecimientos y 3.226 habitaciones con que contaba en marzo de 2020, cuando estalló la crisis del coronavirus, la cadena suma ya 26 hoteles que en apenas unos días serán 28, ya que Silken va a arrancar el nuevo año estrenándose en Laguardia (Álava), donde ha tomado las riendas del antiguo hotel Villa de Laguardia, mientras que en Galicia ha hecho lo propio con el Axis Vigo (Pontevedra).

Suma y sigue, porque también en este inminente 2022 inaugurará su segundo establecimiento en Estepona, al incorporar el Maravilla Palace Hotel Boutique, y en 2023 tiene ya asegurado un establecimiento en Playa de Aro (Girona), que actualmente se encuentra en construcción, y que llevará a Silken a contar con 30 hoteles bajo su gestión, seis más de los que tenía cuando estalló la pandemia.

placeholder Silken Durango.
Silken Durango.

Bajo el liderazgo de Javier Villanueva, como director general, y Amado Jiménez, como responsable de Recursos Humanos, Calidad y Comunicación, la compañía ha apostado por mantenerse fiel a su esencia de cadena urbana de cuatro estrellas, con establecimientos bien ubicados y enfocados al cliente de negocios, pero ampliando esta oferta con el componente de ocio.

Una estrategia que se ve respaldada por el auge del turismo nacional dentro de nuestras fronteras y la actividad de las pequeñas y medianas empresas, ya que muchas no pueden permitirse parar. "La gran empresa se ha empezado a mover después del verano un poco, pero el verano y los fines de semana han funcionado muy bien por ocio. Además, las pymes no han dejado de viajar demasiado", explica Jiménez.

Silken se mantiene fiel a su esencia de cadena urbana, pero combinando negocios y ocio

Apostar por el crecimiento no significa ser inmune a los efectos de la crisis del covid y, de hecho, Silken sufrió en 2020 una caída de las ventas del 70% respecto a 2019, que le llevó a arrojar unos números rojos de 17 millones de euros. Sin embargo, este ejercicio que está a punto de concluir ha recortado las pérdidas a apenas dos millones y prevé cerrar con unos ingresos de 50 millones de euros, en torno a la mitad de los números que alcanzó en 2019.

Con las tres incorporaciones previstas para 2022, la compañía espera recuperar más del 80% de las ventas prepandemia y dejar atrás las pérdidas para quedarse en 'break-even' (ni pierde, ni gana), con el horizonte de volver a las ganancias en 2023. Unos números que ya incluyen la devolución de los 15 millones de euros en créditos ICO que Silken pidió para combatir el covid.

placeholder Silken Las Palmas.
Silken Las Palmas.

Con dos hoteles en Barcelona (Silken Ramblas y Silken Sant Gervasi) y uno en Madrid (Silken Puerta Madrid), entre sus prioridades está seguir creciendo en estos destinos, especialmente en la capital, donde confía en tener novedades pronto, además de estar ultimando el salto internacional, con su desembarco en el norte de África.

En esta nueva etapa, la cadena, que presume de ser la única gran hotelera con sede en País Vasco, quiere apoyarse mucho en la imagen de marca y, para ello, se ha hecho con el patrocinio del Alavés y ha sometido todos sus establecimientos a un 'rebranding'. "Silken pasa a ser el nombre, en lugar del apellido, sin perder por ello de vista la personalidad de cada hotel", explica Jiménez.

Con 17 hoteles en alquiler y nueve en gestión, los planes de Silken pasan por seguir creciendo en gestión y, sin llegar a ser una cadena de sol y playa, sí que cada vez quiere abrirse más a destinos vacacionales, como ha puesto de manifiesto con su apuesta por Playa de Aro, o con las negociaciones que mantiene para hacerse con un establecimiento en gestión en Puerto de La Cruz, en Tenerife, que se sumará a los dos que ya tiene en las Islas Canarias.

Silken Hoteles sabe muy bien lo que son las crisis. La de hace una década la golpeó de lleno, debido a que uno de sus accionistas era el dueño del grupo inmobiliario Urvasco, cuyo concurso de acreedores cercenó el tamaño de la compañía, además de dejarla sin algunas de sus joyas, como el hotel Puerta de América, en Madrid, o el Gran Domine de Bilbao.

Hoteles Pandemia ICO
El redactor recomienda