Es noticia
Menú
La tubería del crédito empresarial se atasca por la guerra y la lentitud de los fondos UE
  1. Empresas
FINANCIACIÓN

La tubería del crédito empresarial se atasca por la guerra y la lentitud de los fondos UE

Los bancos reconocen que los empresarios están paralizando decisiones de inversión en el entorno actual, pero esperan que muchas se reactiven durante el segundo semestre

Foto: La vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, junto al gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. (EFE/Mariscal)
La vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, junto al gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. (EFE/Mariscal)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Alerta en el sector financiero por el atasco en la financiación empresarial. Los banqueros han puesto el grito en el cielo por el frenazo que se ha registrado en el primer trimestre en la firma de créditos a largo plazo. Los números avalan esta tesis. En 2021, 20,6% de cada euro que salió de los bancos con destino a empresas fue a plazos superiores a un año. Este porcentaje ha caído hasta el 17,5% en los tres primeros meses de 2022, según cifras del Banco de España.

El primero en avisar de ello ha sido el consejero delegado de Banco Sabadell, César González-Bueno, en unas jornadas financieras organizadas por el IESE y EY: "La actividad en empresas está funcionando muy bien en financiación del circulante, que ha crecido un 30%, que compensa la caída en la deuda a largo plazo. Se están desaprovechando los fondos europeos". La entidad catalana es una de las que más cuota de mercado tiene en el negocio de empresas en España, con especial concentración en pymes.

Foto: Anuncios de pisos y casas en venta y alquiler en el escaparate de una inmobiliaria, en Madrid. (EFE/Zipi)

Otros bancos consultados por este medio constatan esta tendencia y añaden un factor que justificaría este frenazo: la incertidumbre provocada por la guerra de Ucrania, la inflación y la crisis de suministros.

Este entorno es el que lleva a banqueros como Ana Botín (Santander), Carlos Torres (BBVA) y González-Bueno a reclamar una aceleración de la distribución de los fondos europeos, en la que se ofrecen a participar. Con los datos hasta el 28 de febrero, las administraciones públicas habían licitado algo menos de 5.000 millones de euros de estos fondos —lejos de los 140.000 millones—, y la mayor parte de estos recursos se pusieron en marcha a través de empresas públicas con una presencia mayoritaria de ADIF, como publicó este medio.

Optimismo

Las fuentes consultadas son optimistas de cara al segundo semestre por dos motivos. El primero, porque, aunque vayan lentos, hay perspectivas de que se vayan desatascando algunos de los primeros proyectos de los fondos europeos. Y el segundo es la perspectiva de que suban los tipos de interés, lo que podría llevar a muchas empresas a cerrar financiaciones cuanto antes.

Esta tendencia difiere de la del negocio hipotecario, que registró en el primer trimestre un periodo récord antes de la explosión de la crisis del ladrillo, en 2010. Al igual que puede ocurrir con las empresas en el segundo semestre, muchas familias han acelerado la petición de estos préstamos para esquivar la subida de tipos.

"El 'confirming' y el 'factoring' están desbocados", señala un banquero

Un banquero especializado en empresas explica a este medio que, lejos del frenazo, "el 'confirming' y el 'factoring' están desbocados, y hay mucho proyecto a largo plazo identificado a la espera de los fondos europeos, que empezará a madurarse en los próximos meses".

Dichas fuentes explican que los sectores que más negocio están dando a las entidades son las electrointensivas, en busca de nuevas inversiones con las que rebajar su factura, y el sector turístico, "que ha retomado inversiones que tenían paradas desde el covid". Por el contrario, los sectores ligados al transporte son los que más proyectos de inversión han paralizado.

Uno de los factores que puede justificar esta tendencia son las nuevas líneas ICO (Instituto de Crédito Oficial) que las entidades comenzarán a desplegar de 10.000 millones que el Gobierno activó ante la inflación, destinadas a sectores como el transporte. También influye el final de los periodos de carencia de los ICO que se concedieron en 2020, que hace a los bancos más reticentes a cerrar financiaciones.

Alerta en el sector financiero por el atasco en la financiación empresarial. Los banqueros han puesto el grito en el cielo por el frenazo que se ha registrado en el primer trimestre en la firma de créditos a largo plazo. Los números avalan esta tesis. En 2021, 20,6% de cada euro que salió de los bancos con destino a empresas fue a plazos superiores a un año. Este porcentaje ha caído hasta el 17,5% en los tres primeros meses de 2022, según cifras del Banco de España.

Banca
El redactor recomienda