Es noticia
Menú
Potanin, Abramovich... La mitad de los oligarcas más ricos de Rusia sigue sin sanciones
  1. Empresas
SOLO 3 SANCIONADOS POR UK, UE Y EEUU

Potanin, Abramovich... La mitad de los oligarcas más ricos de Rusia sigue sin sanciones

Las 20 mayores fortunas del país sumaban antes de la guerra más de 200.000 M. Ahora, cuatro de los cinco magnates más ricos siguen sin sufrir el látigo económico de Occidente

Foto: Magnates rusos: Gennady Timchenko y Vladimir Potanin (Reuters)
Magnates rusos: Gennady Timchenko y Vladimir Potanin (Reuters)

200.000 millones de dólares sumaban las 20 mayores fortunas de Rusia hace poco más de un mes, según un análisis de Bloomberg. Ahora, los oligarcas rusos, como se llama al selecto grupo de personas con gran poder y dinero cercanas a Putin, sufren el aislamiento internacional y la presión económica de Occidente por la invasión de Ucrania. Al menos hasta diez de ellos, entre los que figuran Mikhail Fridman, accionista principal de los supermercados DIA, o Roman Abramovich, el dueño del Chelsea FC.

Sin embargo, la aplicación de las sanciones ha sido dispar -desde la mitad de los magnates bloqueados por Reino Unido, hasta los cuatro sancionados por Estados Unidos-, con lo que aún quedan diez oligarcas sin castigar. Cuatro de ellos, entre los cinco más ricos del grupo de multimillonarios de la 'era Putin': Vladímir Potanin, Leonid Mikhelson, Vladímir Lisin y Vagit Alekperov. Situación que deja sin restricciones legales a varias figuras poderosas y con intereses clave en los mercados globales.

Foto: Roman Abramovich. (Getty/Clive Mason)

¿El más rico de todos ellos? Vladímir Potanin, presidente de Oneximbank y dueño del complejo minero de níquel de Norilsk, cuya riqueza de 30.000 millones de dólares continúa sin verse afectada por el látigo de Occidente. En el lado contrario, el accionista principal de Severstal, la cuarta acerera más grande del país, Alexey Mordashov, cuyos activos fueron congelados por la Unión Europea cuatro días después de los ataques rusos a Ucrania, y por Reino Unido dos semanas después.

Otros oligarcas que han escapado a las sanciones son Vagit Alekperov, el presidente de la petrolera rusa Lukoil, o Leonid Mikhelson, CEO y accionista mayoritario de la gasística Novatek. Ambos, con importantes participaciones en empresas cotizadas que operan en un entorno empresarial ruso muy politizado.

No obstante, entre las figuras más mediáticas han destacado dos. La primera, el propietario del Grupo DIA. Hasta la guerra, la fortuna de Fridman ascendía a 14.000 millones de dólares. Tras las sanciones de Reino Unido y la UE, el magnate aseguraba en una entrevista con Bloomberg que "no sabía cómo vivir" su nueva realidad. El multimillonario, que reside en UK, tiene una asignación de unos 3.000 euros mensuales y necesita una licencia para gastar dinero, lo que le podría llevar a enfrentarse verse sin efectivo, ya que sus tarjetas bancarias están congeladas en el país liderado por Boris Johnson.

Foto: El multimillonario ruso Roman Abramovich. (Reuters/Andrew Winning) Opinión

¿La segunda? Abramovich, que ha ejercido un rol activo en las negociaciones entre Rusia y Ucrania por la paz, y que actualmente sufre el aislamiento de Reino Unido. País que ha congelado sus activos y le ha prohibido realizar transacciones con residentes y empresas del país, así como le ha vetado la posibilidad de viajar. En ese contexto, el propietario del Chelsea se ha visto obligado a poner en venta el club inglés y algunos de sus activos inmobiliarios en Londres, incluida su mansión de cinco dormitorios en Kensington Palace Gardens, valorada en 180 millones de euros.

"Esto nunca ha ido de negocios o de dinero, sino de amor y pasión por el deporte y por el club. He pedido a mi equipo que abra una obra benéfica y que todos los beneficios de la venta irán destinados a las víctimas de la guerra en Ucrania", decía entonces Abramovich.

En cuanto a por qué unos magnates han entrado en la lista y otros no, el director de la unidad de sanciones del Tesoro de EEUU hasta mayo de 2018 ofrece una respuesta: "Hay razones para perseguir a algunos oligarcas y hay razones para mantener a algunos pendientes", dice John Smith. "Puede ser porque no se cree que estén cerca de la toma de decisiones del Kremlin o porque pueden ser demasiado difíciles de sancionar en un inicio y los gobiernos quieren desarrollar un plan antes de apretar el gatillo".

200.000 millones de dólares sumaban las 20 mayores fortunas de Rusia hace poco más de un mes, según un análisis de Bloomberg. Ahora, los oligarcas rusos, como se llama al selecto grupo de personas con gran poder y dinero cercanas a Putin, sufren el aislamiento internacional y la presión económica de Occidente por la invasión de Ucrania. Al menos hasta diez de ellos, entre los que figuran Mikhail Fridman, accionista principal de los supermercados DIA, o Roman Abramovich, el dueño del Chelsea FC.

Millonarios Noticias de Rusia Conflicto de Ucrania Crisis EEUU-Rusia
El redactor recomienda