Es noticia
Menú
El Gobierno ofrece a Telefónica y La Caixa crear un núcleo duro en Indra
  1. Empresas
adquirir entre un 5 y un 10%

El Gobierno ofrece a Telefónica y La Caixa crear un núcleo duro en Indra

Pedro Sánchez ha planteado a Pallete y a Fainé tomar una participación en el capital de la empresa de defensa y tecnología que se considera estratégica para el Estado

Foto: Sede corporativa de Indra en Barcelona. (Grupo Castellví)
Sede corporativa de Indra en Barcelona. (Grupo Castellví)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Indra se ha convertido en empresa esencial para el Gobierno de Pedro Sánchez. Después de cambiar el pasado año al presidente con la oposición de buena parte del consejo de administración y de anunciar el pasado 22 de febrero la compra de un 10% adicional del capital, hasta alcanzar el 28% del accionariado, el Ejecutivo del mandatario socialista ha propuesto a Telefónica y a Criteria Caixa tomar una participación en el capital para formar un núcleo duro que permita tomar el control ejecutivo y poner en marcha un plan estratégico centrado en el sector aéreo y de defensa.

Según fuentes próximas a las conversaciones, Moncloa ha ofrecido a Telefónica y al brazo financiero de La Caixa adquirir entre un 5 y un 10% del capital de Indra cada uno para que, sumado al 28% que quiere controlar a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), sume una participación suficiente para nombrar a Marc Murtra presidente ejecutivo. Murtra sustituyó el pasado verano a Fernando Abril-Martorell a propuesta del organismo público, pero solo como presidente institucional, sin capacidad de gestión, ante la rebelión de varios consejeros independientes.

Foto: Sede de Indra en Madrid. (Indra)

El Gobierno comunicó el pasado 22 de febrero la intención de aumentar su presencia en el capital de Indra desde el 18% actual hasta el 28%, un anuncio nada común, ya que podría encarecer el precio de las acciones. El Ejecutivo explicó que su decisión “responde al renovado compromiso del Estado con una compañía que recientemente ha asumido retos de especial trascendencia para los intereses de nuestro país y de nuestros aliados más cercanos”. En especial, con la industrial civil y militar vinculada al programa europeo Futuro Sistema Aéreo de Combate (FCAS), auspiciado por Alemania y Francia, que ahora ha tomado mayor relevancia tras el ataque de Rusia a Ucrania, ya que se prevé un aumento considerable de la inversión en armamento en el mundo.

Pero, incluso con el 28% en sus manos, el Gobierno no puede imponer a Murtra como presidente ejecutivo. Sobre el papel, ese paquete solo le daría derecho a tener tres consejeros de un total de 12 miembros. Por ello, necesita el apoyo de otros aliados que le permitan sumar una participación global suficiente para dar todo el poder al hombre del PSOE y cambiar la estructura directiva del grupo. Tras la destitución de Abril-Martorell, las funciones ejecutivas se las reparten dos consejeros delegados, Ignacio Mataix y Cristina Ruiz, una bicefalia inaudita en una empresa del Ibex 35.

Foto: José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica. (EFE/Víctor Lerena)

Según estas fuentes, Murtra ha tenido ya reuniones directas y por separado con José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, e Isidre Fainé, máximo responsable de CriteriaCaixa, De momento, todas las opciones están abiertas, sin que las partes hayan tomado decisión alguna. No obstante, se esperan novedades a corto plazo. La intención de Murtra es alcanzar un acuerdo antes de la próxima junta general de accionistas, que previsiblemente se celebrará el próximo mes de junio. El anuncio de la junta se debe hacer al menos un mes antes, por lo que las negociaciones deberían acelerarse en las próximas semanas en un sentido o en otro.

Foto: El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. (EFE/Víctor Lerena)

Fuentes oficiales de CriteriaCaixa han declinado hacer comentarios sobre esta información ni precisar si Fainé ha mantenido encuentros con Murtra y Pallete. Desde Telefónica, admiten los contactos mantenidos con Indra, pero matizan que la oferta se ha descartado y, de momento, no existe interés por tomar ninguna participación.

Los dos dirigentes de la operadora y la caja catalana tienen una relación muy próxima, hasta el punto de que Fainé es vicepresidente de la primera, en representación de CriteriaCaixa y CaixaBank —entre las dos suman cerca de un 6% de Telefónica— y Pallete acaba de ser nombrado por Fainé patrono de la Fundación Bancaria la Caixa en sustitución de César Alierta.

Telefónica ya ha estado presente en el capital de Indra. En 2015, la operadora, en ese momento presidida por Alierta y con Pallete de consejero delegado, tomó el 3% del accionariado y compró opciones para llegar hasta el 6%. Una inversión, aconsejada por el Gobierno, que el mercado no entendió como estratégica para la compañía, pero que tenía como objetivo principal proteger al grupo de defensa del interés de un fondo oportunista —Hanson— por adquirir un paquete relevante. Aquella incursión quedó en nada. No llegó a hacerse con el 6% prometido y vendió en mercado las acciones que había comprado previamente.

Indra se ha convertido en empresa esencial para el Gobierno de Pedro Sánchez. Después de cambiar el pasado año al presidente con la oposición de buena parte del consejo de administración y de anunciar el pasado 22 de febrero la compra de un 10% adicional del capital, hasta alcanzar el 28% del accionariado, el Ejecutivo del mandatario socialista ha propuesto a Telefónica y a Criteria Caixa tomar una participación en el capital para formar un núcleo duro que permita tomar el control ejecutivo y poner en marcha un plan estratégico centrado en el sector aéreo y de defensa.

Isidre Fainé Fernando Abril-Martorell Moncloa José María Álvarez Pallete
El redactor recomienda