Es noticia
Menú
Prisa acuerda con Pimco, Deutsche y Angelo alargar su deuda sin ampliar capital
  1. Empresas
REFINANCIA HASTA 2027

Prisa acuerda con Pimco, Deutsche y Angelo alargar su deuda sin ampliar capital

La compañía amplía el vencimiento de sus 855 millones de pasivo hasta 2027 y descarta la necesidad de emitir nuevas acciones para reforzar el patrimonio negativo consolidado

Foto: Vista de la fachada del edificio de la sede en Madrid del Grupo Prisa. (EFE/Luca Piergiovanni)
Vista de la fachada del edificio de la sede en Madrid del Grupo Prisa. (EFE/Luca Piergiovanni)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Prisa ha obtenido un nuevo balón de oxígeno para alargar cinco años la devolución de la deuda de 855 millones de euros que arrastra desde hace más de una década. La compañía editora de ‘El País’ y Cadena SER ha llegado a un principio de acuerdo con Pimco, Angelo Gordon y Deutsche Bank, sus tres principales acreedores, para refinanciar su pasivo sin necesidad de ampliar capital, como le ocurrió en las dos últimas veces en que tuvo que pedir un rescate a los accionistas.

Según han confirmado varias fuentes financieras próximas a las conversaciones, Prisa ha propuesto a sus acreedores ampliar desde 2025 a 2027 el vencimiento de los 855 millones que aún adeuda. Aunque al grupo de medios aún le quedaban tres años para atender sus obligaciones bancarias, ya el próximo año tenía que devolver cerca de 140 millones y, sobre todo, cumplir con una ratio de deuda sobre beneficio operativo o ebitda que ahora mismo se presumía complicada.

Por ello, Prisa llamó a sus acreedores en el último trimestre del pasado año para renegociar las condiciones de su pasivo. Las conversaciones están muy avanzadas y existe ya un acuerdo inicial entre las partes, a expensas de convencer a BNP Paribas, uno de los acreedores históricos y que más problemas han puesto para extender la refinanciación. La compañía quiere estructurar toda la deuda en tres tramos, uno denominado supersénior, que sería el primero en cobrar en caso de insolvencia futura, otro sénior y otro subordinada, de menor rango.

Foto: Imagen de archivo del presidente de Telefónica, César Alierta (i), estrechando la mano al presidente del grupo Prisa, Juan Luis Cebrián. (EFE)

Del primero, los mayores acreedores son Pimco, que compró 250 millones del crédito en manos de HSBC el pasado año, y Angelo Gordon, un 'hedge fund' que lleva más de cinco años en el balance de Prisa y que lideró alguna de las dos reestructuraciones anteriores, cuando el grupo estaba en causa de disolución. Del segundo, el máximo responsable es Deutsche Bank, que también ha dado su autorización para alargar los vencimientos hasta 2027.

La diferencia de las negociaciones actuales respecto de las previas —la última se firmó en diciembre de 2020— es que en la compañía de medios y de libros la deuda cotiza a la par, sin descuento, por lo que no necesita una inyección de capital, como sucedió cuando los principales bancos de España vendieron sus préstamos al 50% de su valor nominal. Según estas fuentes, en las conversaciones con los acreedores, Prisa se ha comprometido a no hacer ninguna emisión adicional de acciones al estimar que lo necesita. Entre 2018 y 2019, la editora pidió más de 750 millones a sus accionistas para sobrevivir.

Esta decisión es clave porque no provocará una nueva dilución entre sus principales inversores, como Amber Capital (29,9%), Vivendi (9,9%), Telefónica (9%) y la familia Polanco (8%), entre otros. Una nueva suscripción de capital hubiera supuesto un nuevo castigo para estos accionistas y hubiera puesto de nuevo en un compromiso a la compañía de telecomunicaciones, cuya vinculación con Prisa le genera conflictos de interés desde el punto de vista mediático y tensión en el consejo de administración por las derivadas políticas con el Gobierno.

Foto: EC.

Además, hubiera alterado de forma significativa el núcleo duro de accionistas, ya que Amber Capital, en el caso de que otros inversores no suscribieran su parte proporcional, podría superar el umbral del 30% del capital, límite a partir del cual estaría obligado a lanzar una opa por el 100% de las acciones, ecuación que no entra en los planes de Joseph Oughourlian, primer ejecutivo del fondo de capital riesgo y presidente actual de Prisa.

Según otras fuentes, los resultados de cierre de 2021 van a ser mejores de los previstos inicialmente. Se calcula una mejora del ebitda hasta superar los 100 millones, frente a los 90 que se estimaban meses atrás.

Prisa ha obtenido un nuevo balón de oxígeno para alargar cinco años la devolución de la deuda de 855 millones de euros que arrastra desde hace más de una década. La compañía editora de ‘El País’ y Cadena SER ha llegado a un principio de acuerdo con Pimco, Angelo Gordon y Deutsche Bank, sus tres principales acreedores, para refinanciar su pasivo sin necesidad de ampliar capital, como le ocurrió en las dos últimas veces en que tuvo que pedir un rescate a los accionistas.

Amber Capital BNP Paribas HSBC Noticias del Grupo Prisa
El redactor recomienda