El CEO de BBVA gana el pulso: comprará la mitad de Garanti por lo que costaba Sabadell
  1. Empresas
OPA

El CEO de BBVA gana el pulso: comprará la mitad de Garanti por lo que costaba Sabadell

BBVA tuvo a tiro quedarse Banco Sabadell por una valoración de 2.500 millones de euros, poco más de lo que costará ahora la opa por el 50% de su filial turca

Foto: Carlos Torres (i) y Onur Genç (d), presidente y CEO de BBVA, respectivamente. (EFE)
Carlos Torres (i) y Onur Genç (d), presidente y CEO de BBVA, respectivamente. (EFE)

Hace justo un año —lunes 16 de noviembre—, BBVA anunciaba una operación que nadie esperaba: la venta de su filial de Estados Unidos por 9.700 millones de euros. Lo que 'a priori' tenía que ser una ventaja, tener las arcas llenas, se convirtió pronto en un problema por el debate de dónde destinarlo. Durante este año, no ha habido una presentación ante inversores o un informe de analistas en el que no se haya discutido esta cuestión, que finalmente se ha inclinado del lado preferido del consejero delegado de la entidad, el turco Onur Genç.

Así, la entidad vasca ha anunciado este lunes que lanza una opa (oferta pública de adquisición) por el 50,15% que no controla de su filial turca Garanti, por un precio máximo de 25.697 millones de liras turcas (en torno 2.249 millones de euros).

Esta operación, junto a la recompra de acciones del 10% de capital, supone gastar la mayor parte del excedente de solvencia que supuso la venta de la filial norteamericana.

Foto: Sede corporativa del BBVA en Madrid. (EFE/Emilio Naranjo)

El consejo de BBVA resuelve así un debate que estuvo al rojo vivo hace un año cuando negoció la compra de Banco Sabadell. Parte del equipo de la entidad apostaba por responder así a la compra de Bankia por parte de CaixaBank y consolidarse como segundo banco de España y entrar en Reino Unido, reduciendo la dependencia de los países emergentes.

Entre los altos directivos que no vieron clara la operación destaca Genç, que siempre ha visto una opción más clara en la posible opa por el 100% de Garanti. Fue el turco quien fue el primero en rebajar el optimismo sobre la compra de Sabadell y siempre ha recaído sobre sus hombros la defensa de la filial otomana a pesar de las incertidumbres geopolíticas y los persistentes desplomes de la lira.

¿Oportunidad perdida?

Preguntado por ello recientemente, Genç defendía que los impactos en la cotización de BBVA por su exposición turca "no son entendibles" por los buenos "fundamentales" de su filial y porque su exposición allí es muy baja frente a toda la capitalización del grupo: 2.000 millones —que ahora aumentarán— frente a los 40.000 a los que cotiza el grupo.

Se da la casualidad de que el importe —máximo— que apuesta BBVA por Turquía es lo que le hubiera costado integrar entonces Banco Sabadell. Los dos españoles rompieron las negociaciones tras una oferta a la baja de la entidad presidida por Carlos Torres, que hubiera dado una acción de BBVA por cada nueve del grupo catalán, valorándolo en entre 2.200 y 2.300 millones. Por su parte, el grupo presidido por Josep Oliu exigía un reparto de una a ocho, lo que suponía tasar la entidad en más de 2.500 millones de euros.

Foto: Imagen: Sergio Beleña.

Desde entonces, la cotización de Sabadell se ha disparado más de un 60% y su valor en bolsa alcanza ya los 3.750 millones. Además, la entidad catalana ha conseguido que vuelva a beneficios su filial británica TSB y ha rechazado una oferta que la valoraba en 1.200 millones. Y, aunque la opción de una fusión sigue abierta, ya que esta hubiera sido con canje de acciones, Sabadell ha renovado por el camino su equipo gestor con el mandato de generar valor y descartar posibles operaciones corporativas.

Uno de los argumentos a favor de apostar por Turquía es que, aunque tenía casi un 50% del capital, el BCE ya le obligaba a computar como activos ponderados por riesgo (denominador de la ratio de capital) un mayor porcentaje de sus créditos turcos. Por ello, aunque el potencial precio de compra sea de 2.250 millones, el impacto en capital sería de unos 1.400 millones. Es decir, que optimiza el uso de capital del grupo.

Aun así, la entidad vasca —que ha arrancado la sesión con caídas de más del 5%— tendrá que explicar ante el mercado y el supervisor por qué apuesta por un mercado inestable geopolíticamente como el turco, que pasará a tener casi el mismo peso que el español. Y también tendrá que explicar ante accionistas por qué dejó pasar el tren de Sabadell para centrarse en Garanti.

Cataluña
El redactor recomienda