Volvo rebaja el optimismo con su debut en la Bolsa de Estocolmo y aplaza un día su salto
  1. Empresas
Debutará en el rango bajo

Volvo rebaja el optimismo con su debut en la Bolsa de Estocolmo y aplaza un día su salto

Volvo saltará al parqué bursátil tres años después de cancelar su salida por la guerra comercial entre Estados Unidos, China y Europa

Foto: Exposición de Volvo. (Reuters)
Exposición de Volvo. (Reuters)

Volvo quiere debutar con buen pie en la Bolsa de Estocolmo. El fabricante de automóviles sueco ha decidido debutar en el mercado en el rango bajo de precios y ha aplazado un día su desembarco bursátil, al viernes, con el objetivo de atraer un mayor apetito por parte de los inversores, según el Financial Times.

El fabricante sueco, propiedad del grupo chino Geely, debutará a un precio de 53 coronas suecas por acción, lo que le otorgará una capitalización de mercado de unos 15.500 millones de euros. Por tanto, Volvo Cars pretende recaudar cerca de 2.000 millones de euros con su desembarco bursátil. Cifra por debajo de sus expectativas iniciales ya que tenía previsto lograr alrededor de 2.500 millones.

El grupo Geely ha decidido que, tras la rebaja de las previsiones, no ejercerá su opción que le hubiese permitido que la colocación fuese mayor ya que podía agregar alrededor de una quinta parte del capital adicional. Por su parte, el consejero delegado de Volvo, Hakan Samuelsson, tiene previsto comprar 471.698 acciones de la empresa, por un total de 25 millones de coronas (2,5 millones de euros).

Foto: Un coche de Volvo Cars. (Reuters)

El desembarco de Volvo se produce tres años después de que se viera obligado a cancelar su salto al parqué debido a la guerra comercial que se produce entre Estados Unidos, Europa y China. El motivo esgrimido por la futura cotizada fue las reticencias que suscitó por parte de muchos inversores hacia Pekín y, también, por los fabricantes de automóviles tradicionales ahora que gana terreno una movilidad mucho más sostenible.

La apuesta por los automóviles eléctricos ha provocado que Volvo Cars tenga una valoración menor que Polestar, la apuesta por vehículos verdes lanzada por el fabricante sueco. La firma se prevé que cotice el próximo año a través de una SPAC y tenga una valoración de 17.200 millones de euros. Todo ello, pese a que Pollestar solo vendió 10.000 unidades frente a las 662.000 comercializadas por Volvo.

Salidas a bolsa