Acciona ofrece a la Marina de Valencia una residencia de estudiantes de 454 habitaciones
  1. Empresas
EDIFICIO DE LOS 'DOCKS'

Acciona ofrece a la Marina de Valencia una residencia de estudiantes de 454 habitaciones

El proyecto está sobre la mesa del ayuntamiento y de la Generalitat: una residencia sobre el edificio en desuso de los 'docks', que podría albergar también espacios públicos y culturales

Foto: El edificio de los 'docks', en la Marina de Valencia.
El edificio de los 'docks', en la Marina de Valencia.

Es uno de los diamantes en bruto de la Marina de Valencia y su fachada marítima. El edificio de los 'docks', un viejo inmueble portuario de ladrillo cara vista con nivel 2 de protección patrimonial que lleva cerrado desde 2016, cuando su último inquilino, una discoteca, echó la persiana. El edificio, de planta baja y una sola altura, formaba parte de una concesión pública que tenía al Grupo Romeu de titular y que fue rescatada en 2018 con el fin de incorporarlo al consorcio gestor de la Marina para buscarle nuevos usos compatibles con el proyecto de regeneración del entorno urbano que nació de las obras de transformación con motivo de la America's Cup.

Antes de ese movimiento, el Ayuntamiento de Valencia rechazó la propuesta del grupo de Singapur ARC Resorts para reconvertirlo en un hotel de lujo con casino. La idea fue descartada, entre otras razones, porque los promotores pedían un cambio en la fiscalidad y ley del juego valencianas con el fin de poder operar. Los vínculos de los inversores con sociedades en las Islas Caimán tampoco ayudaron a la hora de convencer a las autoridades.

Más de dos años después de recuperar la concesión, los 'docks' siguen cerrados y sin usos a la vista. Pero no es por falta de novios. Acciona Inmobiliarias presentó hace varios meses al consorcio de la Marina un proyecto para rehabilitarlo y transformarlo en una residencia de estudiantes con 475 habitaciones, añadiendo a la construcción actual tres plantas más, tal como permite el planeamiento urbanístico. El proyecto, una inversión millonaria con un diseño del despacho Quino Bono Arquitectos (QBA), busca aprovechar el atractivo de la ciudad para estudiantes de todo el mundo y también el emplazamiento en un espacio privilegiado. Valencia con su sistema universitario se ha convertido en uno de los destinos preferidos por los Erasmus europeos. Al tratarse de una residencia estudiantil, encaja en la planificación, que no permite la construcción de viviendas.

placeholder Figuración de la residencia de estudiantes de Acciona sobre el edificio de los 'docks' en Valencia.
Figuración de la residencia de estudiantes de Acciona sobre el edificio de los 'docks' en Valencia.

La iniciativa, muy trabajada y con datos económicos y de inversión definidos, está encima del Consorcio Valencia 2007 que dirige Vicent Llorens, el órgano gestor del espacio urbano y de la dársena interior en el que participan el ayuntamiento y la Generalitat. El Ministerio de Hacienda también tiene una participación, pero está tramitando su salida una vez asumidos los más de 320 millones de la deuda pendiente de pago al Instituto de Crédito Oficial por los costes derivados de las obras en 2006 de la America's Cup.

Dos años buscando ideas

El consorcio de la Marina de Valencia recibió el edificio de los 'docks' con el fin de integrarlo en el proyecto de regeneración de la fachada marítima. Para ello, creó un grupo de expertos para generar ideas sobre la base de aprovechar el inmueble para usos culturales y de corte metropolitano, es decir, capaz de atraer visitantes más allá de los Poblados Marítimos. Sin embargo, dos de las opciones que se llegaron a barajar, el Caixa Fórum y la ampliación del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), se ubicaron finalmente en el Ágora de la Ciudad de las Ciencias y en las naves del Parque Central de Valencia. Ahora mismo, se desconoce si existen otras iniciativas para los 'docks'. La idea del consorcio era que la infraestructura que se crease sirviese para mejorar la conexión entre el distrito marítimo y la ciudad, que pudieran convivir usos bajo un mismo concepto y con movimiento durante todo el año y que hubiera por la parte privada al menos una cofinanciación.

Una opción para unificar propuestas de inversión y usos ciudadanos sería condicionar los pliegos de una futura nueva concesión a la reserva en el edificio de espacios públicos y de uso cultural en el proyecto de la residencia estudiantil que ha planteado Acciona. La promotora tendría que pujar, en cualquier caso, en un concurso público para sacar adelante su propuesta.

Es uno de los diamantes en bruto de la Marina de Valencia y su fachada marítima. El edificio de los 'docks', un viejo inmueble portuario de ladrillo cara vista con nivel 2 de protección patrimonial que lleva cerrado desde 2016, cuando su último inquilino, una discoteca, echó la persiana. El edificio, de planta baja y una sola altura, formaba parte de una concesión pública que tenía al Grupo Romeu de titular y que fue rescatada en 2018 con el fin de incorporarlo al consorcio gestor de la Marina para buscarle nuevos usos compatibles con el proyecto de regeneración del entorno urbano que nació de las obras de transformación con motivo de la America's Cup.

Valencia Acciona Inmobiliaria
El redactor recomienda