Menéndez gana poder frente a Azuaga en Unicaja Banco con el apoyo de Medel
  1. Empresas
CON EL APOYO DE MEDEL

Menéndez gana poder frente a Azuaga en Unicaja Banco con el apoyo de Medel

El consejo de la entidad aprobó con una votación dividida dar al consejero delegado asturiano una de las funciones en principio previstas para el presidente andaluz

Foto: Manuel Azuaga (i), presidente de Unicaja, y Manuel Menéndez, consejero delegado. (EC)
Manuel Azuaga (i), presidente de Unicaja, y Manuel Menéndez, consejero delegado. (EC)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Manuel Menéndez se hace fuerte en los primeros consejos de la nueva Unicaja Banco. El consejero delegado procedente de Liberbank ha ganado competencias frente al presidente, Manuel Azuaga, en las primeras reuniones de la nueva entidad, cuya fusión se cerró a finales de julio. En concreto, el banquero asturiano ha conseguido que pase a depender de él Planificación Estratégica y Presupuestación, un área que en principio iba a depender del primer ejecutivo de la entidad.

Esta decisión se tomó sin consenso en el primer consejo de administración de la entidad, el pasado 6 de agosto. Así, Menéndez habría logrado estas nuevas funciones gracias a los consejeros de la Fundación Unicaja, según diversas fuentes financieras consultadas por El Confidencial. Desde Unicaja y la Fundación Unicaja, no hicieron comentarios.

La dirección de Estrategia era una de las tres que inicialmente iban a depender de la mano derecha de Azuaga, Isidro Rubiales, junto a Control y Relación con los Supervisores.

Foto: Manuel Azuaga (i), presidente de Unicaja, y Manuel Menéndez, CEO de Liberbank. (EC)

Las mismas fuentes explican que la propuesta fue hecha por uno de los consejeros independientes procedentes de Liberbank, Jorge Delclaux. Añaden que lo apoyaron los seis consejeros que llegaron de Liberbank —Menéndez, Delclaux, Felipe Fernández (Cajastur), Ernesto Tinajero (dominical), David Vaamonde (Oceanwood) y María Luis Garaña (independiente)— y tres de los cuatro representantes de la Fundación Unicaja, que preside Braulio Medel.

Unicaja Banco y Liberbank firmaron su fusión con un reparto de poder del 59,5% de la nueva entidad para los malagueños y del 40,5% para los asturianos. El consejo se repartió en 15 asientos, de los que nueve fueron a parar a miembros del antiguo consejo de Unicaja, y seis a los de Liberbank.

De este modo, la fundación malagueña, máximo accionista histórico de la entidad, fue la que inclinó la balanza, lo que según las fuentes consultadas se interpreta como una muestra de poder de Menéndez en el nuevo grupo. El banquero asturiano mantiene una buena relación del pasado con Medel, con quien ha mantenido reuniones antes y después de la operación.

Los seis consejeros que se opusieron al cambio fueron el propio Azuaga; uno de los cuatro de la Fundación Unicaja; el expresidente de la CNMV Manuel Conthe (independiente); Ana Bolado (independiente); María Luisa Arjonilla (independiente), y el asesor de Cerberus en España, Manuel González Cid (independiente). Este último es el consejero coordinador, y por tanto el responsable de que los consejeros independientes ejerzan su labor en defensa de los accionistas sin presencia en el consejo.

Desde el entorno de la entidad, defienden que este cambio se ajusta a los modelos que el supervisor, el Banco Central Europeo (BCE), está pidiendo a las entidades europeas: con un presidente que ejerza el control del consejo y de la tarea del CEO, mientras que el día a día recae sobre este último.

Juego de equilibrios

Sin embargo, este cambio llega tras las dificultades que hubo para cerrar la fusión entre Unicaja Banco y Liberbank por el gobierno corporativo. La fusión estuvo a punto de saltar por los aires en diciembre porque los malagueños y los asturianos no se ponían de acuerdo sobre quién mandará en el banco cuando se jubile Azuaga, dentro de dos años.

Foto: Manuel Azuaga, presidente de Unicaja Banco. (EFE)

Estas discusiones crearon una crisis institucional en Málaga que llevó a intervenir a la Junta de Andalucía, ante el apoyo de la Fundación Unicaja a la postura defendida por Menéndez. Los andaluces sostienen que su 59,5% de peso en la ecuación de canje debería garantizarles el primer puesto ejecutivo ahora y cuando salga Azuaga.

Las dos entidades decidieron sellar su fusión sin un acuerdo cerrado sobre quién liderará el grupo cuando deje su cargo el actual presidente. En su lugar, Menéndez tendrá que poner su cargo a disposición del consejo de administración, que tendrá que decidir si cesarle o ratificarle. Aunque quedan dos años, lo ocurrido en las primeras reuniones de Unicaja Banco es un buen arranque para el CEO.

Manuel Menéndez se hace fuerte en los primeros consejos de la nueva Unicaja Banco. El consejero delegado procedente de Liberbank ha ganado competencias frente al presidente, Manuel Azuaga, en las primeras reuniones de la nueva entidad, cuya fusión se cerró a finales de julio. En concreto, el banquero asturiano ha conseguido que pase a depender de él Planificación Estratégica y Presupuestación, un área que en principio iba a depender del primer ejecutivo de la entidad.

Noticias de Unicaja
El redactor recomienda