BASF lanza ChemCycling, un proyecto de reciclaje de residuos plásticos difíciles de recuperar
  1. Empresas
en expoquimia 2021

BASF lanza ChemCycling, un proyecto de reciclaje de residuos plásticos difíciles de recuperar

La compañía también ha presentado Ren Chair, una silla de ruedas controlada desde una app' del 'smartphone', y la primera red privada de tecnología 5G en la industria química española

Foto:

Poco a poco, todos nos vamos concienciando de la necesidad de reciclar todos los materiales a nuestro alcance. Quizás el mejor ejemplo sea el del plástico, aunque en algunos casos la recuperación no es tan sencilla. Y es que hay plásticos difíciles de limpiar, otros especiales —como los de automoción, el plástico de envases multicapa, los colchones...— que no se reciclan mecánicamente, lo que dificulta dar una segunda salida a estos materiales.

Este problema se agrava si tenemos en cuenta que, según varios cálculos, cerca del 40% de los plásticos depositados en reciclaje no puede realmente reciclarse por su composición. Nos encontramos, por tanto, ante un serio obstáculo: el de ciudadanos y empresas que quieren apostar por la economía circular, pero no pueden hacerlo al 100%.

Reciclaje químico mediante pirólisis

Para tratar de solucionar este problema, BASF ha presentado en Expoquimia 2021 su ChemCycling, un proyecto piloto de transformación química para reciclar residuos plásticos mediante pirólisis. El proyecto permite convertir aquellos residuos plásticos difíciles de reciclar mecánicamente, que suelen terminar en incineradoras o vertederos, en materia prima para la fabricación de nuevos plásticos, reduciendo así el consumo de recursos fósiles finitos. El resultado del sistema son productos certificados que tienen las mismas propiedades que los fabricados a partir de materias primas fósiles. Como consecuencia, los clientes pueden continuar procesándolos de la misma forma que los productos fabricados convencionalmente y utilizarlos en aplicaciones exigentes.

Los visitantes de Expoquimia 2021 pudieron ver este mes de septiembre el funcionamiento de esta técnica. Lo hicieron a través de unas gafas Oculus de realidad aumentada, comprobando el camino trazado por plásticos a una segunda vida. Un ejemplo de cómo el sistema ChemCycling contribuye a la economía circular es el EcoCart e-180, el primer carro de supermercado ecológico, desarrollado por Polycart, totalmente fabricado con plástico posconsumo. En este sentido, EcoCart e-180 está fabricado con plástico reciclado posconsumo sin mezclar otros materiales ni ningún tipo de aditivo industrial.

placeholder El carro reciclado EcoCart e-180.
El carro reciclado EcoCart e-180.

"Contribuimos al reciclaje de residuos plásticos para los que aún no se han establecido procesos de reciclaje de alto valor y que, a día de hoy, terminan en vertedero o en incineración", afirma Daniel Campo, director comercial del Grupo BASF en España y Portugal, quien añade que "con ChemCycling, las tasas generales de reciclaje de residuos plásticos aumentarán considerablemente", ya que "los residuos plásticos se convierten en materia prima para la industria química, el uso de materia prima reciclada de residuos plásticos en la producción química ayuda a reemplazar los recursos fósiles primarios y se evitan las emisiones de CO2 en comparación con la producción de plástico convencional y la incineración de residuos plásticos".

Campo afirma que ChemCycling está en fase de desarrollo, pero ya ha tenido diversas aplicaciones: "Los primeros productos han incluido envases de alimentación, componentes de refrigeradores y cajas aislantes. Desde 2020, los clientes han lanzado los primeros productos comerciales, incluidas cajas farmacéuticas, envases de transporte y envases de alimentos. Se han desarrollado también componentes de automoción con plástico reciclado. En esta industria, tan importante para España, creemos que habrá desarrollos muy interesantes con productos como el nuestro".

La intención de la compañía es añadir valor al proceso de reciclaje, ya que, como asegura Sandra Meca, responsable de la línea de residuos y economía circular de Eurecat, "mientras el reciclado mecánico requiere de grandes cantidades de residuo limpio y homogéneo, el reciclado químico puede aplicarse a mezclas de diferentes polímeros y por lo tanto a residuos heterogéneos". Así pues, "el reciclado químico permite reciclar residuos que actualmente no se pueden reciclar mecánicamente, siendo ambos procesos de reciclaje complementarios y necesarios para alcanzar los objetivos de reciclaje establecidos por la UE".

Otros proyectos: Ren Chair, 5G, farmacia...

El de ChemCycling no es el único proyecto que BASF ha presentado este año en Expoquimia. La compañía también ha lanzado Ren Chair, un prototipo de silla de ruedas que ofrece al usuario más autonomía gracias al control mediante 'app'. Con materiales de alto rendimiento como el poliuretano termoplástico, el poliuretano termoplástico expandido, el poliuretano y otros plásticos técnicos (más ligeros que otros materiales utilizados en las sillas de ruedas convencionales), este prototipo de silla de ruedas también incorpora sensores y conectores fabricados con plásticos Ultramid y Ultradur, lo que los hace más resistentes a averías y mejora la seguridad. Estos detectan los movimientos, de manera que los usuarios pueden controlar las luces traseras de la silla de ruedas desde su móvil.

placeholder Rein Chair, "la silla de ruedas del futuro".
Rein Chair, "la silla de ruedas del futuro".

En línea con el desarrollo tecnológico, BASF también presentó, junto a Cellnex Telecom, la primera red privada basada en tecnología 5G en la industria química española. Concretamente, en las instalaciones de la multinacional alemana en La Canonja, Tarragona. Este proyecto piloto es uno de los primeros en el panorama industrial estatal y, partiendo de la quinta generación de internet, permite multiplicar por 10 la velocidad y capacidad de transmisión de datos con respecto al 4G, reduce por 10 la latencia, permite su uso en aplicaciones críticas y ayuda a gestionar hasta un millón de dispositivos conectados por kilómetro cuadrado.

"Una motivación clave detrás de esta infraestructura es entender que la fabricación y la producción tienen demandas de 5G diferentes a las del mercado doméstico", afirma Ignacio Jové, 'digital transformation leader Spain and Portugal' en BASF. "Esta red nos permite, como pioneros, probar una serie de casos de uso para evaluar las características del 5G proponiendo nuevas soluciones y desarrollando el futuro 5G, que abre la puerta a una red inalámbrica integral de producción, mantenimiento y logística, desbloqueando oportunidades de siguiente nivel que quizás hoy ni imaginamos".

BASF presentó la primera red privada basada en tecnología 5G en la industria química española

Por último, un año más la presencia de BASF en Expoquimia se ha integrado en Smart Chemistry Smart Future, que este año presenta innovaciones ya en curso en la industria española. Centrado en la contribución de la industria química a la sociedad, Smart Chemistry Smart Future es un evento que integra una agenda de actividades y acoge una exposición vertebrada en cuatro ejes temáticos: economía circular, transición energética y cambio climático, salud y alimentación y digitalización e Industria 4.0 ('smart digital solutions'). Dicha exposición puso en valor la capacidad del sector químico para aportar soluciones que den respuesta a los grandes retos actuales y a los objetivos globales de desarrollo sostenible (ODS) marcados por la ONU para 2030.

Reciclaje Medio ambiente ECBrands