Criteria Caixa alerta del riesgo de perder poder en sus cotizadas en plena opa de IFM a Naturgy
  1. Empresas
Se ha mostrado hostil a la opa de IFM

Criteria Caixa alerta del riesgo de perder poder en sus cotizadas en plena opa de IFM a Naturgy

El primer accionista advierte de que la adquisición por parte de un tercero de participaciones significativas en las sociedades donde invierte podría resultar en una pérdida de influencia

placeholder Foto: Vista de una sede de Criteria en Barcelona. (EFE)
Vista de una sede de Criteria en Barcelona. (EFE)

El mercado mostró cierta perplejidad el pasado mes de mayo cuando Criteria Caixa decidió aumentar su participación en Naturgy para entorpecer así la opa de IFM sobre el 22,69% de Naturgy. Muchos no se explicaban a qué se debía esta decisión, una duda que no ha despejado el 'holding' inversor de manera clara.

Sin embargo, la entidad catalana está dando algunas pistas a sus inversores y deja entrever que detrás de todo puede haber una cuestión de poder. Criteria Caixa advierte a sus bonistas en un documento con fecha 29 de junio de 2021 de que el primer riesgo para la firma de Caixa está relacionado con la implementación de su estrategia inversora. "La capacidad de Criteria Caixa para implementar su estrategia depende de una serie de factores, incluida su capacidad para ejercer influencia sobre aquellas participadas en las que Criteria tiene representación en el consejo".

Como parte de su estrategia se basa en ejercer su influencia donde participa en el consejo (Naturgy y CaixaBank, fundamentalmente), el 'holding' inversor alerta de que "la adquisición de participaciones significativas en dichas sociedades cotizadas por parte de terceros (incluida cualquier oferta de adquisición realizada por dicho tercero para adquirir acciones de las participadas de Criteria Caixa) podría resultar en una pérdida o disminución de la capacidad de Criteria Caixa para ejercer dicha influencia o en la necesidad de realizar más inversiones para mantener dicha capacidad".

En este sentido, la entidad asegura que podría verse "en la necesidad de realizar más inversiones para mantener dicha capacidad". Precisamente esto es algo a lo que se está viendo obligado el 'holding' en Naturgy. El pasado 18 de mayo, anunció que aumentaría su participación sin rebasar el 30% de la energética y desde entonces está haciendo compras en el mercado. Ya cuenta casi con el 26% del capital social, según la CNMV.

placeholder Sede de Naturgy en Barcelona. (Reuters)
Sede de Naturgy en Barcelona. (Reuters)

Esta explicación de la firma controlada por la Fundación Bancaria la Caixa, que preside Isidre Fainé, arroja luz de por qué Criteria, primer accionista de Naturgy, está tratando de frenar la opa de IFM sobre Naturgy.

Entre los temores que el universo Caixa está deslizando al mercado, está la posibilidad de que si triunfa la opa de IFM, el fondo australiano pueda llegar a acuerdos con los otros dos accionistas internacionales (GIP y CVC) y, como sumarían más del 50% del capital social, podrían dejar en fuera de juego al actual primer accionista de la compañía, cuya influencia es determinante sobre el equipo directivo de la empresa, muy alineado con los deseos de Criteria Caixa.

La pasada semana, IFM anunció su alianza con GIP, propietario del 20% de Naturgy, y QSuper para lanzar una opa sobre el aeropuerto de Sídney. IFM siempre ha negado cualquier posibilidad de concertación con GIP o CVC para su compra de Naturgy.

Foto: El presidente ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés. (EFE)

Desde el primer momento en que anunció la opa parcial sobre Naturgy, IFM se ha dedicado a alabar a Criteria Caixa para tratar de ser percibido como un socio amistoso y de largo plazo, algo que no ha logrado a tenor de los acontecimientos. Antes de anunciar la opa, Criteria Caixa ya había puesto de relieve que las adquisiciones significativas de participaciones en la empresa donde participa en el consejo suponen un riesgo. Pese a ello, CaixaBank decidió apostar fuerte por el préstamo para financiar la opa.

Ahora, el mercado espera la aprobación del Gobierno, que se espera que imponga condiciones que eviten la venta de activos estratégicos, para que pueda avanzar el proceso y ver si finalmente triunfa la opción australiana. El equipo dirigido por Francisco Reynés ha dado varias muestras de hostilidad en los últimos días. En primer lugar, anunciando nuevo plan estratégico en medio de la operación, lo que puede condicionar la misma en función de las promesas que se hagan para los próximos cinco años.

Foto: Francisco Reynés, presidente de Naturgy. (EFE)

Por otro lado, ha estrechado lazos con Sonatrach tras anunciar el acuerdo de ampliación del Medgaz, que permitirá traer un 25% más de gas desde Argelia. Un movimiento que algunas fuentes del mercado han interpretado como un gesto de Sonatrach, dueño del 4% de Naturgy, que no venderá, lo que estrecha el margen de IFM para que triunfe la opa.

placeholder Los presidentes de Naturgy y Sonatrach, el pasado 13 de julio.
Los presidentes de Naturgy y Sonatrach, el pasado 13 de julio.

Mientras tanto, Criteria Caixa sigue comprando acciones de Naturgy con el objetivo de al menos llegar al 27% del capital que le permitiría sumar un consejero más dentro de la cúpula de la gasista, con lo que podría aumentar su influencia, la base de su estrategia, según da cuenta a los compradores de sus bonos.

El mercado mostró cierta perplejidad el pasado mes de mayo cuando Criteria Caixa decidió aumentar su participación en Naturgy para entorpecer así la opa de IFM sobre el 22,69% de Naturgy. Muchos no se explicaban a qué se debía esta decisión, una duda que no ha despejado el 'holding' inversor de manera clara.

Naturgy Inversores Isidre Fainé Sonatrach Medgaz Accionistas
El redactor recomienda