El Real Madrid pide otro crédito de 150 M para tapar los sobrecostes del Bernabéu
  1. Empresas
DESVIACIÓN DEL 26%

El Real Madrid pide otro crédito de 150 M para tapar los sobrecostes del Bernabéu

Florentino tendrá que plantear en la próxima asamblea de socios compromisarios la aprobación de este nuevo endeudamiento, por el que pagará un tipo de interés superior al que firmó en 2019

Foto: Obras de remodelación del estadio Santiago Bernabéu. (EFE)
Obras de remodelación del estadio Santiago Bernabéu. (EFE)

Florentino Pérez no está teniendo el mejor de sus años. A sus problemas en ACS, con la destitución de su consejero delegado y la pérdida de Autostrade, se suman los deportivos de su Real Madrid, cuyos dos equipos, los de fútbol y baloncesto, han cerrado la temporada en blanco, sin ningún título de los importantes. A estos contratiempos, junto con el nubarrón de la Superliga, tiene que añadir ahora el sobrecoste descubierto en la remodelación del Santiago Bernabéu, que le costará al club blanco 725 millones, al menos 150 millones más de los previstos, sin contar los intereses.

Según señalan fuentes financieras, los responsables del Real Madrid ya han mantenido varias reuniones con bancos para pedir un nuevo préstamo por los citados 150 millones de euros con que la entidad costeará la desviación de la obra respecto al presupuesto inicial, 575 millones. Según estas fuentes próximas a las conversaciones, Florentino tendrá que plantear en la próxima asamblea de socios compromisarios, que habitualmente se celebra entre finales de septiembre y principios de octubre, la aprobación de este nuevo endeudamiento, por el que pagará un tipo de interés superior al que firmó en 2019 para levantar el nuevo Bernabéu.

La asamblea general ordinaria del 23 de septiembre de 2018 autorizó a la junta directiva solicitar una financiación para renovar el coliseo blanco. En abril de 2019, Pérez y su grupo de consejeros aprobaron la concesión de un préstamo por parte de JP Morgan (el banco de la Superliga) y Bank of America por 575 millones, a devolver en un plazo de 30 años, con tres años de carencia y a un tipo de interés al 2,5%. Ahora, según estas fuentes, el precio del segundo préstamo de 150 millones rondará el 3%, según las primeras ofertas recibidas en el Real Madrid por parte de los bancos interesados.

Foto: Florentino Pérez, presidente del Real Madrid y de ACS. (EC)

Estos 150 millones, que aún podrían ser más, suponen un sobrecoste del 26% sobre el presupuesto inicial fijado cuando se otorgó la obra a FCC. La desviación se justifica por dos cuestiones principales. La primera, el elevado importe de la implantación de las infraestructuras tecnológicas, con las que Florentino Pérez quiere convertir el Bernabéu en el estadio más vanguardista del mundo. El club aún no ha adjudicado esta parte del proyecto —que puede ascender a entre 80 y 100 millones— a ningún operador, si bien fuentes del sector sostienen que Telefónica es el principal candidato.

La segunda es la instalación de sistemas que permitan sustituir el césped natural por otras superficies que faciliten la celebración de otros espectáculos deportivos, como tenis o baloncesto, así como eventos musicales. De esta forma, se protegerá el tapete donde el Real Madrid jugará sus partidos de Liga, Champions y Copa cada siete o 15 días, al tiempo que el club podrá explotar la instalación para obtener mayores ingresos con el alquiler del recinto.

Tendrá que justificar ante los socios el aumento del presupuesto de las obras de remodelación, que se van a disparar un 26%

El presidente de la entidad deportiva tendrá que justificar ante la asamblea de socios el aumento del presupuesto de las obras de remodelación, que se van a disparar un 26%. Un hecho que suele ocurrir en muchos proyectos, con márgenes de desviación de entre el 10 y el 15%, pero que en este caso es llamativo, ya que Florentino Pérez es ingeniero de profesión, además de primer accionista y principal ejecutivo de ACS, la segunda mayor constructora de España, tras Ferrovial.

No obstante, la renovación del Bernabéu ha pasado por circunstancias especiales, derivadas del estado de alarma impuesto por el covid-19. Unos condicionantes que finalmente han tenido su lado positivo, ya que las obras se podrán finalizar antes de lo previsto. El club ya ha asegurado que el público podrá volver al estadio la próxima temporada 2021-2022, con las limitaciones que impongan las autoridades sanitarias y la evolución de las obras. Y, muy posiblemente, la conclusión del proyecto podrá adelantarse sobre el calendario inicial, lo que permitirá a la institución acelerar la comercialización y explotación de las nuevas instalaciones.

Dinero para fichajes

El primer préstamo, dispuesto en tres tramos en los meses de julio de 2019, de 2020 y de 2021, no exigía al Real Madrid aportar garantías hipotecarias (únicamente garantías pignoraticias sobre determinados ingresos del estadio), ni imponía límites sobre la gestión o endeudamiento del club, salvo el cumplimiento de una determinada ratio de cobertura entre los ingresos pignorados del Bernabéu y el pago de la deuda. Por ello, este crédito, el mayor de la historia del club, no suponía ningún problema sobre el dinero que la entidad destinase a fichajes para la primera plantilla del equipo de fútbol y el de baloncesto. El Madrid solo tenía que pagar 29,5 millones de euros durante los tres años de vida de la financiación.

Pero el nuevo préstamo sí puede obligar al club a ofrecer garantías hipotecarias, sobre todo porque la entidad ya pidió 200 millones a varios bancos nacionales, entre ellos el Santander, con garantías del Instituto de Crédito Oficial (ICO), para hacer frente al impacto de la pandemia en sus cuentas. Es decir, el endeudamiento neto de la institución, que Florentino ha llevado a rajatabla, con una gestión impoluta (llegó a tener más caja que pasivo), se ha disparado hasta los 241 millones, 1,4 veces su beneficio de explotación o ebitda. La deuda bruta asciende a 409 millones.

Fuentes financieras señalan que, pese a esta tensión puntual de liquidez, que afectará al presupuesto destinado a fichajes —Mbappé— y nuevos traspasos, varios bancos se han ofrecido para financiar los 150 millones adicionales que requiere el Bernabéu por la seguridad que ofrece el Real Madrid en el cobro. Una confianza que Florentino quiere subrayar cerrando el presente ejercicio, el más golpeado por el covid-19, sin pérdidas, con la venta de más jugadores y la reducción de los salarios.

Florentino Pérez no está teniendo el mejor de sus años. A sus problemas en ACS, con la destitución de su consejero delegado y la pérdida de Autostrade, se suman los deportivos de su Real Madrid, cuyos dos equipos, los de fútbol y baloncesto, han cerrado la temporada en blanco, sin ningún título de los importantes. A estos contratiempos, junto con el nubarrón de la Superliga, tiene que añadir ahora el sobrecoste descubierto en la remodelación del Santiago Bernabéu, que le costará al club blanco 725 millones, al menos 150 millones más de los previstos, sin contar los intereses.

Santiago Bernabéu Tipos de interés Bank Of America Superliga Florentino Pérez
El redactor recomienda