Los pecados capitales de JP Morgan España: Bankia, Popular y Superliga
  1. Empresas
IGNACIO DE LA COLINA

Los pecados capitales de JP Morgan España: Bankia, Popular y Superliga

Ignacio De la Colina, salpicado ya por otros fiascos, es el financiero que preparó el crédito con el que el presidente del Real Madrid iba a lanzar su faraónico proyecto

placeholder Foto: Ignacio de la Colina, presidente de JP Morgan en España. (JP Morgan)
Ignacio de la Colina, presidente de JP Morgan en España. (JP Morgan)

El fastuoso proyecto de la Superliga, promovido por Florentino Pérez, con gran sentido comercial y financiero, murió en 48 horas, víctima de al menos dos de los siete pecados capitales: la soberbia y la avaricia. El presidente del Real Madrid falló en lo que hasta la fecha había demostrado ser el más inteligente: el 'lobby', la capacidad de convencer y persuadir a quien fuera necesario. Siempre fue el mejor en tener alineados con mano de seda y asiento en el palco del Santiago Bernabéu a todas las fuerzas vivas que tuvieran algo que decir en sus aspiraciones imperialistas: políticos, juristas y medios de comunicación afines, además de los aficionados, a los que maneja a golpe de encuesta.

Con la Superliga erró en no medir el impacto político de una aventura global, que debía ser vendido en plataformas mediáticas internacionales, con una campaña europeísta, nada que ver con chiringuitos locales, donde le ponen el balón en el punto de penalti y sin portero, mientras los que debían apretarle con preguntas incómodas ondean sus bufandas como 'hooligans'.

Florentino pensó que con la influencia de JP Morgan, uno de los grandes bancos de inversión de Wall Street, le valdría. Si un 'investment bank' como JP Morgan ponía 3.250 millones de su balance para respaldar la Superliga, nadie dudaría de la excelencia del proyecto. Al contrario, era el sello que daba autoridad y credibilidad financiera a una industria futbolística gobernada principalmente por fortunas de opaco origen, por nuevos millonarios árabes y rusos, o por presidentes forofos con los bolsillos rotos. De hecho, la entidad estadounidense envió un comunicado interno el mismo lunes, después del anuncio oficial de madrugada de Florentino, en el que se vanagloriaba del éxito de la operación de financiación.

Foto: Florentino Pérez, presidente del Real Madrid y de la Superliga. (EFE)

Pero la derrota por goleada ha dejado muy mal parado al presidente del Real Madrid y también a JP Morgan, que ha recibido el equivalente financiero a una tarjeta roja por mal comportamiento. Standard Ethics, la gran agencia mundial de calificaciones de sostenibilidad, que mide si las empresas hacen las cosas bien o mal desde el punto de vista social, emitió un comunicado el jueves, en el que criticaba la participación de JP Morgan en un proyecto que no respetaba los intereses de la comunidad y tenía "efectos negativos graves". La firma sentenció que "tanto las orientaciones mostradas por los clubes de fútbol involucrados en el proyecto como las del banco estadounidense son contrarias a las mejores prácticas de sostenibilidad, que son definidas por la agencia de acuerdo con las directrices de la ONU, la OCDE y la Unión Europea, y que tienen en cuenta los intereses de las partes interesadas".

La consultora tiene tres niveles de calificación: solvencia o 'investment grade', solvencia baja o 'lower investmente grade' y bono basura o 'non investment grade'. Y a JP Morgan, que ya tenía un aprobado raspado, lo ha colocado en la segunda categoría, lo que sería la segunda división, escalafón impropio de un banco de tal entidad y dimensión, que en España, dirigido por Ignacio de la Colina, ya ha cometido varios pecados capitales.

El primero fue la salida a bolsa de Bankia, en la que 300.000 inversores perdieron más de 3.000 millones de euros y de la que JP Morgan fue banco coordinador. El segundo fue Banco Popular, donde apareció como presunto salvador de la mano de Emilio Saracho, expresidente del banco americano en España, que lo contrató cuando fue elegido primer ejecutivo del antiguo banco vinculado al Opus Dei. Como es sabido, tanto Bankia como el Popular quebraron, con un coste histórico para el erario público y el sistema financiero español.

De la Colina, que lleva 21 años en JP, tiene una gran relación con Florentino Pérez y comparte algunos métodos de relación

De la Colina, que lleva 21 años en JP, tiene una gran relación con Florentino Pérez y comparte algunos métodos de relación. Prueba de ello es que, gracias a su intervención, el presidente mundial de JP Morgan, Jamie Dimon, vino a Madrid en persona a acordar el mayor préstamo en la historia del club: 575 millones para convertir el viejo Bernabéu en el mejor estadio del mundo. Un préstamo a 30 años que tiene, atención, como garantías los abonos de los aficionados y los ingresos de los restaurantes. Dos vías de ingresos que ahora, por el covid, siguen a cero.

Según dijo Dimon en su última carta a los accionistas de JP Morgan, "para una buena empresa, su reputación lo es todo. Esa reputación se gana día tras día con cada interacción con los clientes y las comunidades". El presidente del banco americano añade que "cuando escucho ejemplos de personas que hacen algo que está mal porque se les podría pagar más, me hierve la sangre, y no quiero que trabajen aquí". Visto el impacto del error mundial de la Superliga, reconocido por el propio banco, su plasma sanguíneo debe estar a punto de ebullición. Y el de De la Colina, con hipertensión.

El fastuoso proyecto de la Superliga, promovido por Florentino Pérez, con gran sentido comercial y financiero, murió en 48 horas, víctima de al menos dos de los siete pecados capitales: la soberbia y la avaricia. El presidente del Real Madrid falló en lo que hasta la fecha había demostrado ser el más inteligente: el 'lobby', la capacidad de convencer y persuadir a quien fuera necesario. Siempre fue el mejor en tener alineados con mano de seda y asiento en el palco del Santiago Bernabéu a todas las fuerzas vivas que tuvieran algo que decir en sus aspiraciones imperialistas: políticos, juristas y medios de comunicación afines, además de los aficionados, a los que maneja a golpe de encuesta.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
JP Morgan Superliga Ignacio de la Colina Florentino Pérez Santiago Bernabéu
El redactor recomienda