El CSIC contrató en 2020 a Vivotecnia, la empresa acusada de tortura animal
  1. Empresas
Madrid y la Fiscalía investigan el maltrato

El CSIC contrató en 2020 a Vivotecnia, la empresa acusada de tortura animal

Adscrito al Ministerio de Ciencia e Innovación, firmó con la compañía, que presta actualmente un servicio de manipulación, mantenimiento y limpieza de animales del organismo público

placeholder Foto: Uno de los animales manipulados por Vivotecnia.
Uno de los animales manipulados por Vivotecnia.

El Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), organismo público adscrito al Ministerio de Ciencia e Innovación, firmó un contrato en 2020 con Vivotecnia, compañía acusada de tortura animal. La Comunidad de Madrid ha paralizado su actividad después de que la ONG Cruelty Free International mostrara imágenes en las que presuntamente trabajadores de la firma ejercen violencia gratuita con extrema crueldad sobre monos, perros, cerdos recién nacidos, conejos, ratas y ratones. La Fiscalía de Medioambiente ha abierto una investigación por supuesto maltrato animal.

El contrato firmado entre el máximo órgano de investigación estatal y Vivotecnia el pasado año tiene por objeto "dar un servicio de manipulación, mantenimiento y limpieza de animales de laboratorio en varios animalarios del CSIC" durante este 2021, con lo que actualmente la firma está prestando este servicio para el ente público.

Foto: El director general de Vivotecnia ha negado la existencia de una cultura de abuso. (Unsplash)

Concretamente, Vivotecnia, cuya actividad se centra en realizar análisis de seguridad y toxicidad de fármacos y de productos sanitarios, biocidas y de las industrias cosmética, química y agroquímica, trabaja para el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa y para el Centro Nacional de Biotecnología durante los años 2021 y 2022, con lo que la mayor parte del contrato, que asciende a 774.064 euros más IVA, aún está por desarrollarse. El contrato fue firmado por Joan Parra Farre, como adjudicatario representante de la firma Vivotecnia, y Alberto Sereno Álvarez, secretario general del CSIC.

El escándalo ha provocado numerosas reacciones en contra del maltrato animal ocasionado por el laboratorio investigado. Cruelty Free International ha logrado ya más de 206.000 firmas en Change.org para cerrar la compañía. Incluso desde la institución que contrató sus servicios ha habido mensajes de repulsa. Lluís Montoliu, investigador científico del CSIC en el Centro Nacional de Biotecnología, mostraba su "indignación y total rechazo a las inaceptables imágenes de maltrato animal que se muestran en este vídeo. Son totalmente incompatibles con los valores de transparencia y respeto al bienestar animal", y pedía depurar responsabilidades.

Los contratos del CSIC con Vivotecnia para el Severo Ocho y el CNB-CSIC no son los únicos que el organismo público ha firmado con esta empresa. El Ministerio de Ciencia estudió la posibilidad de adaptar su laboratorio de Valdeolmos para albergar macacos con los que ensayar las vacunas experimentales españolas contra el covid-19, según confirmó un portavoz del gabinete de Pedro Duque al diario 'El País'. Para ello, buscaron la asesoría de Vivotecnia, detallaba dicha información.

El vídeo desvelado por la ONG Cruelty Free International muestra escalofriantes imágenes de violencia acompañadas de comentarios vejatorios contra los animales por parte de los trabajadores de la firma. La empresa, por su parte, rechazó en un comunicado a 'The Guardian' tras destaparse el escándalo que exista una cultura del abuso y dijo que trabaja para garantizar la calidad de su labor, que siempre cuenta con el bienestar animal.

placeholder Fotografía proporcionada por Cruelty Free International.
Fotografía proporcionada por Cruelty Free International.

Sin embargo, la Comunidad de Madrid ha decidido paralizar la actividad investigadora de dicha empresa a raíz de una denuncia, donde se constataron indicios de maltrato animal. La Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad ha tomado esta decisión después de que se diera a conocer un vídeo en el que se revelaban conductas "que supondrían una infracción muy grave de la normativa que regula el uso de animales de experimentación en este laboratorio de ensayos clínicos".

Por su parte, la Fiscalía de Medio Ambiente ha decidido abrir diligencias de investigación sobre el supuesto maltrato animal cometido en el laboratorio de Vivotecnia, asegura 'El País'. Vivotecnia Research facturó 7,3 millones de euros en 2019, último año cuyas cuentas ha presentado al Registro Mercantil. En ese ejercicio, obtuvo un beneficio de casi 250.000 euros, menos que los 620.237 euros que ganó en 2018.

Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Ministerio de Ciencia Cosmética
El redactor recomienda