"Muchos no se merecen ni respirar": Frank Cuesta carga contra una 'youtuber'
  1. Televisión
  2. Programas TV
CONTRA EL MALTRATO ANIMAL

"Muchos no se merecen ni respirar": Frank Cuesta carga contra una 'youtuber'

El famoso herpetólogo ha criticado en su último vídeo los llamados cafés con animales en los que se explotan especies salvajes para el disfrute de sus visitantes

Foto: Frank Cuesta, en Tailandia. (Youtube)
Frank Cuesta, en Tailandia. (Youtube)

"Qué ganas de que haya una arrasada del mundo y se imponga ¡¡la justicia real de la naturaleza!!", asegura Frank Cuesta en uno de sus últimos tuits. Harto del tráfico ilegal y de la explotación animal que se realiza con determinadas especies salvajes, el presentador estalla y asegura que "hay muchos que no se merecen ni respirar, sobre todo, los que deberían de estar ahí para ayudar". Se refiere a todas esas personas que por su influencia en las redes sociales podrían llegar a tener un papel importante de concienciación, pero nada hacen por ayudar. Cuesta se lamenta y mantiene que, "en realidad, son del otro bando". Lo mismo ocurre con determinados colectivos.

"Hoy estoy cabreadísimo", dice en uno de los vídeos publicados durante este fin de semana. "He pedido ayuda para rescatar un búho, pero me la han negado y me han cabreado al máximo. Al final, lo he hecho yo mismo, por mi cuenta y riesgo. Si queremos ayudar al mundo, y hacerlo mejor, debemos hacerlo nosotros individualmente, en el día a día. Todo empieza por nosotros. Todas esas asociaciones u organizaciones mundiales no valen para nada, nada más que para mover dinero de un lado a otro. Lo digo y lo repito: si no hay demanda no hay negocio".

Tal y como ha mostrado en su canal, Cuesta ha logrado salvar una cría que búho que intentaban sacarla del país para llevársela a Japón. Se trata de un búho malayo (Bubo sumatranus), una especie de búho, de la familia Strigidae, muy extendida por los bosques tropicales del sudeste asiático. Según el presentador de DMAX, la cría hubiera acabado casi con total seguridad en uno de los cafés con animales que en los últimos años han proliferado en diferentes países.

Frank Cuesta saca a la cría de búho de la caja en la que venía. (Youtube)
Frank Cuesta saca a la cría de búho de la caja en la que venía. (Youtube)

Frank Cuesta se muestra especialmente molesto, "de mala hostia", con uno de los vídeos que hace ya tiempo colgó Hofit Kim Cohen, conocida bloguera de viajes y lifestyle, en su canal Vanilla Sky Dreaming. "Soy una gran animalista, vegetariana, desde hace 23 años, y espero que traten bien a los animales", llegó a decir esta californiana antes de entrar en 'The Owl Cafe', un famoso local repleto de búhos localizado en barrio Harajuku de Tokio (Japón). Sorprendentemente su reacción fue muy positiva: "Estoy muy feliz de haber venido. Los tratan muy bien, les dan de comer, les dan tiempo para descansar... Ha sido una de las mejores experiencias de mi vida". Por gente así asegura Frank que se declaró hace tiempo "antianimalista".

Visita a un café con búhos. (Youtube)

"¿Habéis visto, no? ¿Sabéis qué es lo que me jode? Que ese vídeo, por ejemplo, tiene miles de visitas y da a entender que eso es bonito. ¡Ya está bien! Si no hay demanda no hay negocio", insiste. "Esos búhos están gordos, están atados, no pueden volar, viven con luz, con sonido, con un montón de gente tocándolos... ¿Eso es vida? ¿Los cuidan muy bien? Estos hasta los coj***", exclama visiblemente molesto Frank Cuesta.

"Lo que más me jode es que cuando intentas hacer el bien te machacan. Así que vamos a volver a hacer lo que nos dé la gana"

Según el presentador de 'Wild Frank', "si la gente no los visitara los cerrarían, pero la gente es tonta y sigue yendo como la 'youtuber' esa". El famoso herpetólogo lamenta que ese tipo de vídeos, al final, lleguen a tanta y tanta gente a través de las redes sociales. "Es gente que debería tener un poco de cerebro. Esta gente que se dedica a viajar debería entender que esto es un abuso".

Cría de búho malayo. (Youtube)
Cría de búho malayo. (Youtube)

Este tipo de búhos "los transportan en cajas pequeñas, así los pueden meter en cualquier maleta pequeña. Lo que hacen es pagar una mierda, unos 20 euros, para poder pasar el control". Según Cuesta, "el que vende [el animal] tiene los contactos necesarios" para que el comprador o traficante pueda pasar todos los controles de seguridad sin problemas hasta el país de destino.

Cuesta, liberando a la cría de la cuerda que la sujetaba. (Youtube)
Cuesta, liberando a la cría de la cuerda que la sujetaba. (Youtube)

"Viene totalmente enganchada (se trata de un búho hembra) para que no se escape". Según Cuesta, "es un bebé, tendrá sus 6-7 meses, y ya está acostumbrado al humano. Le han estado dando de comer y está muy gordo". De no haber sido interceptado, esta cría probablemente hubiese acabado en un café, condenado a ser tocado por desconocidos toda su vida. "Está asustado y me quiere morder, sin embargo, lo toco y se paraliza", explica en su vídeo.

Cuesta, contra el maltrato animal. (Youtube)

El error de Frank Cuesta

Este lunes, sin embargo, Cuesta ha sorprendido con otro vídeo en el que reconoce haberse equivocado. "Es cierto que cuando lo saqué de la caja estaba con miedo, estaba asustado, y se dejaba tocar, pero pasada una hora ni se dejó tocar ni que me acercara. Además, no ha comido de los cazos que le hemos puesto, lo que demuestra que no está acostumbrado a eso. Anoche incluso cazó una rata".

Así las cosas, parece que esta cría de búho malayo no iba destinada directamente a un café, sino para la cría en Japón. Según Cuesta, seguramente la idea es que tuviera crías y que esas crías sí fuesen a esos cafés. Lo que parece estar claro por las evidencias es que "es un búho que han sacado de la selva". De modo que no ha hecho falta rehabilitación alguna y hoy mismo ha sido puesto en libertad en un parque nacional.

La liberación del búho Lara. (Youtube)
Frank Cuesta Youtubers
El redactor recomienda