Delgado, sobre los nuevos actores de la banca: "Misma actividad, misma regulación"
  1. Empresas
ENCUENTRO DIGITAL EL CONFIDENCIAL-CAIXABANK

Delgado, sobre los nuevos actores de la banca: "Misma actividad, misma regulación"

El futuro del sector financiero pasa por transformar un negocio estrictamente bancario en uno integrado con ofertas en seguros, 'leasing' de coches, venta de alarmas y financiación de productos electrónicos

El sector bancario afrontó el año pasado uno de sus ejercicios más complicados desde hace una década. ¿El motivo? El incierto cuadro económico provocado por la pandemia y el aumento de las provisiones para hacer frente a un posible aumento de la morosidad y los impagos. A esto se suma un entorno de tipos de interés bajos o negativos, desde hace al menos cinco años, y la necesidad de canalizar todas las ayudas financieras del Instituto de Crédito Oficial (ICO) en un breve periodo de tres meses para asegurar que el efectivo siguiese fluyendo en la economía. Gracias a un esquema de colaboración público-privada, estos programas del ICO movilizaron 116.571 millones de euros en 2020, aproximadamente el 40% de toda la financiación concedida a empresas por todo el sistema.

[Vídeo | Encuentro completo]

Para analizar el presente y futuro del sector financiero, El Confidencial organizó de la mano de CaixaBank el encuentro digital 'Transformación bancaria en tiempos de coronavirus: tendencias y desafíos', durante el cual Margarita Delgado, subgobernadora del Banco de España, y Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, repasaron los retos y oportunidades que afronta un sector obligado constantemente a reducir costes y competir con nuevos jugadores en un contexto marcado por su acelerada digitalización.

placeholder Margarita Delgado, subgobernadora del Banco de España.
Margarita Delgado, subgobernadora del Banco de España.

A diferencia de la Gran Recesión de hace una década, cuando la crisis del sistema financiero contagió a casi toda la economía, la pandemia “es una crisis de naturaleza sanitaria. Tiene impacto en la economía, pero es completamente exógena al sistema bancario”, dijo la subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado.

En esta ocasión, Delgado destacó “el papel fundamental” de la banca para “llegar a todos los rincones del país y canalizar las ayudas” de los préstamos ICO, los cuales alcanzaron “más de 950.000 operaciones”, en su inmensa mayoría dirigidas a autónomos y pymes. “En dos o tres meses [durante el parón económico provocado por el severo confinamiento del pasado año] se inyectaron casi todos los préstamos ICO. Esta capacidad operativa de nuestra banca no tiene parangón en Europa, tal vez Francia”, destacó Delgado.

Empresas zombi

Según datos del Banco de España, la crisis económica provocada por la pandemia coloca 220.000 empresas cerca de la quiebra, un 6,4% del tejido productivo del país. Estas compañías zombi, aquellas cuyos recursos no alcanzan para pagar a sus proveedores, suponen a partir de ahora uno de los principales retos de la banca, que tendrá que realizar análisis de viabilidad de sus balances y establecer las líneas rojas.

"Los bancos deben ser prudentes al analizar las empresas que no son viables" (Delgado)

“La realidad no suele ser ni blanco ni negro, y ahora mismo el gris está muy extendido. No podemos dejar caer una empresa o a un autónomo por pensar que no es viable y que, a lo mejor, en dos meses sí lo es”, dijo el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar. “Los bancos deben de ser prudentes para analizar todos los casos”, señaló por su parte la subgobernadora del Banco de España.

Con la adquisición de Bankia, que es aproximadamente la mitad de su tamaño en activos, CaixaBank concentra uno de cada cuatro euros en áreas de negocio que van desde el crédito al consumo y a las empresas hasta las hipotecas y el ahorro a largo plazo. “Hay personas que no entienden que exista un negocio [el de la banca] viable con tipos de interés negativos. Muchos inversores no se lo creen. Hay oportunidades de ganar dinero, con un perfil de riesgo medio”, dijo Gortázar sobre la posibilidad de que la banca se convierta en una nueva 'utility' en el mercado debido a la creciente supervisión y sus bajos retornos.

Foto: Cani Fernández, presidenta de la CNMC. (Europa Press)

La número dos del Banco de España añadió que uno de los desafíos que enfrenta la banca es su baja rentabilidad por los tipos de interés y la demanda de provisiones para paliar las posibles insolvencias de empresas inviables. “No estoy al 100% de acuerdo con la idea de que la banca se vaya a convertir en una nueva especie de 'utility'. Sin embargo, posiblemente una parte de ese negocio de banca más tradicional o 'retail' se convierta en algo parecido a una 'utility”, explicó Delgado sobre la homogeneización y estandarización de los instrumentos financieros entre los distintos competidores.

Nuevos negocios, nuevos jugadores

La venta de seguros, a través de sociedades como VidaCaixa o SegurCaixa Adeslas, ha sido durante mucho tiempo uno de los activos más importantes del negocio de CaixaBank, aportando cerca del 62% de los ingresos netos en 2020. Los ultrabajos tipos de interés han ajustado al mínimo la rentabilidad de créditos e hipotecas, y cobrar comisiones no es la vía más atractiva para ganar clientes y mejorar los márgenes.

“Llevamos cinco años de tipos negativos; los mercados muestran al menos otros cinco más, pero en la zona euro hay que pensar que los tipos de interés, estructuralmente, van a estar muy bajos de por vida, y a lo mejor no solo muy bajos, sino negativos”, dijo el primer ejecutivo de CaixaBank, quien apuesta por buscar otro tipo de ingresos como el 'leasing' y 'renting' de coches, la venta de alarmas, la financiación de televisores y móviles o los fondos para transformar un negocio estrictamente bancario en un negocio financiero integrado. “La función tradicional de toma de depósitos, a día de hoy, nos hace perder dinero”, añadió Gortázar.

placeholder Gonzalo Gortázar, CEO de CaixaBank.
Gonzalo Gortázar, CEO de CaixaBank.

Otra de las claves para mejorar la rentabilidad pasa por aumentar la eficiencia y las sinergias dentro del sector bancario. En el caso de CaixaBank, "hemos integrado las plataformas tecnológicas de ambos bancos —CaixaBank y Bankia— y armonizado sus políticas comerciales, además de hacer una reducción de personal y sucursales", explicó Gortázar. El ahorro anual gracias a esta estrategia podría traducirse en más de 1.000 millones de euros antes de impuestos, a través de 770 millones en reducción de costes. “Mejorar la rentabilidad mediante el ahorro de costes más que una opción es una obligación”, puntualizó el consejero delegado de CaixaBank.

Frente a la anterior crisis económica, durante la cual la disciplina fiscal y la reducción del déficit fueron los principales pilares de la política monetaria, los bancos centrales han apostado ahora por políticas expansivas en sus balances, aumentar la oferta monetaria y el exceso de liquidez en sus finanzas. “El gran paquete del Banco Central Europeo (BCE) es lo que había que hacer. En marzo del año pasado, hubo turbulencias en los mercados hasta que los bancos centrales entraron dando estabilidad a las economías”, explicó la subgobernadora del Banco de España, lo que logró, en su opinión, estabilizar y mejorar las condiciones financieras durante la pandemia.

"Los tipos de interés en la UE van a estar muy bajos de por vida" (Gonzalo Gortázar)

“La clave es la salida de todos estos paquetes de estímulo a la economía; hay que planificarla muy bien, de manera suave”, añadió Delgado sobre los peligros que suponen retirar estas ayudas antes de tiempo, como son los ERTE, los subsidios y las moratorias, y las ayudas directas a empresas.

Esta expansión monetaria, impulsada por el gasto público, ha provocado que la deuda pública nacional escale hasta el 120% del PIB, lo que equivale a 1,34 billones de euros, más de 24,5 puntos porcentuales por encima de 2019. “Lo que debe haber de alguna manera es un plan de consolidación fiscal del endeudamiento público a lo largo de los años, pero esto no se puede hacer tampoco de una manera drástica”, añadió Delgado.

Sobre el impulso de la digitalización de la economía y del sector bancario durante la pandemia, ambos ponentes apostaron por la necesidad de adaptarse a este nuevo entorno, mejorando la gestión para fidelizar a los clientes. “Tenemos mucho que aprender de lo que hacen los nuevos disruptores por su creatividad, imaginación y rapidez en la forma de ofrecer servicios y soluciones”, dijo el consejero delegado de CaixaBank. “A lo mejor no somos los primeros en lanzar una nueva oferta digital, pero somos capaces de dar un buen servicio”, añadió Gortázar. “Misma actividad, misma regulación”, concluyó por su parte la subgobernadora del Banco de España sobre la posibilidad de que estos nuevos actores se beneficien de una regulación más laxa que las empresas que ya están presentes en el sector bancario.

ICO Préstamos Eventos EC Banco de España Gonzalo Gortázar