La venta de productos 'veggie' crece un 20% en España en dos años
  1. Empresas
DIETA SANA Y SOSTENIBLE

La venta de productos 'veggie' crece un 20% en España en dos años

El fenómeno se extiende cada vez más y está cambiando tanto la mentalidad de los ciudadanos como la de la industria de la alimentación, que ha escuchado las demandas del consumidor

Foto:

Se conoció como la revolución verde y hoy es tendencia consolidada. Las dietas vegetarianas y veganas, una rareza tan solo cinco años atrás, son ya una importante elección de consumo en España. Casi un 10% de la población se considera ‘veggie’ y ya hay 3,8 millones de consumidores que apuestan por el verde, según datos del estudio The Green Revolution. Detrás de este interés hay una doble inspiración: el deseo de reconectar con la naturaleza a través de una alimentación más saludable y la necesidad de optar por un estilo de vida sostenible.

Esta filosofía ha propiciado que nuestros patrones de consumo vayan evolucionando. Así, según dicho estudio, las dietas ‘veggie’ ha aumentado un 27% en los últimos dos años y un 35% de la población española ha reducido o eliminado su consumo de carne roja en el último año. El valor de las ventas de productos vegetales creció en España un 48% en los últimos dos años, alcanzando los 448 millones de euros. Por su parte, el volumen de ventas aumentó un 20% para ese mismo periodo, situándose en los 265 millones de l/kg. Los datos se desprenden del estudio 'El mercado de las alternativas vegetales en Europa: ¿cuál es su tamaño real?', publicado por el proyecto europeo Smart Protein y basado en datos obtenidos por la consultora Nielsen.

La tendencia 'veggie' ha llegado al Parlamento Europeo, que el pasado mes de octubre debatió y rechazó la enmienda 165, que pretendía prohibir que se denominara hamburguesas o salchichas a aquella carne hecha a base de vegetales. Por lo tanto, podemos seguir diciendo hamburguesas vegetales, cumpliendo la petición en la que coincidían empresas e instituciones como Greenpeace o Unilever.

placeholder Los consumidores demandan nuevas opciones alimenticias.
Los consumidores demandan nuevas opciones alimenticias.

Porque, ciertamente, a la vista del cambio social, el sector del gran consumo ha optado por incrementar su oferta 'veggie' y eco en los supermercados; así, los productos que años atrás se consideraban minoritarios, destinados a un reducido nicho de mercado, ocupan hoy cada vez más espacio en los lineales. Así lo percibe Xavier Mon, vicepresidente de Foods & Refreshment de Unilever España, que afirma que, "tenemos un papel fundamental para ayudar a transformar el sistema alimentario global. No depende de nosotros decidir lo que la gente quiere comer, pero sí que los consumidores tengan un mayor acceso a opciones más saludables y respetuosas con el medio ambiente".

Este es el camino por el que la compañía ha apostado en los últimos años, con iniciativas como el lanzamiento en España de la marca de carne vegetal The Vegetarian Butcher, su apuesta por la mayonesa y los helados veganos o la inversión de 85 millones de euros para apoyar la investigación de alternativas cárnicas, cultivos eficientes y envases sostenibles a través de la Universidad de Wageningen, en los Países Bajos. Ahora, Unilever se marca un nuevo objetivo: impulsar el segmento de carne vegetal y alternativas a los lácteos hasta los 1.000 millones de euros en los próximos cinco años.

Alimentación para el futuro

Este objetivo se enmarca en la iniciativa global Future Foods, que nace con un doble propósito: ayudar a las personas en la transición hacia dietas más saludables, y contribuir a reducir el impacto ambiental de la cadena alimentaria mundial. Para ello, la compañía adquiere nuevos compromisos en distintas áreas de interés. Así, en lo que respecta al desperdicio alimentario, el objetivo es, en los próximos cinco años, reducirlo a la mitad en sus operaciones globales directas de la fábrica al punto de venta. También se prevé actuar en el terreno de la nutrición positiva, duplicando para 2025 el número de productos que contienen cantidades relevantes de verduras, frutas, proteínas o micronutrientes como vitaminas, zinc, hierro y yodo. Asimismo, la compañía quiere que, en 2022, el porfolio global de alimentos de la marca este ideado para ayudar a reducir la ingesta de sal por debajo de los cinco gramos por día. Y, para 2025, el 95% de los helados envasados por Unilever contendrán como máximo 22 gramos de azúcar en total y 250 kilocalorías por porción. Hoy en día, todos sus helados para niños ya tienen menos de 110 kilocalorías.

ECBrands Tendencias de consumo BrandsAlimentación