La banca arranca 2021 con la mayor sequía crediticia desde que hay datos
  1. Empresas
CIFRAS DE ENERO

La banca arranca 2021 con la mayor sequía crediticia desde que hay datos

La incertidumbre económica, Filomena y la tercera ola hicieron que los bancos prestaran apenas 26.000 millones en enero, la cifra comparable más baja en al menos una década

placeholder Foto: Ana Botín, presidenta de Santander, y Carlos Torres, presidente de BBVA. (EFE)
Ana Botín, presidenta de Santander, y Carlos Torres, presidente de BBVA. (EFE)

"Nos hemos quedado estancados. En el último trimestre de 2020 parecía que había llegado la recuperación, pero este año todavía no hemos avanzado". Como explican desde uno de los mayores bancos españoles, 2021 ha arrancado con las tuberías del crédito congeladas. Así lo reflejan las estadísticas del Banco de España: el sector financiero concedió préstamos por apenas 26.106 millones en enero, la cifra más baja —excluidos los meses de agosto— desde que hay datos en 2010. Por si fuera poco, las entidades consultadas señalan que esta dinámica continuó en febrero.

"Los datos son muy malos, preocupantes. Creemos que esta tendencia ha venido para quedarse al menos durante la primera mitad del año, después podría mejorar con la llegada de los fondos europeos", afirma Fernando Rojas, consultor del área de Servicios Financieros de AFI.

Las entidades consultadas achacan esta sequía al frenazo de la demanda más que a un cierre del grifo del crédito. Aun así, la última encuesta de préstamos del Banco de España reflejó un endurecimiento en las condiciones de la nueva financiación, sobre todo en consumo y empresas, los dos segmentos más tocados en enero.

El importe de nuevos créditos al consumo ascendió a 1.793 millones en enero, un 36% menos que hace un año y el mínimo desde los meses del confinamiento. La tercera ola y los efectos de la parálisis de varias ciudades por Filomena explican parte de esta paralización. Estas cifras suelen rondar los 2.000-3.000 millones en meses normales. Este parón del consumo ya se ha ido reflejando en otras estadísticas como la del gasto en tarjetas, que cayó un 11% en enero, y en las matriculaciones de coches, cuyo desplome fue del 50%.

Aun así, lo que realmente preocupa a los expertos es la situación del crédito a empresas, que en enero se situó en 20.042 millones, un 23% menos que hace un año y el mínimo desde que hay datos —excluyendo el pasado mes de agosto, que no es comparable por la escasa actividad—.

Parálisis empresarial

Rojas, de AFI, explica que hay tres motivos detrás de estos datos: la reactivación de la economía, que hace que las necesidades de liquidez sean menores; "la mortalidad de empresas", y el acopio de liquidez que hubo con las líneas del Instituto de Crédito Oficial (ICO) que se concedieron principalmente entre abril y junio del año pasado. Así, los depósitos de empresas están en máximos.

Desde un banco consultado, añaden que la incertidumbre que hay sobre las líneas ICO también ha frenado la demanda. "Desde que ha empezado el año, las empresas no saben si va a haber quitas o se les van a alargar los periodos de los préstamos ICO. Esto, unido a la incertidumbre económica, hace que se paralicen proyectos", exponen.

Foto: EC.

La única excepción a la regla la han presentado las hipotecas, que en enero se concedieron por valor de 3.374 millones, un 3% más que hace un año, en un entorno prepandemia. Los créditos para comprar viviendas han sido —más allá del ICO— los que mejor han resistido desde que se extendió el covid-19, en parte por un efecto arrastre —parte eran de promociones o acuerdos previos a la pandemia— y parte por el ahorro previo de muchas familias.

Este entorno de sequía del consumo y desaceleración de la actividad crediticia a empresas es uno de los grandes temores que tienen en el BCE y el Banco de España, sobre todo en un año en el que se espera que repunte la morosidad. Los bancos ya están preparados para un alza de los impagos hasta el 7,5%, pero esta tasa podría escalar por encima, según un informe de PwC. Por ello, los supervisores llevan desde marzo tomando medidas para que las entidades digieran progresivamente el golpe. Se quiere evitar el círculo vicioso de que se cierre el grifo del crédito en el peor momento, agravando la crisis, y viceversa.

Banca Créditos Banco de España
El redactor recomienda