Telefónica necesita 3.000 millones para comprar las nuevas licencias 5G
  1. Empresas
REDUCCIÓN DEL DIVIDENDO

Telefónica necesita 3.000 millones para comprar las nuevas licencias 5G

JP Morgan aconseja a la compañía reducir el dividendo para guardar ese dinero para las subastas de nueva tecnología, mientras que Santander le recomienda reducir deuda

placeholder Foto: Fachada de la sede de Telefónica en Madrid. (EFE)
Fachada de la sede de Telefónica en Madrid. (EFE)

Telefónica necesita ahorrar. Además de para reducir su abultada deuda, que lastra su cotización, para comprar los nuevos espectros radioeléctricos esenciales para el despliegue de la tecnología 5G. Según un informe de JP Morgan, la operadora española tendrá que invertir al menos 2.400 millones de euros entre este año y el que viene para acudir a las próximas subastas públicas, cifra que podría subir a 3.000 millones en función de cómo se articule finalmente la subasta en Brasil. Por este motivo, el banco de inversión estadounidense, junto con Banco Santander, recomienda a Telefónica reducir el dividendo a la mitad.

Esta semana, se ha adjudicado ya la primera de las subastas que el Gobierno de España ha puesto en el mercado. Pero se trataba de la más pequeña —apenas con un coste de 42 millones, repartidos entre Telefónica y Orange— de las que Industria sacará a concurso en los próximos meses. La próxima, prevista para marzo, del espectro de 700 MHz, clave para el despliegue del 5G, saldrá con un precio de salida de 1.170 millones de euros. Un importe que a las telecos nacionales se les atraganta, dada la caída continuada de los márgenes por el robo continuado de clientes.

Los cálculos de JP Morgan indican que Telefónica deberá destinar 2.400 millones de euros, la mayoría en 2020, para hacerse con las nuevas frecuencias. La cifra es inferior a los 3.700 millones estimados inicialmente gracias a que el regulador brasileño ha sugerido que solo exigirá una pequeña parte de los ingresos futuros de la subasta 5G por adelantado. Pero la decisión de Brasil, el gran mercado de la multinacional española, todavía no se ha hecho oficial.

Foto: Logo de Telefónica en sus oficinas de Caracas, en Venezuela. (EFE)

Para empezar, Telefónica tendrá que hacer frente a la subasta que Industria lanzará el próximo 21 de marzo. El banco estadounidense calcula que la compañía presidida por José María Álvarez-Pallete tendrá que invertir unos 500 millones, los mismos que Vodafone y Orange, dado que MásMóvil no acudirá. También en marzo tendrá que disponer de unos 1.100 millones de euros para pujar por el nuevo espectro en el Reino Unido, más otros 136 millones para mantener su posición en Chile.

Ya en el segundo semestre, Telefónica deberá tener guardados otros 1.663 millones de euros para presentarse a las subastas de Brasil (929 millones), Argentina (269 millones) y Colombia (319 millones), más otras pequeñas de Ecuador y Perú. En total, 3.700 millones. La esperanza es que la puja por Brasil, donde Telefónica consigue cerca de un tercio de su beneficio de explotación, se ajuste a la baja o la inversión se 'periodifique' en el tiempo, sin que sea necesario un desembolso de tal magnitud este año. El 'capex' medio se calcula en unos 3.000 millones entre 2021 y 2022.

Foto: Fotografía de recurso del 5G

En cualquier caso, la cifra mínima requerida será de 2.400 millones, según JP Morgan, que considera que la caja que genera Telefónica es insuficiente para acometer tales inversiones y repagar la deuda. El banco americano, que aconseja no comprar acciones de la española, con un precio objetivo de tres euros por título, califica el pasivo de insostenible, motivo por el cual le aconseja reducir el dividendo de nuevo.

Por su parte, Banco Santander, que tiene una valoración y una recomendación más optimistas, también señala que Pallete debería priorizar la salud del balance sobre la remuneración a los accionistas. El bróker de la entidad dirigida por Ana Botín recomienda mantener el pago mediante el sistema 'scrip' —abono con acciones en lugar de dinero efectivo—, fórmula que el pasado año le permitió ahorrarse 1.300 millones de la caja. Santander aconseja comprar Telefónica, con un precio objetivo de seis euros.

Una visión parecida a la de Mirabaud, que mantiene su consejo de comprar, con un precio de 4,68 euros, y que justifica porque el valor sigue un 40% por debajo de su nivel previo al covid-19, por su fuerte posición estratégica en Reino Unido y Brasil y porque en los próximos meses debería recibir una fuerte entrada en caja con la fusión de su filial inglesa con Virgin (anunciada en mayo de 2020 y pendiente de las autoridades de competencia) y la reciente venta de Telxius a American Towers.

JP Morgan Noticias de Telefónica MásMóvil Orange José María Álvarez Pallete
El redactor recomienda