IFM mantiene el perfil amistoso de su opa y apoya el superdividendo de Naturgy
  1. Empresas
OPERACIÓN EN MANOS DE MONCLOA

IFM mantiene el perfil amistoso de su opa y apoya el superdividendo de Naturgy

Fuentes conocedoras del fondo australiano ven adecuada la política de retribución al accionista pese a que no tiene exigencias específicas de dividendo y prefiere rentabilizar la subida de la acción

placeholder Foto: Sede de Naturgy en Barcelona. (Reuters)
Sede de Naturgy en Barcelona. (Reuters)

IFM apoya la política de retribución al accionista de Naturgy. Fuentes conocedoras de sus planes señalan que el fondo australiano ve adecuado el nivel de dividendo que da la compañía. Según entiende, el equipo directivo, liderado por Francisco Reynés, retribuye una vez descontadas las necesidades de inversión de la compañía.

A diferencia de GIP o CVC, IFM Investors, que ha lanzado una opa sobre el 22,69% de Naturgy por 5.060 millones de euros, no tiene una exigencia específica de dividendos en las compañías en que invierte. De hecho, su enfoque inversor es largoplacista. Es decir, que prefiere obtener rentabilidad por el crecimiento sostenido de las compañías en que participa que a base de exprimirlas vía dividendo.

Otras fuentes consultadas, no obstante, aseguran que ahora mismo el objetivo primordial de IFM es lograr que la opa se materialice con éxito, sobre todo tras las dudas mostradas por Moncloa. Por ello, prefiere que su desembarco en la compañía sea percibido como amistoso, por lo que en estos momentos se muestra completamente alineado con el 'management' y el resto de grandes accionistas, que se comprometieron a facilitar su entrada en la firma.

Foto: El presidente de Naturgy, Francisco Reynés (c), la consejera, Helena Herrero (i) y el secretario general y del consejo, Manuel García Cobaleda. (EFE)

Ello no implica, sin embargo, que IFM renuncie a su capacidad de influir en la gestión de la compañía como futuro accionista. De hecho, la opa está condicionada a que se alcance el 17% de aceptación. Este nivel mínimo se corresponde a las acciones necesarias para tener derecho a dos puestos en el consejo de administración de la compañía.

El fondo nutrido de los ahorros de los pensionistas australianos cree que dos puestos en el máximo órgano de decisión de la energética, al igual que tienen CVC, GIP y Criteria Caixa, es la forma más adecuada de estar representados.

En ese sentido, IFM asegura que su estilo de inversión se identifica con el del 'holding' liderado por Isidre Fainé, de muy largo plazo. La firma ha expresado su voluntad de permanecer en el capital de Naturgy durante décadas. En ese sentido, prevé respaldar, incluso vía ampliaciones de capital, las potenciales inversiones que necesite hacer la compañía. Su objetivo es obtener la rentablidad vía crecimiento de la empresa, que ese aumento de negocios se refleje en la acción, más allá de elevados dividendos y recompras de acciones, como ha hecho el equipo de Reynés en los últimos años.

Foto: Sede operativa del grupo energético Naturgy en Barcelona. (EFE)

La cotizada repartirá este año casi 1.400 millones de euros vía dividendos. Sin tener en cuenta una devaluación contable de activos que ha practicado por más de 1.300 millones de euros, Naturgy hubiera reportado un resultado neto de 872 millones de euros (en realidad, ha reportado 347 millones de pérdidas, lo que le permite deducirse 290 millones de euros con Hacienda). Esto significa que la compañía se ha visto obligada a tirar de la caja más allá del resultado operativo, muy afectado por la crisis del covid.

No obstante, la compañía ha lanzado emisiones de bonos y cuenta con líneas de crédito con diversos bancos que le permiten abordar el pago a sus accionistas sin problemas. Además, este año ha suspendido la recompra de acciones de 400 millones de euros para asegurar un nivel suficiente de caja. No obstante, algunos analistas ven que el hecho de no tener un 'pay-out' hace que haya años, como 2020, en que se puede descapitalizar en parte la compañía, justo lo contrario de lo que quiere IFM. La retribución al accionista es creciente dentro del plan estratégico 2018-2022 y está blindada, sea cual sea el resultado que logre la empresa cada año.

Mantiene la españolidad

Otra de las cuestiones que están suscitando debate con respecto a la opa de IFM sobre Naturgy es la españolidad de la empresa. El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, señaló la semana pasada que el Gobierno no puede quedarse al margen de esta operación. Fuentes conocedoras de los planes del fondo señalan que IFM no tiene ninguna intención de tocar nada en cuanto a la ubicación de la sede de la compañía.

En este sentido, cabe destacar que la oferta lanzada sobre el 22,69% del capital de Naturgy en gran medida se dirige a inversores extranjeros. Solo un pequeño porcentaje de minoritarios, a excepción de Criteria Caixa, son españoles. Naturgy tiene como accionistas a grandes firmas como Sonatrach, la energética estatal de Argelia, y otros grandes inversores institucionales como Capital Group, BlackRock, Vanguard, Norges, JP Morgan o UBS.

'The Wall Street Journal' con tu suscripción

Con tu suscripción a El Confidencial puedes tener acceso ilimitado a todos los contenidos de 'The Wall Street Journal' por solo 20 euros más. ¡Mejora tu suscripción aquí!

IFM apoya la política de retribución al accionista de Naturgy. Fuentes conocedoras de sus planes señalan que el fondo australiano ve adecuado el nivel de dividendo que da la compañía. Según entiende, el equipo directivo, liderado por Francisco Reynés, retribuye una vez descontadas las necesidades de inversión de la compañía.

Naturgy Rentabilidad Accionistas Dividendos IFM Investor Políticas de retribución Inversores Argelia UBS Sonatrach
El redactor recomienda