BNP activa la entrada de la banca española en la opa a Naturgy pese a las dudas de Moncloa
  1. Empresas
SINDICANDO EL CRÉDITO DE 2.000 MILLONES

BNP activa la entrada de la banca española en la opa a Naturgy pese a las dudas de Moncloa

Santander y CaixaBank se perfilan como los grandes sindicadores, pero otras entidades también están pendientes de financiar la opa de IFM por ver que el margen es “atractivo”

placeholder Foto: Sede operativa del grupo energético Naturgy en Barcelona. (EFE)
Sede operativa del grupo energético Naturgy en Barcelona. (EFE)

BNP Paribas planea sindicar este mes el crédito a IFM para financiar la oferta pública de adquisición (opa) sobre el 22,7% de Naturgy. La propuesta de compra de una participación relevante es de 5.060 millones, de los que en torno al 40% se realizará a crédito. El banco francés ha aceptado dar liquidez si sale adelante la opa con 2.000 millones, pero no estará solo. Aunque todavía hay dudas de que el Gobierno dé el visto bueno a la compra.

El grupo galo ha estado negociando en primera instancia con la gran banca española para sindicar el préstamo. Es decir, para que tome parte del crédito, algo habitual en estas operaciones grandes, de tal forma que los bancos comparten riesgo. BNP ha estado en conversaciones con Santander, CaixaBank y BBVA, y los dos primeros se perfilan para tomar un lote importante inicialmente, según fuentes financieras.

Foto: Reynés e Iván redondo. (EC Diseño)

Santander y CaixaBank ya estuvieron en 2016 en la financiación de la compra del 20% del grupo que preside Francisco Reynés por parte del fondo Global Infrastructure Partners (GIP). El grupo cántabro suele participar en estas operaciones, mientras que CaixaBank comparte accionista a través de Criteria, que aún no ha fijado su posición en torno a la opa sobre Naturgy.

Sin embargo, la sindicación dará oportunidades más allá de la gran banca. BNP Paribas aún no ha transmitido al resto de entidades la estructura que elegirá. Inicialmente, se barajó en conversaciones entre los bancos la opción de hacer un crédito lombardo, pignorando como garantía parte de las acciones que tomara IFM, aunque ahora parece que la financiación será a pleno pulmón.

Foto: BNP Paribas. (EFE)

Los bancos españoles han mostrado su interés por participar, dado que el ‘feedback’ que han tenido es de un margen atractivo frente a la caída de los tipos de interés en sus carteras de crédito. Asimismo, cuentan cada vez con más liquidez por los récords de los depósitos y los LTRO del Banco Central Europeo (BCE). En enero, según datos del Banco de España, la liquidez de los bancos en el BCE fue de 244.532 millones, penalizados en hasta un -0,5%.

Las entidades están ávidas de encontrar operaciones que mejoren su margen de clientes, como este tipo de operaciones con empresas. La información que han recibido los bancos de BNP Paribas es que habrá tiques mínimos de 75 millones para participar en la sindicación, ampliables en cantidades de 50 millones, con un "margen atractivo", según fuentes del mercado, y que el grupo francés les invitará a participar sacando el crédito mercado esta semana o, si no da tiempo, la siguiente.

La banca no espera al Gobierno

Las negociaciones para financiar la opa de IFM sobre Naturgy se dan en paralelo a la tramitación de permisos que está elaborando el fondo de pensionistas australiano para desembarcar en la energética española.

El foco de mayor incertidumbre gira alrededor de la aceptación previa que tiene que dar el Gobierno, un requisito que se estableció tras estallar la pandemia. Fuentes al tanto de las negociaciones señalan que IFM está intercambiando información con el Ministerio de Industria antes de presentar la solicitud oficial, que se espera llegue en los próximos días. Las fuentes consultadas señalan que, con toda probabilidad, el departamento dirigido por Reyes Maroto declarará la compra del fondo oceánico como una operación estratégica, por lo que su aprobación definitiva tendrá que otorgarla el Consejo de Ministros, un permiso que puede demorarse hasta seis meses.

Foto: (Reuters)

En las últimas semanas, el nivel de especulaciones acerca de la posición del Gobierno respecto de esta operación para comprar el 22,69% de Naturgy ha ido en aumento. Diversos medios de comunicación han publicado que existen reticencias de Moncloa. El medio especializado 'Mergermarkets' fue un paso más allá y señaló a Iván Redondo, jefe de gabinete de Pedro Sánchez, como figura contraria a la operación. El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, otra de las figuras con más ascendencia sobre el presidente del Gobierno, señaló la pasada semana que el Ejecutivo no puede quedarse al margen de esta operación.

Los rumores de veto a la opa por parte del Gobierno contrastan con la prudencia que hasta ahora ha mostrado el Ministerio de Economía. Se espera que Nadia Calviño, que además de vicepresidenta es la máxima responsable de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos, lidere este proceso, lo que por ahora decantaría la balanza hacia el sí del Gobierno. Otras fuentes creen que por estratégica que sea esta operación, el Ejecutivo no dispone de argumentos suficientes para tumbarla, lo que además podría ser un mensaje extremadamente peligroso en un momento de alta necesidad de inversión para España, dada la crisis del covid-19.

BNP Paribas planea sindicar este mes el crédito a IFM para financiar la oferta pública de adquisición (opa) sobre el 22,7% de Naturgy. La propuesta de compra de una participación relevante es de 5.060 millones, de los que en torno al 40% se realizará a crédito. El banco francés ha aceptado dar liquidez si sale adelante la opa con 2.000 millones, pero no estará solo. Aunque todavía hay dudas de que el Gobierno dé el visto bueno a la compra.

BNP Paribas Naturgy Oferta Pública de Adquisición (OPA)
El redactor recomienda