La fusión MásMóvil-Vodafone: qué supondría y cómo cambiaría el mercado
  1. Empresas
reacciones

La fusión MásMóvil-Vodafone: qué supondría y cómo cambiaría el mercado

La operación lleva cociéndose desde octubre del año 2019, cuando El Confidencial adelantó unas conversaciones en las que MásMóvil ofreció hasta 6.000 millones por Vodafone España

placeholder Foto: Antenas de Vodafone. (Reuters)
Antenas de Vodafone. (Reuters)

MásMóvil y Vodafone siguen dando pasos hacia una eventual fusión. Los nuevos dueños de la primera, los fondos Cinven, KKR y Providence, ya han encargado a Goldman Sachs que se ponga a estudiar lo que sería una adquisición muy relevante en el mercado de las telecomunicaciones en España.

La operación lleva cociéndose desde octubre del año 2019, cuando El Confidencial adelantó unas conversaciones en las que MásMóvil ofreció hasta 6.000 millones por Vodafone España. No hubo acuerdo y la situación se enfrió hasta que los fondos se hicieron con el control de la operadora.

Si esta vez las negociaciones llegan a buen puerto, supondría, a efectos prácticos, la creación del primer operador del país por líneas móviles y el segundo en banda ancha. En el caso del primer vertical, superarían incluso a Telefónica, mientras que se quedarían a unos puntos de cuota de mercado del gigante español en el segundo. Según los datos publicados este viernes por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), Vodafone cuenta con un 20,5% de las líneas de banda ancha fijas, mientras MásMóvil se queda en el 11,4%.

Foto: EC Diseño.

El paso también permitiría a ambas acercarse a Telefónica en cuanto a ingresos minoristas. Tal y como refleja el estudio presentado por el regulador, MásMóvil acapara el 8,8% de esta facturación, mientras Vodafone se lleva el 17,3% del total. Unir caminos significaría cambiar la dinámica del operador británico, que lleva más de dos años con dichos ingresos totalmente estancados.

La operación no supondría prácticamente ningún cambio para los usuarios de ambas compañías. No se conocen detalles, pero la política habitual de MásMóvil, pues así lo hizo cuando sumó a su entramado a Yoigo y Pepephone, es mantener las marcas de forma independiente. Una eventual fusión con Vodafone no puede compararse en trascendencia o tamaño con esas dos operaciones, pero sí es una línea habitual que siempre ha marcado el grupo de Meinrad Spenger.

Lo que sí supondría es un cambio de escenario que tendrían que analizar en Competencia, si bien lo más probable es que no se pusieran demasiadas trabas desde el regulador, pues la fusión pondría sólidos cimientos a la tan deseada consolidación del sector. La expansión a todo el territorio nacional de Euskaltel, a través de la marca Virgin Telco, garantiza que hay opciones más que de sobra para que los consumidores puedan elegir.

Foto: Meinrad Spenger y Colman Deegan. (Diseño El Confidencial)

El mercado lleva apuntando a esa consolidación algún tiempo. Tal y como explicaron los analistas de Banco Santander tras la opa de los fondos sobre MásMóvil, "esperamos que ahora la compañía tenga capacidad para comprar Vodafone España, lo que, si se materializa, sería positivo para todas las telecos españolas".

Esa concentración sería sana para un mercado que lleva tiempo convertido en una suerte de salvaje oeste, en el que cada vez más actores compiten por el mismo pastel, ganando terreno a base de agresivas estrategias de precios.

Los datos ofrecidos por la CNMC demuestran que esa fuerte competencia no ha hecho bien al sector o, al menos, a sus ingresos. Así, en los meses entre julio y septiembre del pasado año, último periodo del que se tienen datos confirmados, los ingresos minoristas cayeron un 3,8% respecto al mismo periodo de 2019. Todos los servicios registraron descensos en facturación, excepto la banda ancha fija que consiguió avanzar un 3,2% en tasa interanual.

Vodafone MásMóvil Telecomunicaciones
El redactor recomienda