¿Qué cubren los seguros de hogar y coche en caso de explosión?
  1. Empresas
documentar lo ocurrido es vital

¿Qué cubren los seguros de hogar y coche en caso de explosión?

En caso de explosión, el responsable directo de los daños a terceros es el propio causante del siniestro, que de tener seguro podría cubrir daños materiales a particulares de vehículos o viviendas

placeholder Foto: Agentes de Policía controlan las inmediaciones al lugar de la explosión en la calle Toledo, Madrid (REUTERS)
Agentes de Policía controlan las inmediaciones al lugar de la explosión en la calle Toledo, Madrid (REUTERS)

La calle Toledo, ubicada en el centro de Madrid, se ha convertido en la tarde este miércoles, 20 de enero, en una zona vedada al paso de peatones ya que efectivos de la Policía, bomberos y Emergencias de la región custodian las inmediaciones al número 98 de la vía, donde a las 15:00 de la tarde se ha producido una fuerte explosión, que ha afectado en principio a las cuatro plantas superiores de un edificio, un inmueble de la parroquia de La Paloma situado al lado de una residencia de ancianos y cercano también a un colegio. Mientras los distintos cuerpos de emergencias presentes en la zona evalúan los daños que ha dejado la explosión, que podría deberse a un escape de gas, las imágenes y vídeos que se han compartido ya, a la hora de publicación de este artículo, muestran daños materiales en los vehículos aparcados en la calle y en viviendas aledañas al edificio donde ha tenido lugar la explosión.

Quienes puedan encontrarse entre los afectados indirectos de la explosión, al haber sufrido daños en su vivienda particular, centro educativo, edificio empresarial o vehículo, tendrán que tener en cuenta que, de contar con un seguro para un inmueble o automóvil, antes de reclamar nada a la aseguradora conviene revisar la letra pequeña del contrato firmado con la entidad aseguradora para ir al detalle de la cobertura y exclusiones que tenga en cuenta el seguro contratado, advierten desde la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (UNESPA) en la página web de la iniciativa Estamos seguros, donde se recogen las coberturas generales "a modo orientativo" que brindan los seguros de hogar o de automóviles. En el caso de una explosión, ocurrida en una vivienda particular o un edificio no residencial, habrá que esperar a que se aclaren las causas de lo ocurrido para saber, de contar el inmueble en cuestión con un seguro de comunidad o particular, quién es el responsable de cubrir los daños causados a terceros.

A tener en cuenta también que, en situaciones como estas, lo que prima es que la compañía contratada con la que esté asegurado el edificio o el piso cuente con una cobertura de responsabilidad civil, que cubra riesgos que se puedan causar a terceras personas y garantice la indemnización que se deba pagar "hasta el límite establecido en el contrato", de acuerdo con lo que puntualizan desde UNESPA. De haber sufrido algún tipo de daño tras una explosión, lo que hay que tener en cuenta es que la aseguradora que tenga contratada el edificio causante del siniestro (de tener un seguro) es la encargada de cubrir no solo los daños materiales, sino también los causados a terceros, entre los que pueden figurar habitantes de edificios colindantes, mobiliario urbano o vehículos. Si se cuenta con una cobertura de responsabilidad civil, además, podrían llegar a cubrirse daños personales que afecten a la integridad física "siempre y cuando el origen del siniestro esté en el edificio asegurado", según ha podido saber El Confidencial.

No obstante, ante la complejidad de casos como el de la explosión acontecida en el número 98 de la calle Toledo, una situación de carácter grave por la que hasta el propio Ayuntamiento de Madrid podría habilitar un número de teléfono o una página web para que todos los afectados centralicen sus peticiones, lo más sencillo en un primer momento es no esperar a que se aclare la situación para reclamar a la compañía aseguradora que podría tener el edificio en el que se ha causado el siniestro y ponerse en contacto directamente con el seguro propio, de hogar o automóvil, contratado. Al hacer esto, no hay que olvidarse de documentar lo ocurrido, "lo más importante", tal y como cuenta a El Confidencial un experto en seguros. "Recabar la máxima información posible y documentarlo con fotos si hay daños visibles" es vital.

¿Qué hacer para que se arreglen los daños a terceros?

Lo más efectivo es ponerse en contacto con la compañía aseguradora con la que se tenga contratado el seguro de hogar o automóviles, de tenerlo, para que cubran los daños materiales una vez se les ha remitido toda la información del caso y se les ha hecho llegar fotografías. De ser el dueño de un vehículo dañado por los cascotes o por alguna otra razón, si el coche está asegurado a todo riesgo la compañía cubrirá los daños y luego se encargará de buscar al responsable del siniestro para que se lo compense, de ser posible. En el otro lado de la balanza, de tenerlo a terceros, se puede acudir también a la compañía aseguradora para que periten los daños y dé un presupuesto, por si quieres arreglarlo con su ayuda previo pago. Así, luego se seguiría el mismo camino, buscar al responsable para compensar los desperfectos. La otra opción es esperar a que la aseguradora del edificio causante del siniestro le atienda y se lo cubra, "un proceso que puede llegar a ser lento y complicado".

Por otro lado, de ser el propietario de una vivienda colindante afectada, el seguro de hogar podrá cubrir todos los daños materiales que sufra el piso, desde rotura de cristales o grietas en la pared hasta muebles rotos, "siempre que se cuente con cobertura de incendio o explosión" y tengan contratadas garantías relativas a la edificación —que amparen techos, paredes o suelos, por ejemplo— o al contenido de la vivienda, como puede ser el caso del mobiliario o la decoración.

Aseguradoras
El redactor recomienda