El gran dilema de Orcel: podrá reclamar 47 M a Santander aunque fiche por UniCredit
  1. Empresas
LAS OPCIONES DEL BANQUERO

El gran dilema de Orcel: podrá reclamar 47 M a Santander aunque fiche por UniCredit

El banquero no tendría que retirar la demanda para recibir el visto bueno de idoneidad del BCE. Solo tendría que desistir si se lo pide UniCredit por su relación con Santander

placeholder Foto: El banquero italiano Andrea Orcel. (Reuters)
El banquero italiano Andrea Orcel. (Reuters)

La guerra entre Andrea Orcel y Banco Santander vuelve a aflorar por el posible fichaje del banquero italiano por UniCredit como consejero delegado. La noticia, adelantada esta semana por 'Financial Times', apuntaba a una posible retirada de la demanda del banquero italiano contra la entidad española. Fuentes financieras consultadas por este medio señalan que Orcel no tendría ninguna obligación legal ni del Banco Central Europeo (BCE) para desistir en este proceso judicial, y solo ven posible que Orcel dé su brazo a torcer si se lo impone el consejo de UniCredit.

Las mismas fuentes explican que el banquero italiano sí que rebajaría el importe de su reclamación legal contra Santander, de los 112 millones actuales a un mínimo de 47 millones de euros. Mantendría como mínimo la reclamación de la prima de fichaje que puso en su día sobre la mesa el banco español, de 17 millones; el sueldo que hubiera percibido durante los dos últimos años, a razón de 10 millones por ejercicio, y los 10 millones reclamados "por daños morales y reputacionales", como apunta la demanda cuyo contenido adelantó este medio.

Foto: Andrea Orcel (i), Ana Botín (c) y José Antonio Álvarez. (Reuters)

La duda está en si el banquero italiano seguiría demandando los 35 millones que Santander se ofreció a cubrir de su bonus en UBS, y que se antojan clave en su fichaje por la entidad italiana. Lo que se da por seguro es que Orcel excluiría de su reclamación a Santander los tres años adicionales de sueldo que incluye su demanda, por importe conjunto de 30 millones, ya que su nómina pasaría a ser responsabilidad de UniCredit.

Hay tres claves en todo este encaje de números. La primera es si finalmente Orcel ficha por la entidad italiana, ya que de momento está en una terna de candidatos, junto a Tidjane Thiam, ex CEO de Credit Suisse, y Martin Blessing, exdirectivo de Commerzbank y UBS.

Condiciones informales

La segunda es si su incorporación a UniCredit lleva aparejada algún tipo de exigencia de que desista de su demanda contra Santander. Esta sería una condición para conseguir el visto bueno a su nombramiento por parte del BCE, según 'FT'. Sin embargo, fuentes próximas al supervisor explican que el proceso abierto contra el banco español no tiene ningún tipo de implicación para el 'fit and proper' —examen para altos directivos y consejeros— que tendría que pasar Orcel.

Lo único que podría haber es una petición informal por parte del organismo o de la propia UniCredit de que se entierre el hacha de guerra contra Santander, para evitar tensiones entre dos de las tres mayores entidades europeas, con muchos negocios cruzados. Para Orcel, el tren de UniCredit puede ser uno de los últimos que pasen para volver a la primera línea de la banca en Europa, señalan fuentes financieras, por lo que no es descartable que ceda en el punto de Santander.

Foto: El banquero italiano Andrea Orcel (Efe)

La tercera clave sería qué ocurre con el bonus heredado de UBS. Cuando Orcel pactó su fichaje por Santander en 2018, tenía un bonus pendiente de cobro en la entidad suiza de 55 millones. De este importe, el banco presidido por Ana Botín se comprometió inicialmente hasta en 35 millones. Tras la ruptura con Santander, Orcel ha empezado a cobrar parte del variable por parte de UBS a razón de casi ocho millones anuales. Quedan por recuperar unos 40 millones que el banco suizo dejaría de abonar en caso de que se vaya a UniCredit. Santander negará hacerse cargo de esta cantidad, como hasta ahora, y más cuando Orcel ha fichado por otra entidad. Queda por ver cuánto asume el banco italiano.

Mientras se decide el fichaje de Orcel por UniCredit en las próximas semanas, Santander y el banquero italiano tienen pendiente su juicio el próximo 10 de marzo. El año pasado tuvo la vista previa, en la que se acordó que Botín y otros directivos del banco español declaren como testigos. No estará Orcel, ya que no lo pidió Santander. El juicio girará en torno a si la carta oferta que firmó el banquero italiano equivale a un contrato o no.

La guerra entre Andrea Orcel y Banco Santander vuelve a aflorar por el posible fichaje del banquero italiano por UniCredit como consejero delegado. La noticia, adelantada esta semana por 'Financial Times', apuntaba a una posible retirada de la demanda del banquero italiano contra la entidad española. Fuentes financieras consultadas por este medio señalan que Orcel no tendría ninguna obligación legal ni del Banco Central Europeo (BCE) para desistir en este proceso judicial, y solo ven posible que Orcel dé su brazo a torcer si se lo impone el consejo de UniCredit.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
UniCredit Andrea Orcel Noticias del Banco Santander
El redactor recomienda