La SEPI hipoteca la sede central de Globalia como garantía del rescate de Air Europa
  1. Empresas
POR EL PRÉSTAMO DE 475 M

La SEPI hipoteca la sede central de Globalia como garantía del rescate de Air Europa

El Estado ha pignorado los 30.000 metros cuadrados de las oficinas que el grupo turístico tiene en Palma de Mallorca, donde trabajan cerca de 1.500 personas

placeholder Foto: Sede de Globalia.
Sede de Globalia.

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) discute con Iberia la modificación de algunas de las cláusulas del préstamo de hasta 475 millones de euros concedido a Air Europa para facilitar la fusión de ambas aerolíneas. Una financiación con la que el Gobierno evitó el colapso de la compañía de la familia Hidalgo como consecuencia del covid-19 y que ha sido garantizada con varios avales y los 30.000 metros cuadrados de la sede del grupo en Mallorca.

Así lo han confirmado varias fuentes próximas a las conversaciones entre la SEPI, Iberia y Globalia, que en los próximos días quieren cerrar los flecos para anunciar oficialmente la compra de Air Europa por la filial española de International Airlines Group (IAG): Iberia ha pedido al organismo público que renuncie a los dos consejeros a los que tiene derecho por los 475 millones prestados, así como que levante las restricciones a la limitación salarial de los directivos y el veto a posibles ajustes de plantilla típicos en estas fusiones.

Pero, de momento, la SEPI, para proteger el dinero de los contribuyentes y asegurarse el cobro del dinero concedido a los Hidalgo, ha decidido pignorar la sede de Globalia en Llucmajor, una población al lado de Palma de Mallorca donde el grupo turístico tiene su principal base de operaciones. Los edificios cuentan con una superficie de 30.000 metros cuadrados tras la ampliación en más de un tercio llevada a cabo en 2010. El dueño de Air Europa, Halcón Viajes, Travelplan, Viajes Ecuador, Be Live y Groundforce invirtió 10 millones en renovar sus oficinas centrales, a las que se trasladó en 2003 desde Salamanca.

Foto: Javier Hidalgo, consejero delegado de Globalia. (EC)

El ente público ha tomado la sede como garantía para los cinco años de duración del préstamo, que tiene un tipo de interés por encima del de mercado, sobre todo en la parte de la financiación 235 millones— que se puede convertir en acciones de Air Europa. Pero no es el único activo que ha exigido como contraparte. Según otras fuentes, la familia Hidalgo ha puesto encima de la mesa algunos de sus hoteles ajenos a Globalia (disponen de hasta ocho establecimientos en República Dominicana) y, sobre todo, el aval de la venta a Iberia.

Si la antigua aerolínea pública ejecuta finalmente la adquisición de Air Europa, ese aval se rescindirá. Pero en caso contrario, la familia Hidalgo empezará una lucha jurídica que considera ganaría, por lo que cree que ese contrato de compraventa tiene mucho valor. Y no se trata de la indemnización de 40 millones pactada hace ahora 13 meses, sino de una compensación mucho mayor, con lo que cubriría el importe de los préstamos.

Consejo de Globalia

SEPI declinó el pasado viernes hacer ningún comentario sobre la información publicada por El Confidencial sobre el nuevo acuerdo entre Iberia y Air Europa, por el que la primera pagará 500 millones de euros, la mitad de lo pactado en noviembre de 2019. El abono de esta nueva cantidad se producirá en 2026, justo cuando vence el préstamo otorgado por el ente estatal, que debería ser devuelto previamente por Iberia.

Foto: El consejero ejecutivo de Globalia, Javier Hidalgo. (Carmen Castellón)

La posición de la SEPI es esencial para cerrar los últimos puntos del acuerdo a tres bandas, que esta semana será ratificado por un consejo de administración de Globalia. Iberia quiere anunciar la transacción antes de que acabe 2020 para iniciar los trámites con la Comisión Europea, que debe aún dar el visto bueno por si hubiera problemas de competencia y monopolio. Un aspecto esencial contra el que otras aerolíneas del sector, como Air France o Ryanair, ya han anunciado reclamaciones.

Ante la inminente fusión, Air Europa suspendió una reunión prevista con los sindicatos en la que les iba a exponer el nuevo plan de viabilidad una vez conseguida la financiación por parte de la SEPI. La nueva reunión se ha fijado para enero, momento en el que los Hidalgo estiman que ya se habrá hecho oficial el acuerdo, con el apoyo del Gobierno.

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) discute con Iberia la modificación de algunas de las cláusulas del préstamo de hasta 475 millones de euros concedido a Air Europa para facilitar la fusión de ambas aerolíneas. Una financiación con la que el Gobierno evitó el colapso de la compañía de la familia Hidalgo como consecuencia del covid-19 y que ha sido garantizada con varios avales y los 30.000 metros cuadrados de la sede del grupo en Mallorca.

Air Europa SEPI Globalia Iberia
El redactor recomienda