Sabadell prepara un nuevo plan estratégico para inicios de 2021 y plantea vender TSB
  1. Empresas
TRAS EL FRACASO DE LA FUSIÓN CON BBVA

Sabadell prepara un nuevo plan estratégico para inicios de 2021 y plantea vender TSB

Ha optado por darle una vuelta a su situación con un nuevo plan de negocio que priorizará el mercado doméstico como fórmula para incrementar la eficiencia en el uso del capital

Foto: El presidente del banco Sabadell, Josep Oliu.
El presidente del banco Sabadell, Josep Oliu.

Banco Sabadell ha decidido seguir caminando solo. Tras su intento de fusión con BBVA, la entidad que preside Josep Oliu ha optado por darle una vuelta a su situación con un nuevo plan de negocio que priorizará el mercado doméstico como fórmula para incrementar la eficiencia en el uso del capital y los recursos del grupo. De esta manera, una de las medidas que adoptará es la posible venta de activos internacionales entre los que se encuentra TSB, según ha anunciado mediante un comunicado tras conocerse la ruptura de las negociaciones con BBVA.

De esta manera, Sabadell ha cogido otro camino para tratar de aumentar la rentabilidad y crear valor para los accionistas en un momento muy complicado para el sector para el que el estallido de la pandemia del coronavirus ha borrado cualquier esperanza de inicio de normalización monetaria y, con ello, sus posibilidades de darle un empujón a sus márgenes, en los huesos tras más de una década de tipos cero.

Foto: EC

Tras el anuncio de la fusión entre Bankia y Caixabank el pasado mes de septiembre, Sabadell decidió dar el paso y seguir las recomendaciones de los reguladores sobre una concentración del sector y entabló contactos con BBVA. Sin embargo, la sombra del caso Villarejo ha sido demasiado intensa y finalmente el consejo de administración de la catalana ha decidido "por unanimidad dar por finalizadas las conversaciones con BBVA al no haber alcanzado las partes un acuerdo sobre la eventual ecuación de canje de las acciones de ambas entidades".

Ahora Sabadell apuesta todas las fichas al éxito de su nuevo plan estratégico que dará a conocer en el primer trimestre de 2021, aunque ha anticipado que el mismo "contemplará, entre otras medidas, la ampliación del programa de eficiencia y transformación en el mercado 'retail' en España —con impacto neutro en el capital—".

Sin embargo, la principal pista ha sido sobre el futuro que le espera a su filial británica. En el comunicado, la entidad ha avanzado que "analizará con sus asesores alternativas estratégicas de creación de valor respecto a los activos internacionales del Grupo, incluyendo TSB". No en vano, para Sabadell su filial se ha convertido en una china en el zapato y se ha encontrado con serios problemas tecnológicos para su integración tras comprarla en 2015 por más de 2.500 millones.

Foto: EC.

Tanto es así que, según dieron a conocer en su día, el coste de la migración a la nueva plataforma de Sabadell alcanzó los 460 millones de euros, a los que se le sumaron 177 millones derivados de la limpieza de su balance. A día de hoy, los fondos propios de TSB no superan los 1.600 millones de euros, por lo que probablemente, de producirse la venta, esta se haría con pérdidas.

De esta manera, los castillos de naipes que se habían hecho los inversores, que ya habían descontado la posibilidad de que, tras la fusión, la nueva entidad se deshiciera de TSB contando con el hecho de que BBVA tiene pulmón para aguantar ese agujero, se han venido abajo. A la espera de ver cómo reaccionan a la ruptura, lo cierto es que Sabadell ha subido un 53% al calor de la operación en lo que va de mes, mientras que BBVA se ha anotado otro tanto. Ahora el mercado tendrá que sacar del precio la fusión y todo apunta a que será doloroso.

Con todo, Oliú no pierde la esperanza y confía en "una sólida franquicia en España" y en que "es líder en índice de satisfacción de clientes en el segmento de pymes", para aguantar el chaparrón, centrándose "en estos segmentos de mayor valor añadido y rentabilidad" e implementando en su nuevo plan mejorar tanto su eficiencia como la generación orgánica de capital, concluyen.

Rentabilidad Josep Oliu Venta de activos