La oferta de viviendas en alquiler se dispara un 53% por el desplome del modelo Airbnb
  1. Empresas
también crece con fuerza el tiempo

La oferta de viviendas en alquiler se dispara un 53% por el desplome del modelo Airbnb

El trasvase de viviendas turísticas a alquileres tradicionales de larga duración ha disparado la oferta y ha incrementado el tiempo que se tarda en cerrar un acuerdo con el inquilino

Foto: Muchos propietarios de viviendas de alquiler turístico se han pasado al tradicional.
Muchos propietarios de viviendas de alquiler turístico se han pasado al tradicional.

El duro golpe que ha supuesto para los alquileres turísticos y de corto plazo las limitaciones a la movilidad impuestas por el covid-19 está teniendo un impacto directo en el mercado residencial, ya que se ha disparado la oferta de viviendas en renta. Según el informe 'Mercado del alquiler en España 2020', elaborado por Servihabitat, en septiembre, la oferta de pisos en renta se incrementó un 53% respecto al mismo mes del año pasado, hasta alcanzar las 134.000 viviendas en el mercado.

"Esta tendencia no era la que estaba prevista, sino que se esperaba una moderación, pero el covid-19 ha cambiado la situación de manera brusca y el volumen de vivienda en alquiler pasa de representar algo más del 10% de las que se encuentran en venta al 16,4% en septiembre", destaca el estudio.

Foto: auge-build-to-rent-mercado-inmobiliario-bra

Aunque en números absolutos Madrid, con un parque de 29.360 viviendas en oferta, encabeza la lista nacional, en términos relativos, son Cataluña, Comunidad Valenciana, Islas Baleares y Andalucía las comunidades con una oferta en alquiler superior a la media, según Servihabitat.

Otro dato destacable que ilustra el impacto que ha tenido la caída en desgracia del modelo Airbnb es que el volumen de oferta en alquiler se sitúa ya en 7,2 por cada 1.000 hogares, frente a los 4,7 de hace apenas 12 meses, un fuerte incremento derivado del "trasvase de propiedades turísticas de alquiler a corto plazo al mercado residencial o en el cambio de venta a alquiler de propietarios que no consiguen alcanzar sus expectativas de precio", señala el informe.

Oferta de alquileres de Airbnb.
Oferta de alquileres de Airbnb.

Este fuerte crecimiento de la oferta está impactando con fuerza en el tiempo que se tarda en alquilar una vivienda, ya que los potenciales inquilinos pueden ampliar su búsqueda, y dilatar así su decisión, convencidos de que con el tiempo conseguirán encontrar mejores condiciones. A esto se une que los propietarios son cada vez más cautos a la hora de seleccionar al futuro ocupante de su vivienda por la incertidumbre económica.

La suma de estos dos factores ha hecho que el tiempo promedio que se tarda en alquilar una vivienda haya alcanzado los 58 días (1,93 meses), casi 10 días más que hace un año (1,64 meses), pero todavía lejos de los 64 días que se tardaba en 2017.

Mientras que en alquiler se habla de estabilización de precios, en compra sí se nota ya la caída, lo que ha disparado la rentabilidad de la vivienda en renta

"También es cierto que los precios no han bajado en el tercer trimestre tanto como se esperaba ante la situación de crisis, lo que ha dilatado los plazos de comercialización de los arrendamientos", señala el informe, que pronostica el fin del 'rally' vivido en los últimos años: "Todo apunta a que el mayor volumen de oferta provocará que los precios tiendan a cierta estabilización, y no se esperan para el próximo año variaciones tan elevadas como se han visto en los anteriores", anticipa Servihabitat.

Donde sí se han detectado ya ajustes de precios es en la compra de viviendas, donde ya se está dejando ver una clara presión a la baja, al haberse alcanzado en septiembre niveles récord de rentabilidad. En concreto, la rentabilidad anual bruta media para una vivienda en alquiler en España se ha situado en el 6,8%, más de un punto superior a la registrada en los últimos dos años (5,7% y 5,6% en 2019 y 2018, respectivamente).

Foto: El futuro límite de los alquileres llega en plena bajada de precios. (Foto: iStock)

"La ratio de rentabilidad tiene un efecto estadístico al alza que afecta a las localidades en las que se produce un mantenimiento del precio del alquiler en niveles similares, pero una bajada notable del precio de la vivienda", indica el informe, que sitúa las provincias de Valencia, Toledo y Sevilla a la cabeza de este fenómeno, y los seis primeros meses pospandemia como el plazo en que se ha concentrado esta presión a la baja. "La duración de este efecto vendrá condicionada por la crisis sanitaria y económica", advierte Servihabitat.

Las excepcionales circunstancias que se viven por el covid hacen que a este fuerte aumento de la oferta en alquiler se una un incremento también de la demanda nacional, que se ha elevado en casi cinco puntos, y se espera que siga creciendo con fuerza, especialmente en el contexto de crisis económica a que se enfrenta el país. De hecho, la pandemia ha acelerado un fenómeno que ya se estaba produciendo de progresivo aumento del peso del alquiler sobre el total de viviendas, hasta alcanzar al 23% de la población. Sin embargo, esta cifra sigue lejos de la media del 31% que se alcanza en el Viejo Continente.

Venta Servihabitat Crisis Rentabilidad Alquileres
El redactor recomienda