Es noticia
Menú
Sacyr acelera la construcción de nueve hospitales para hacer frente al covid
  1. Empresas
en todo el mundo

Sacyr acelera la construcción de nueve hospitales para hacer frente al covid

La mayoría son contratos previos a la pandemia que están tomando forma en un momento clave. El grupo ha gestionado centros durante la crisis; ahora, replantea el diseño de los futuros hospitales

Foto:

La pandemia puso contra las cuerdas los hospitales de medio mundo. Las camas se agotaban, las UCI no daban más de sí. Un escenario sin precedentes que requería acciones urgentes. Y no tardaron en llegar: poco después de comenzar el confinamiento el pasado 14 de marzo, Sacyr inició la ampliación de más de 60 camas de ingreso y UCI en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Una carrera contrarreloj en la que el grupo español puso a punto el Bloque Oncológico y la biblioteca del centro para habilitar dichas camas en apenas 48 horas.

Si algo ha dejado claro este virus es que, en esta carrera, el tiempo es oro. Así, la empresa presidida por Manuel Manrique también está acondicionando el antiguo Hospital Militar de Sevilla, que prevé abrir tres plantas completas con 150 camas antes de que finalice el año. Con la pandemia como telón de fondo, la compañía ha tenido que acondicionar hospitales en tiempo récord, pero también construirlos. Prueba de ello es el Hospital de Emergencias Isabel Zendal de Madrid, ubicado en el barrio de Valdebebas y levantado en poco más de tres meses por Sacyr y otras empresas del sector.

Sacyr tiene en sus manos la gestión de tres centros madrileños: el Infanta Cristina (Parla), el de Henares (Coslada) y el de Majadahonda (Madrid)

El grupo tiene a sus espaldas una larga trayectoria: en sus casi 25 años de historia, ha edificado más de 60 hospitales en siete países. Ahora se están llevando a cabo algunos contratos que, si bien son anteriores a la pandemia, se materializan en un momento en que los hospitales son más necesarios que nunca: en México, se acaba de inaugurar el hospital de Acuña y en breve estará terminado el de Tláhuac; en Chile, la empresa cuenta con un hospital en concesión, el de Antofagasta, y tiene entre manos la construcción de otros cinco centros de referencia en el país. En Italia, está cimentando el Policlínico de Milán, llevado a cabo por un consorcio del que forma parte.

placeholder En Chile, Sacyr cuenta con un hospital en concesión, el de Antofagasta.
En Chile, Sacyr cuenta con un hospital en concesión, el de Antofagasta.

Ahora, el foco apunta a Portugal. La construcción y gestión del Hospital de Lisboa Oriental está en juego, y las posibilidades de que la empresa española se haga con el gran contrato están ahí. De momento, Sacyr, en consorcio con el fondo Aberdeen, ha liderado la fase preliminar de análisis y evaluación de propuestas con una oferta que ronda los 270 millones de euros, lo que supone un ahorro para el Estado portugués de cerca de 41 millones, frente a los 1,5 millones del segundo preclasificado: “Este ahorro se consigue a través de una gran optimización del proyecto de arquitectura y del desarrollo de sistemas de eficiencia energética que permiten reducir tanto los costes de construcción como de operación del hospital”, declara el responsable de Ingeniería de Sacyr Somague, João Campelo Ribero.

Sacyr Somague filial portuguesa— participa actualmente en la gestión de tres hospitales en Portugal con más de 1.200 camas. “Lograr este contrato es dar continuidad a una historia de éxito en el desarrollo de las principales infraestructuras hospitalarias en Portugal y seguir teniendo un impacto positivo en la mejora de la calidad de vida de los portugueses”, asegura Alarcao.

Gestión en tiempos de covid

Estrés, miedo e incertidumbre. Son las palabras que mejor definen una realidad que comenzó a cobrar vida en los pasillos hospitalarios de todo el país hace apenas siete meses. ¿Cómo abordaron los hospitales esta situación? Sacyr tiene en sus manos la gestión de tres centros madrileños: el Infanta Cristina (Parla), el de Henares (Coslada) y el de Majadahonda (Madrid). Fuera de España, también gestiona otros cinco en Portugal, Chile y México.

placeholder Hospital de Vila Franca de Xira, Portugal.
Hospital de Vila Franca de Xira, Portugal.

“Se pusieron a disposición más de 1.600 metros cuadrados de zona de ampliación que no estaba preparada, y se puso en funcionamiento en 10 días”, explica Violeta Paniagua, gerente del Hospital Infanta Cristina de Madrid, quien también afirma que la plantilla se incrementó casi en un 30%. El ‘statu quo’ quedó así patas arriba en cuestión de días: consultas, zonas de rehabilitación… Todo convertido en puestos de Urgencias. “En la UCI, llegamos casi a multiplicar por cuatro las camas disponibles, y en la observación de Urgencias se triplicaron los puestos de atención”, afirma Marta Lozano, gerente del Hospital del Henares.

Lecciones aprendidas (y aplicadas)

La pandemia ha golpeado duro y ha dejado lecciones que no debemos olvidar. ¿Qué ha hecho Sacyr en medio de esta crisis? Desde la compañía, explican que los hospitales en los que realizan trabajos de remodelación (como el Gregorio Marañón) o de gestión (como el Infanta Cristina) han ayudado a las administraciones a buscar soluciones en los momentos más críticos. ¿Cómo? Duplicando el número de camas, habilitando nuevos espacios, reubicando accesos para asegurar ‘zonas limpias’ o reclutando personal de apoyo administrativo, de limpieza o celadores.

Las lecciones están aprendidas, ahora hay que aplicarlas en el diseño de los hospitales. Los objetivos son claros para el grupo: en futuras construcciones, será necesario optimizar tiempos de desplazamiento, habilitar pabellones independientes para tratar sospechas de infección, contar con techos más altos y buena ventilación. Para recoger estas y otras ideas, Sacyr ha elaborado dos documentos, 'Arquitectura post covid-19' y 'Estrategias integradas de gestión hospitalaria frente a epidemias', que analizan el diseño y gestión de hospitales desde la experiencia de Sacyr durante la pandemia y proponen soluciones concretas.

La pandemia puso contra las cuerdas los hospitales de medio mundo. Las camas se agotaban, las UCI no daban más de sí. Un escenario sin precedentes que requería acciones urgentes. Y no tardaron en llegar: poco después de comenzar el confinamiento el pasado 14 de marzo, Sacyr inició la ampliación de más de 60 camas de ingreso y UCI en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Una carrera contrarreloj en la que el grupo español puso a punto el Bloque Oncológico y la biblioteca del centro para habilitar dichas camas en apenas 48 horas.

ECBrands Portugal SacyrBrands Manuel Manrique