ANÁLISIS DEL FORENSIC

BBVA pierde el control del caso Villarejo y se confía a una investigación policial 'light'

La decisión de la Audiencia de implicar a Asuntos Internos de la Policía en la investigación a BBVA añade presión sobre Torres en pleno proceso de concentración

Foto: Sede del BBVA en Madrid. (EFE)
Sede del BBVA en Madrid. (EFE)
Adelantado en

La investigación interna de BBVA en el caso Villarejo deja de depender del banco y sus asesores. La Audiencia Nacional decidió este lunes encargar a la Unidad de Asuntos Internos (UAI) de la Policía que revise el 'forensic' hecho por PwC para la segunda entidad española. Será la prueba de fuego para esta investigación, ordenada por el banco hace casi dos años y puesta en tela de juicio durante este tiempo por parte de acusaciones, fiscales y el propio juez Manuel García-Castellón.

Aunque lo que se examina en la Audiencia son hechos en su mayoría anteriores a la llegada de Carlos Torres a la cúpula de BBVA, la investigación ha sido íntegramente responsabilidad suya desde que asumió la presidencia a finales de 2018, algo que le ha generado ya más de un quebradero de cabeza con el Banco Central Europeo (BCE). La orden de la Audiencia añade un punto de tensión en este frente en un momento clave para BBVA y el sector financiero, que está en pleno proceso de consolidación en España.

Más allá de esta primera lectura, desde las defensas del caso BBVA-Villarejo —pieza número 9 de la macrocausa Tándem—, consideran que el auto del juez García-Castellón es bueno para sus intereses. En primer lugar, porque la investigación de Asuntos Internos inicialmente va a ser secreta y acotada a un número reducido de términos ('keywords' o palabras clave), lo que reduce potenciales riesgos, como que se amplíe el 'forensic' a otros directivos, incluido el propio presidente.

En segundo lugar, porque el auto de la Audiencia rechazó numerosas peticiones de las acusaciones. "El juez desestima la totalidad de peticiones realizadas desde el mes de mayo por distintas partes personadas en la causa a través de multitud de escritos, en los que solicitaban tener ellas acceso a los ‘hits’ del análisis ‘forensic’, hacer peticiones de búsquedas genéricas e injustificadas a PwC, apertura de nuevas piezas y la imputación de otras personas", señaló la entidad en un comunicado.

Entre las solicitudes rechazadas, están las de Luis Pineda, de Ausbanc, del exvicepresidente de la CNMV Carlos Arenillas e incluso las de uno de los imputados, Antonio Béjar, con quien el banco se ha enfrentado en los tribunales. Así, la Audiencia rechaza que el exdirector de Riesgos de BBVA España y expresidente de Distrito Castellana Norte (DCN) pueda acceder a su antiguo correo corporativo. Este punto podría ser recurrido, ya que el magistrado deniega esta petición alegando el derecho a defensa de BBVA, sin tener en cuenta que Béjar también está imputado.

¿Colaboración del banco?

El tercer motivo para considerar el auto una buena noticia para BBVA es que el magistrado ha aceptado un ofrecimiento que había hecho la propia entidad: revisar con sus propios ojos los 2,3 millones de documentos internos —'hits'—, una labor que encarga a la UAI de la Policía Nacional. Así lo expone el propio comunicado del banco.

Este no tiene en cuenta que Asuntos Internos ofreció ayuda para examinar la causa a BBVA y su asesor, Garrigues, en septiembre del año pasado. Una invitación que fue declinada, como adelantó este medio. Son los mismos policías los que ahora van a revisar el 'forensic'.

El juez Manuel García-Castellón. (EFE)
El juez Manuel García-Castellón. (EFE)

En su comunicado, BBVA también subraya que el auto reconoce toda la colaboración que ha venido prestando el banco al juzgado. Sin embargo, el escrito también esconde críticas de la Fiscalía Anticorrupción poniendo en duda la transparencia de BBVA, que hace suyas el magistrado. Ambos ya pusieron el 'forensic' en tela de juicio en junio, durante el interrogatorio al socio de PwC encargado de su coordinación.

A pesar de que se rechazan gran parte de las peticiones de las acusaciones, el juez García-Castellón admite tres nuevas declaraciones: una nueva de Béjar y las de dos testigos, la secretaria del exdirector de Seguridad, Elena Martín Zurdo, y el exdirector de la inmobiliaria del banco, Anida, Julio Arturo Sáenz de Buruaga de la Cruz, actualmente en Grupo Lar, que fue clave en la relación con Cenyt durante años. Este exdirectivo del banco fue determinante en la negociación de BBVA con Prasa, en la que hay sospechas de que la entidad pudo beneficiarse del trabajo del comisario Villarejo.

En el mundo jurídico, se dice que una buena resolución deja medio satisfechos, o medio preocupados, a todos sus protagonistas. Esta podría ser una.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios