Roures pone en jaque a Neymar y Mbappé al retrasar un pago de 172 millones
  1. Empresas
INCUMPLE EL CONTRATO CON EL FúTBOL FRANCÉS

Roures pone en jaque a Neymar y Mbappé al retrasar un pago de 172 millones

Mediapro, el 'holding' audiovisual español dirigido por el empresario catalán, no ha podido hacer frente al pago del contrato televisivo por el que financia los clubes franceses

Foto: Roures pone en jaque a Neymar y Mbappé al retrasar un pago de 172 millones
Roures pone en jaque a Neymar y Mbappé al retrasar un pago de 172 millones

Mediapro empieza a sufrir con dureza los problemas financieros provocados por el estallido de la burbuja del fútbol a raíz del covid-19. La empresa española dirigida por Jaume Roures ha pedido a la Liga de Fútbol Profesional (LFP) francesa renegociar las condiciones del ingente contrato por el que explota los derechos de la Ligue 1 de Neymar y Mbappé ante la imposibilidad de hacer frente a un pago inmediato de 172 millones de euros.

Según comunicado oficial de la LFP gala, Mediapro ha solicitado una prórroga para abonar esa cuota del contrato anual de 1.153 millones por vender los partidos del PSG y del resto de los equipos de la Ligue 1. La compañía, presidida por Tatxo Benet y dirigida por Jaume Roures, se adjudicó este contrato por primera vez en 2018, tras pagar una prima del 60% sobre el importe inicial de la subasta, lo que le permitió arrebatar por primera vez en la historia los derechos a Canal+.

Foto: Roures pide 125 millones al ICO para cubrir el agujero del fútbol en Mediapro

Pero los efectos de la pandemia en la industria futbolística están golpeando la agresiva estrategia de Mediapro, que se ha convertido en una multinacional de la explotación audiovisual en todo el mundo. La compañía ya intentó en agosto pedir un primer aplazamiento a LFP, aunque acabó pagando la primera cuota. Pero el pasado 5 de octubre no pudo cumplir con la segunda, lo que ha provocado una gran convulsión en Francia.

La Ligue 1, que fue de las pocas que suspendieron el final de la pasada temporada tras la irrupción del covid-19, ha advertido de que los clubes podrían quebrar si Mediapro no paga. Si los citados 172 millones no llegan a los 40 equipos de la primera y la segunda divisiones, los clubes no pueden pagar a sus jugadores y proveedores, que se convertirían en acreedores.

Jaume Roures. (EFE)
Jaume Roures. (EFE)

El contrato audiovisual de Mediapro representa cerca del 55% de los ingresos totales de los clubes profesionales. El resto lo obtienen de las taquillas y el 'merchandising'. Pero estas dos vías están prácticamente muertas, debido a que los aficionados no pueden asistir a los estadios ni entran en las tiendas para adquirir las camisetas.

La LFP está buscando un préstamo por los citados 172 millones para cumplir con los clubes antes del próximo 17 de octubre, fecha a partir de la cual se podría incluso parar la competición. Roures ha confirmado a través del diario 'L´Equipe' que quiere renegociar los términos del contrato, ya que parte de los clientes a los que revendía los derechos, los bares y los restaurantes, han cancelado la suscripción al verse obligados a cerrar por el covid-19. A ello se suma la caída de la publicidad provocada por la crisis económica, lo que merma los ingresos de la compañía española, que podría perder el contrato.

Tensiones financieras

Mediapro también ha tenido que pedir ayuda a la banca. Antes del verano y tal y como adelantó El Confidencial, el grupo audiovisual consiguió un nuevo préstamo de 55 millones de euros, condicionado a una aportación de dinero fresco de sus socios por una cantidad similar mediante una ampliación de capital. En total, Imagina, la sociedad 'holding' de Mediapro, recibió 120 millones para sortear la crisis del coronavirus.

Foto: Francia canceló el fútbol demasiado pronto y ahora se arrepiente: "Debemos ser idiotas"

La línea de financiación fue concedida por Deutsche Bank, como banco director, que posteriormente sindicó ese crédito con las entidades tradicionales de Mediapro, entre las que se encuentran Goldman Sachs y Citi. Por su parte, los 55 millones que suscriben los accionistas salieron de forma proporcional del bolsillo de Orient Hontai, dueño del 53,5%, de la multinacional de la publicidad WPP (22,5%) y de sus dos gestores históricos, Jaume Roures y Josep Maria Benet, ambos con un 12% del capital.

Con ese préstamo exprés, la deuda total de Mediapro asciende a 975 millones de euros, de los que 50 los tiene que amortizar este año y otros 50 en 2021. Se trata de una línea de crédito —que sustituyó al préstamo anterior de 200 millones— firmada a mediados de 2018, con vencimiento en 2024 y dividida en tres tramos. El tipo de interés acordado por Mediapro con los bancos oscila entre el 3,75% de una póliza de crédito de 60 millones y el 7,5% de un tramo subordinado de 180 millones.

Mediapro Jaume Roures Kylian Mbappé Ligue 1
El redactor recomienda