RESULTADOS

CaixaBank gana 205 M, un 67% menos, y refuerza capital al vender parte de sus TPV

La entidad catalana redujo su beneficio tras provisionar 1.155 millones por la crisis del covid-19. Anuncia la venta de un 29% de Comercia Global Payments por 493 millones

Foto: Sede de CaixaBank en Barcelona. (EFE)
Sede de CaixaBank en Barcelona. (EFE)

CaixaBank refuerza sus provisiones y su solvencia ante la crisis del covid-19. La entidad catalana ha ancunciado este viernes que ganó 205 millones en los seis primeros meses de 2020, un 67% menos, después de una dotación extraordinaria de 1.155 millones por la pandemia. El grupo liderado por Gonzalo Gortázar duplicó las provisiones en el segundo trimestre: 755 millones frente a los 400 millones del arranque del año.

Como otras entidades, CaixaBank está centrado en 2020 en preparar su balance de cara a la oleada de morosidad que se espera en 2021. También está acumulando capital para ese momento. Así, junto a la generación órganica de solvencia, la entidad financiera ha anunciado la venta de parte de su negocio de TPV por 493 millones, una operación con la generará plusvalías de 410 millones y casi dos décimas de capital.

El traspaso se ha acordado con su socio Global Payments, al que vende un 29% del 49% que tenía en Comercia Global Payments. "CaixaBank mantendrá su presencia y un grado de influencia significativa en el negocio de adquirencia con comercios de la compañía, al mismo tiempo que realiza una importante plusvalía. El actual acuerdo comercial entre la compañía y CaixaBank se mantendrá y extenderá hasta 2040, facilitando la innovación de productos, una estrategia de crecimiento en este negocio y un mejor servicio a la red de clientes", expone en un comunicado.

CaixaBank cerró junio con una ratio de solvencia del 12,29%, por encima del 11,87% que tenía en marzo. La ratio de morosidad se reduce en el año hasta el 3,5% y la ratio de cobertura se incrementa hasta el 63%.

Se aprieta el cinturón

Otra de las grandes novedades de las cuentas del grupo catalán es el anuncio de un plan de ahorro de costes de 300 millones para 2020 y 2021, lo que supone revisar su objetivo estratégico en un 2%. La reducción de gastos llegará por el mayor número de salidas de empleados, las eficiencias tecnológicas, la renegociación de grandes contratos y la revisión de inversiones.

En este contexto, el margen de intereses de CaixaBank bajó un 2% en el primer trimestre por el menor rendimiento de las líneas ICO frente a otros productos, y el margen bruto se contrajo un 7% por los menores dividendos de Telefónica, ingresos de participadas y resultado de operaciones financieras (ROF). Las provisiones explican el resto de la caída del beneficio.

La entidad ha aprobado durante el primer semestre un total de 357.488 solicitudes de moratoria de sus clientes en España, con una cartera de 9.848 millones. Además, desde el inicio del confinamiento, ha concedido 32.500 millones de euros al sector empresarial de manera directa y 13.726 millones a través de las líneas ICO.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios