Es noticia
Menú
Las provisiones por el coronavirus hunden el beneficio de Caixabank un 83%
  1. Empresas
Sólo gana 90 millones hasta marzo

Las provisiones por el coronavirus hunden el beneficio de Caixabank un 83%

El banco presidido por Jordi Gual ha dejado sin efecto los objetivos financieros previstos para 2021, ha comunicado CaixaBank este jueves a la CNMV

Foto: (Reuters)
(Reuters)

Las provisiones de 400 millones por el coronavirus han hundido el beneficio de CaixaBank en el primer trimestre del año, que han sido sólo de 90 millones. El cambio radical que ha hecho la economía en marzo ha hecho que toda la estructura del banco haya tenido que virar y ha impactado de manera directa en el banco. Sin esta provisión el banco habría ganado 374 millones de beneficio, “pero la COVID-19 es la realidad y hemos preferido aceptar que los resultados caen”, ha explicado el consejero delegado de la entidad bancaria Gonzalo Gortázar.

Foto: (Reuters)

“La subida de previsiones no acaba aquí y seguirá creciendo a lo largo del año” ha aventurado Gortázar sobre la profundidad de esta crisis económica “pero no prevemos en absoluto entrar en pérdidas, si bien nuestro coste del riesgo se va a incrementar. En marzo de este año el coste del riesgo ha pasado a ser del 0,31% cuando en diciembre era de 0,15%. Por lo tanto, el coste del riesgo para el banco se ha doblado para el banco a causa del COVID-19.

Han llegado muchas moratorias hipotecarias el mes pasado y a medida que avanza se ve una tendencia de ir creciendo pero a un ritmo menor. Sin embargo, esperamos que la mayoría no acaben derivando en mora para el banco”, ha apuntado Gortázar. Caixabank ya ha recibido 220.000 solicitudes de moratoria de pago de sus hipotecas, que suponen aplazamientos de tres meses en el pago.

El banco ha apuntado un total de 5.218 millones para cubrir insolvencias, lo que supone un incremento del 7% en comparación con el cierre del año de 2019. Como consecuencia de la incertidumbre generada por el coronavirus “se ha registrado una provisión por riesgo de crédito específica de 400 millones de euros a 31 de marzo de 2020; si bien dichas provisiones se irán actualizando en los próximos meses con la nueva información disponible”, según consta en el informe financiero. A esto se añade otro epígrafe de 144 millones de otras provisiones que incluye 109 millones para la salida de empleos en la provincia de Barcelona.

“La mayor parte de las provisiones son para anticipar pérdidas crediticias, en el sector de pymes y autónomos” ha especificado Gortázar.

“Esperamos una caída del 7,2% de la economía en 2020 y una recuperación del 6,9% para el 2021, “por lo que a finales de 2021 el PIB quedaría todavía por debajo del actual, serían dos años perdidos”, ha apuntado Gortázar durante la presentación de resultados del primer trimestre.

placeholder El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, la directora ejecutiva de Comunicación, María Luisa Martínez, y el director ejecutivo de Intervención, Matthias Bulach (i)
El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, la directora ejecutiva de Comunicación, María Luisa Martínez, y el director ejecutivo de Intervención, Matthias Bulach (i)

Deterioro de los márgenes

Todos los márgenes ven dañados por la crisis sanitaria y económica. El margen de intereses de CaixaBank se colocó a cierre del 31 de marzo un total de 1.200 millones, con un caída del 3% en comparación con el mismo período del año anterior. Por su parte, el margen bruto descendió hasta los 1.893 millones, un 6% menos. Por último, el margen de explotación se quedó en 796 millones, un 12% menos.

“No estamos en una operación de ganar o perder dinero, estamos en una operación de rescate de la economía y estamos siendo reactivo para las personas que nos piden liquidez”, Gortázar quien ha añadido que “lo que estamos haciendo no es mi mérito sino de los 35.000 empleados de CaixaBank que están volcados para que la entidad se a un puerto seguro en esta situación de desgracia que estamos viviendo”.

“Es una buena noticia que estemos muy bien de capital para poder aguantar”, ha señalado Gonzalo Gortázar en la presentación de resultados. CaixaBank cierra el trimestre con una liquidez de 96.227 millones, con unos ratios de solvencia del 12% de activos ponderados por riesgo CET1 y del 15,8% sobre el capital total.

Cambio del plan estratégico

Gonzalo Gortázar ha explicado que se está cambiando el plan estratégico de CaixaBank para adaptarlo a la nueva situación. CaixaBank ya aprobó reducir el dividendo en efectivo propuesto con cargo a los resultados de 2019 de 0,15 a 0,07 euros por acción. El dividendo no superará el 30% del resultado y Gortázar ha asegurado que esta intención se mantiene.

CaixaBank ya ha recibido 11.140 millones de solicitudes del ICO y “ya hemos concedido 14.000 millones contra nuestro propio balance”, según ha aclarado Gortázar y más que haremos con la línea de avales del ICO. Además, se ha avanzado el pago de pensiones a muchos de los clientes.

Hasta mediados de marzo habíamos tenido una actividad de muy importantes pero en los últimos 15 días la actividad cayó en picado y por eso “hemos crecido en más de 15.000 millones en créditos” ha explicado el consejero delegado del banco.

Las provisiones de 400 millones por el coronavirus han hundido el beneficio de CaixaBank en el primer trimestre del año, que han sido sólo de 90 millones. El cambio radical que ha hecho la economía en marzo ha hecho que toda la estructura del banco haya tenido que virar y ha impactado de manera directa en el banco. Sin esta provisión el banco habría ganado 374 millones de beneficio, “pero la COVID-19 es la realidad y hemos preferido aceptar que los resultados caen”, ha explicado el consejero delegado de la entidad bancaria Gonzalo Gortázar.

Resultados empresariales