inversión inmobiliaria

Descalabro inmobiliario: la inversión se desploma un 86% en el trimestre del covid

Los malos augurios se han cumplido y el segundo trimestre del año, periodo marcado por el estado de alarma, la inversión en oficinas, logística, comercial y hoteles se ha desplomado un 86%

Foto: Aledaños de la plaza de Pablo Ruiz Picasso, en Madrid. (EFE)
Aledaños de la plaza de Pablo Ruiz Picasso, en Madrid. (EFE)
Adelantado en

Trimestre para olvidar. Así puede resumirse cómo ha sido el periodo de abril a junio para la economía, en general, y para el sector inmobiliario, en particular, debido al freno en seco que ha supuesto para el mundo de los negocios la pandemia del coronavirus. Un duro golpe que, prácticamente, ha borrado de la suma de inversión el segundo trimestre del año, ya que en este tiempo apenas se han cerrado operaciones por importe de 200 millones en todo el país, según un estudio de JLL.

Este informe, el primero en cuantificar al detalle el alcance del coronavirus en todo el mercado no residencial (oficinas, logística, hoteles y comercial), cifra en un 86% el desplome de la inversión en comparación con el mismo periodo del pasado ejercicio, un descalabro que ha llevado a terreno negativo la evolución de toda la primera mitad del año, ya que el semestre va a concluir, a falta de una semana, con un recorte del 15% y un volumen de inversión total de 2.500 millones. Y eso que estas cifras incluyen el cierre de las ventas de Intu Asturias y Puerto Venecia, gestadas en 2019, pero que se completaron al arranque de este ejercicio, por 800 millones entre las dos.

“Estos números son el reflejo de que el mundo ha parado”, señala Sergio Fernandes, director de Inversiones de JLL, quien de cara a la segunda mitad del año destaca que “existe liquidez y apetito inversor, porque gran parte de los fondos tiene capital en sus bolsillos”. La nueva variable es el riesgo, al desconocerse cómo va a evolucionar el futuro, lo que presionará a la baja las rentas, aunque con diferente fuerza en función del tipo de activo.

Por ejemplo, los grandes inversores institucionales seguirán interesados por las oficinas de las principales arterias financieras, mientras que habrá menos apetito por centros comerciales. “La mayor parte de las operaciones que tienen tracción son de oficinas, porque son en las que a los inversores más tradicionales les gusta estar; el segundo sector que vemos es la logística, por el comercio electrónico y porque el covid ha puesto en evidencia que las industrias deben repensar su producción, distribución y almacenaje. El tercero por interés, aunque no por volumen, es el mercado residencial en alquiler, porque se ha visto muy resiliente, ya que sigue generando rentas, aunque la rentabilidad pueda ser menor por la crisis”, añade Fernandes.

Imagen de un centro comercial. (EFE)
Imagen de un centro comercial. (EFE)

Un análisis en línea con lo que se ha visto durante el segundo trimestre, cuando el sector de oficinas ha acaparado la práctica totalidad de la inversión, 150 millones de euros; seguido de logística, con otros 50 millones de euros. Comercial y hotelero, en cambio, al haber tenido que cerrar a cal y canto, han quedado completamente congelados, pero JLL confía en que durante el tercer trimestre se completen procesos que estaban ya en marcha cuando se decretó el estado de alarma, operaciones centradas en carteras de supermercados y parques de medianas que se han demostrado activos defensivos.

En logística, el informe no recoge todavía la venta que se anunció ayer del complejo que tiene Airbus en Madrid por 29,2 millones, transacción que se suma al escaso número de transacciones que, en este segundo trimestre, han conseguido estar por encima de los cinco millones, como una nave de frío adquirida por GreenOak para Eroski en Vitoria, o la venta de cuatro suelos, ubicados en Torija, Picassent (Valencia), Vitoria y Carmona (Sevilla), donde comenzarán a desarrollar naves logísticas durante los próximos meses.

La noticia positiva, en logística, es que “la rentabilidad 'prime' se mantiene en el 4,75%, sin variaciones respecto al trimestre anterior. Mientras que el producto 'prime' se mantiene estable, el producto en ubicaciones secundarias o de menor calidad dotacional sí podría sufrir un aumento de las rentabilidades”. En cambio, en el segmento 'retail', se prevé un progresivo aumento de las rentabilidades 'prime', debido a la incertidumbre y al impacto del covid-19 en el consumo y el turismo, con incremento de 10 puntos básicos.

Un incremento similar se espera en oficinas, situándose en las zonas más cotizadas de Madrid en el 3,35% y en el 3,6% en Barcelona. De hecho, el informe destaca que en las oficinas de mayor calidad y ubicadas en las principales plazas financieras, "la corrección por el efecto covid-19 está siendo muy limitada, como máximo de 10 puntos básicos, viéndose en algunos casos 'yields' estables sin subidas. Sin embargo, en activos 'value added' [cuyo potencial está en rehabilitarlos], los compradores han ajustado precios buscando mayores retornos, aunque aún es pronto para que oferta y demanda se encuentren".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios