La residencia de estudiantes Wunderhouse

La venta de un palacete en Madrid pone a prueba la nueva normalidad inmobiliaria

El proceso de venta de la residencia Wunderhouse, antigua residencia del marqués de Villa Magna en el corazón de Chueca, sale al mercado y será un termómetro del apetito inversor

Foto: Interior de la residencia Wunderhouse.
Interior de la residencia Wunderhouse.
Adelantado en

El fin de la desescalada se acerca y, con él, la vuelta a la normalidad al mundo de los negocios o, al menos, de la nueva normalidad que traerá consigo la finalización del estado de alarma en un mundo todavía condicionado por la amenaza del covid-19. Es en este contexto en el que una pequeña, pero significativa, operación puede empezar a medir la temperatura de cómo está uno de principales sectores del país: el inmobiliario.

Se trata del proceso de venta de la residencia de estudiantes Wunderhouse, un antiguo palacete ubicado en el centro de Madrid, en el barrio de Chueca, cuyo actual propietario, el fondo británico Heady Creek, lanzó al mercado justo antes de estallar la crisis del coronavirus. Entonces se marcó la fecha del 25 de marzo para presentar las primeras muestras de interés, pero la imposibilidad de ir a visitar el activo hizo que Knight Frank, firma mandatada para dirigir todo el proceso, optara por suspenderlo hasta que volviera la normalidad.

Y ese momento está a punto de llegar. Según ha podido confirmar El Confidencial con fuentes conocedoras, la consultora está ultimando los retoques para volver a lanzar esta venta, que ofrece la posibilidad de hacerse con lo que se conoce en el sector como un activo trofeo.

Además de por su ubicación, en el número 20 de la calle San Lorenzo, uno de los principales atractivos de este edificio es que cuenta con licencia tanto para uso residencial como comercial, 'coworking' y residencia de estudiantes, un amplio abanico que multiplica sus posibilidades en un momento en que, a pesar de la crisis económica derivada de la pandemia, sigue habiendo mucha liquidez y fondos necesitados de empezar a invertir.

Con un precio de partida que, según las fuentes consultadas, se situaría en los 12 millones de euros, la primera prueba de fuego de esa nueva normalidad estará en ver qué termina pesando más, si el valor del edificio y sus posibilidades de negocio o la expectativa de unos recortes que moverán esta partida hacia la búsqueda de descuentos.

Aunque el segmento de las residencias de estudiantes y el del 'coliving' eran vistos hasta ahora como caballo ganador, sobre todo cuando estaban ubicados en zonas exclusivas de las principales capitales, está por ver cuáles serán las consecuencias del covid-19 en la movilidad (Wunderhouse está centrada en estudiantes internacionales) y en todas las nuevas fórmulas ligadas a compartir espacios, ya sea 'coliving' o 'coworking', por las exigencias sanitarias.

Construido en 1864 por el marqués de Villa Magna para ser su residencia, este edificio pasó después a manos del Vaticano que, durante cerca de un siglo, destinó este edificio a diferentes usos, que fueron desde una universidad a una residencia de religiosas, hasta que en 2014 lo vendió a su actual propietario, que lo sometió a una profunda reforma.

A pesar del paso de los años y de los diferentes usos que ha tenido, este edificio conserva su estructura y detalles originales, incluidos los frescos de los salones. Actualmente, cuenta con 67 apartamentos individuales para los estudiantes, y todo tipo de salas comunes para estudio, juegos, televisión, gimnasio, dos terrazas con vistas al centro de la capital, un jardín interior y salones que pueden reservarse para eventos privados.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios