Sando vende sus 'parkings' a Parkia: cumple con la banca para optar a concesiones
  1. Empresas
TRES ESTACIONAMIENTOS EN ANDALUCÍA

Sando vende sus 'parkings' a Parkia: cumple con la banca para optar a concesiones

El grupo constructor se desprende de activos en Sevilla, Málaga y Córdoba para lograr, dos años antes de lo pactado, las desinversiones de 50 millones incluidas en la refinanciación

Foto: Sando vende sus 'parkings' a Parkia: cumple con la banca para optar a concesiones
Sando vende sus 'parkings' a Parkia: cumple con la banca para optar a concesiones

Sando se ha quitado los principales 'grilletes' que la banca acreedora incluyó en el acuerdo de refinanciación de 2019. La compañía de construcción y servicios malagueña ha cumplido, dos años antes de lo previsto, el compromiso de vender activos por 50 millones de euros. Y en ello ha jugado un papel clave la operación cerrada poco antes de la llegada de la pandemia, en enero, para el traspaso de tres aparcamientos a Parkia.

La sociedad de gestión de 'parkings' controlada por el fondo de capital riesgo australiano First State ha adquirido Sando Aparcamientos, que incluía los estacionamientos Paseo Colón (Sevilla, 75 años de concesión), Victoriamar (Málaga, 50 años) y Victoria (Córdoba, 50 años). Estos activos estaban valorados en 40 millones en el balance de Sando y tenían una deuda asociada de 22 millones. El grupo malagueño que dirige Luis Sánchez Manzano se ha anotado un beneficio de 21,8 millones.

Foto: Sando 'vuelve' a Málaga, dispara ventas y logra el ok judicial a su refinanciación

La reestructuración financiera que la Justicia homologó el año pasado, la tercera en la última década, ha permitido a Sando dejar la deuda corporativa en solo 30 millones. La futura venta de otros activos no estratégicos podría acelerar igualmente ese repago. Sando posee también el 40% de la concesionaria Hospital del Tajo (Aranjuez) y el 23% de la autovía de La Mancha, entre otros susceptibles de enajenar.

Los 550 millones que entraron en esa refinanciación incluyen, entre otras condiciones, que hasta el 39% del capital de la compañía familiar podría ser canjeado por los bancos acreedores (Santander, Bankia y BBVA, los principales). Parte de ese porcentaje, hasta un 3%, depende de la resolución de un litigio emprendido por CaixaBank (otro acreedor) sobre una filial que promovió un complejo comercial y de oficinas en Sevilla. La deuda asociada a este proyecto, en cualquier caso, entró a formar parte de la refinanciación.

Arranca con Renfe

La compañía cerró el año pasado con ingresos de 245 millones, un 32% más, fundamentalmente por la división de servicios. En octubre, comenzó a prestar servicio a Renfe en tareas de limpieza en la zona sur, servicio que ganó por 117 millones durante cuatro años. Sando logró la adjudicación del área de mayor volumen económico de las tres en que el operador ferroviario dividió el contrato. Las otras dos las ganaron ACS y Acciona. Estas tareas no se han visto afectadas por la pandemia, al ser esenciales.

Junto a los servicios, Sando quiere posicionarse en contratos de concesiones bajo el modelo de colaboración público-privada. Tanto de obra pública como de infraestructuras sanitarias o medioambientales en toda España. El grupo, según fuentes conocedoras de su estrategia, busca oportunidades medidas y concretas en las que compartir riesgos. Para consumir recursos cara a esos concursos, necesita el visto bueno de los bancos mientras exista esa deuda de 30 millones. La cartera de negocio a cierre de 2019 era de 563 millones, ligeramente por encima de la del año anterior (552).

La normalización financiera reabre la puerta a clientes privados para proyectos como hoteles o centros comerciales

Sando cuenta con tres años de carencia en los que solo paga intereses para abonar esos 30 millones. Hacer amortizaciones anticipadas, sumadas al cumplimiento ya logrado del plan de desinversión, ayudaría a ofrecer una imagen de solvencia radicalmente opuesta a la de los últimos años. Con ellas, tratará de desbloquear fondos para participar en consorcios que opten a esas obras en concesión. Sando ya participó en la concesionaria del metro de Málaga, y las nuevas líneas del metro de Sevilla podrían ser uno de los objetivos cuando se publiquen los pliegos de condiciones.

La normalización financiera de la empresa le abre además, por último, el mercado de los clientes privados. Es decir, obras de hoteles, centros comerciales u oficinas. No obstante, algunos clientes privados ya vinieron confiando en Sando incluso en los momentos de mayor dificultad financiera. Es el caso de Mayoral, que le encargó su nueva plataforma logística por 20 millones en Málaga. Sando empleó de media a 3.200 personas durante 2019.

Banca EQT Constructoras Construcción Refinanciación Parkia Pandemia Capital riesgo Renfe Málaga
El redactor recomienda