pasa del 5% al 15%

La morosidad en el alquiler se dispara y llega al 15% por la crisis económica del Covid-19

Tras los dos primeros meses afectados por la pandemina del coronavirus, han aflorado ya negras cifras de impago en el mercado del alquiler, donde la morosidad ha pasado del 5% al 15%

Foto: La morosidad en el alquiler se ha disparado y llega ya al 15%
La morosidad en el alquiler se ha disparado y llega ya al 15%

Los peores augurios se están cumpliendo y la morosidad en el pago del alquiler se ha disparado en los dos primeros meses de la pandemia del coronavirus, cuyas consecuencias económicas se han dejado sentir con 3,3 millones de españoles víctimas de un ERTE –Expediente de Regulación Temporal de Empleo- y 3,8 millones en paro.

En este contexto, las dificultades para hacer frente al pago del alquiler han llevado a que la morosidad se haya disparado del 5% al 15%, según denuncian desde la Asociación de Propietarios de Viviendas en Alquiler (Asval), que han solicitado autoridades públicas que “aceleren e incrementen de forma urgente las diferentes líneas de ayudas destinadas a los inquilinos que se encuentren en situación de vulnerabilidad económica”, según un comunicado oficial.

Esta asociación, que se ha creado recientemente con el objetivo de aunar los intereses de todos los propietarios, tanto grandes tenedores como, sobre todo, pequeños propietarios, advierte de que detrás de estos impagos hay muchas familias que necesitan el cobro de esta renta para poder hacer frente a sus gastos corrientes e, incluso, para llegar a fin de mes, ya que el 85% de los caseros son dueños de sólo una o dos viviendas.

Consciente de este problema, el Gobierno aprobó en abril un plan de ayudas en forma de préstamos, avalados por el ICO –Instituto de Crédito Oficial-, destinado a familias en situación de vulnerabilidad, que podrán llegar a recibir hasta seis meses de renta, con un máximo de 900 euros mensuales, lo que eleva el tope a 5.400 euros en total.

Un plan que, a tenor del incremento de las cifras de morosidad, se está demostrando insuficiente, ante lo que Asval propone modificar el plan de ayudas para establecer un programa de ayudas directas a los arrendadores que no supongan un endeudamiento para los inquilinos, que de este modo “podrían acogerse más fácilmente a fraccionamientos o aplazamientos de la renta, lo que reduciría de forma importante la morosidad”, defienden desde la asociación.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios