LEVANTA 3 MILLONES EN PLENA PANDEMIA

Las balas 'verdes' de Bioammo, inmunes al virus: socios e inversores amplían la fábrica

La compañía, única del mundo que produce cartuches compostables para caza menor y tiro, levanta 3 millones en el último mes. Quiere pasar a producir en Segovia 100 millones al año

Foto: España es uno de los paraísos de la caza en Europa.
España es uno de los paraísos de la caza en Europa.

Bioammo mantiene su ritmo de crecimiento invariable pese al impacto del coronavirus. La compañía española fundada hace un lustro, y que se precia de ser la única del mundo que fabrica balas ecológicas, ha tenido que parar dos meses su producción en Segovia. Pero ultima su reapertura para junio y, entretanto, sus gestores han logrado levantar 3 millones de nueva financiación precisamente para ampliar las instalaciones de Santa María La Real de Nieva.

Esta empresa tiene registrada la patente del diseño, producción y comercialización de esos cartuchos verdes, lo que se conoce como patente triple A, en 55 países. Manuel Galatas y Enrique López Pozas, consejero delegado y socio fundador en 2015, respectivamente, explican a El Confidencial que la puesta en marcha de esta segunda línea es lo que les permitirá entrar en beneficios el año que viene. Y cuadruplicar la producción de 26 a 105 millones de cartuchos al año. "Biocompostables, esa es nuestra innovación. Exportamos el 90% de lo que fabricamos", recalcan.

Bioammo -acrónimo de las palabras inglesas biodegradable ammunition, o munición biodegradable- tiene una filial constituida en EEUU, el mercado más grande de armas del mundo. De los aproximadamente 12.000 millones de cartuchos que se consumen al año, la mitad está en este país. Otros cuatro mil millones están en Europa, y el resto en Suráfrica, Australia y Latinoamérica.

"El sector de la caza es muy tradicional, han innovado en armamento y en ropa, que son las partes más rentables del negocio. Nosotros, además de desarrollar una munición de bioplástico que desaparece naturalmente en un máximo de dos años, hemos logrado una bala rápida y suave al dispararse. Ha sido un efecto no buscado, pero que la hace muy valorada en el segmento de tiro deportivo, olímpico", explican. Jorge Guardiola, bronce en esta disciplina en los juegos de Seúl de 1988, es el 'tirador oficial' de Bioammo.

Plan de crecimiento de la producción. (Bioammo)
Plan de crecimiento de la producción. (Bioammo)

López Pozas procede del sector turístico, hasta que inició una carrera como emprendedor en los bioplásticos acompañada de una investigación de siete años desde Málaga. Se apoyó intensamente en el centro Andaltec, ubicado en Martos (Jaén), donde testó sus materiales y prototipos. "Es de los mejores centros de investigación en bioplásticos en Europa", aseguran. Galatas, que entró como inversor inicialmente, se unió al equipo gestor en 2017 como consejero delegado tras más de dos décadas en BBVA durante los que lideró las filiales de China y Turquía.

La puesta en marcha de Bioammo en Segovia, tras no conseguir apoyos financieros en Andalucía, se debe también al empeño del hoy director financiero, Jesús Roldán. A una primera ronda de respaldo con inversores de Madrid y Segovia de 1,6 millones (donde entró entre otros Galatas a través de un fondo de exempleados del BBVA) le siguió un préstamo de Bankia de 4 millones y otro millón de la sociedad de promoción de Castilla y León (Sodical). Ahora buscaban otros 3,7 millones de los que ya han logrado los 3 millones citados. Aún esperan no obstante llegar cerca de la cifra inicial antes de cerrar la ronda de financiación a final de mayo.

Pasarán de 25 a 45 empleados cuando esté operativa la nueva línea de fabricación este verano

Esos tres millones se reparten entre los socios actuales, que han aportado 640.000 euros; pequeños accionistas a partir de 3.000 euros que suman otro millón a través de la plataforma de financiación compartida The Crowd Angel; y cuatro patrimonios familiares de Madrid y Segovia, que apuestan 1,1 millones al proyecto. "Estamos ofreciendo un producto premium a un precio sólo entre un 10% y un 15% por encima del cartucho medio actual no biodegradable. El valor está en venderlo para caza, aunque el gran volumen está en el tiro", explican los directivos.

Por eso la compañía ya tiene previsto una tercera ampliación para llegar a los 185 millones de balas en 2022. En Segovia adquirieron 13 hectáreas y hasta ahora sólo han utilizado tres. De momento con la segunda línea cuya financiación ya han obtenido, y que estará operativa si todo va bien a final de este verano, pasarán de 25 a 45 trabajadores. ¿Su futuro? A los inversores les explican sin cortapisas que hay tres vías de liquidez y desarrollo: venta a un fondo de capital riesgo, a una empresa del sector o una salida al MAB.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios