PAGÓ 15 MILLONES A SU PRIMER EJECUTIVO

Goiko pide ayuda al ICO mientras aún paga el crédito del megabonus a su CEO

La cadena de moda de hamburguesas recurre al banco público por el cierre de sus restaurantes tras endeudarse por su expansión y para premiar a su primer ejecutivo

Foto: Un Goiko Grill en el centro comercial Arturo Soria Plaza, de Madrid. (EFE)
Un Goiko Grill en el centro comercial Arturo Soria Plaza, de Madrid. (EFE)
Adelantado en

Gokio Grill, la cadena de hamburgueserías de moda en España, ha recurrido al Instituto de Crédito Oficial (ICO) para superar los efectos del covid-19. La compañía, que se ha visto forzada a cerrar temporalmente los 78 restaurantes que tiene repartidos por casi toda España, tras una expansión fulgurante, ha pedido un crédito de al menos 50 millones de euros al banco público para acometer los gastos ordinarios mientras continúa sin operar con normalidad.

El grupo de restauración, propiedad desde 2018 de L Catterton, el fondo de capital riesgo de Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH), estaba inmerso en un plan de expansión muy agresivo que le había hecho abrir un nuevo local cada dos semanas. Incluso, a finales del pasado año, inauguró su primer establecimiento fuera de España. En concreto, en París (Francia), donde en este 2020 quería contar con otros dos restaurantes más. Además, lanzó un nuevo formato de comida japonesa, bajo la marca Yakuza, con la que ya tenía cuatro locales.

La cadena ha tenido que cerrar sus locales, lo que ha supuesto un duro castigo a su generación de caja, mientras los costes se han mantenido

Pero el covid-19 le ha obligado a parar en seco. La cadena se ha visto forzada a cerrar sus hamburgueserías, rebautizadas como Goiko, lo que ha supuesto un duro castigo en su generación de caja, mientras sus costes se han mantenido prácticamente fijos. Por eso, Andoni Goicoechea, fundador y consejero delegado de la cadena de origen venezolano, ha optado por hacer acopio de liquidez a través del ICO para digerir la fuerte caída de los ingresos. Fuentes oficiales de la compañía han confirmado la petición del crédito, pero han declinado detallar el importe.

La citada expansión había elevado la inversión de Goiko Grill, cuyo dueño, L Catterton, endeudó la compañía a finales de 2018 para abonar un suculento bonus a su dueño cuando tomó el 80% del capital. El fondo de Louis Vuitton pagó 120 millones de euros por esta participación mayoritaria en Goiko Grill en junio de 2018, momento en el que solicitó un crédito de 14,69 millones de euros para abonar el mencionado premio a su fundador y al resto de la cúpula directiva. El tipo de interés a pagar se fijó en el 7%, con vencimiento en 2025.

A finales de ese ejercicio, ese crédito, más sus intereses (15,19 millones en total), solicitado en un principio a un fondo de capital riesgo, se convirtió en préstamo participativo, es decir, podría convertirse en capital (acciones) en caso de que la compañía tuviera problemas de solvencia o supervivencia en un futuro. Fuentes financieras indican que Goiko Grill va a sufrir mucho, al igual que gran parte de sus competidores, como Telepizza, si continúan las limitaciones de capacidad en los restaurantes. El grupo ha podido mitigar solo una parte del golpe al estar funcionando a medio gas, con el servicio de 'delivery' o recogida y/o entrega en casa.

Desde la compañía, explican que el bonus se pagó en 2018 y “fue financiado en el cuadro general de la operación de compra”. En este sentido, agregan, el préstamo fue concedido por un fondo de deuda privada para financiar dicha transacción. El bonus, por lo tanto, “fue algo estrictamente relacionado con la operación realizada en 2018 y tuvo carácter excepcional, no tiene vinculación con la solicitud actual de préstamos ICO en 2020”. Goiko Grill agrega que los préstamos ICO solicitados en 2020 tienen como fin atender los compromisos habituales de la compañía con sus acreedores en sus operaciones corrientes, que se vieron afectadas en el cuadro del covid-19.

La compra de Goiko Grill por parte de L Catterton fue una de las operaciones más llamativas en el sector de la restauración, ya que el fondo francés pagó 14 veces el ebitda o beneficio operativo generado por la cadena de hamburgueserías. La ratio más alta desembolsada hasta la fecha por un negocio de comida rápida en un segmento donde en los últimos dos años se han producido transacciones como la compra de Rodilla, Tommy Mell´s, Tony Roma´s, Vips o franquiciados de Burger King.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios