10 MILLONES MÁS DE PRESUPUESTO AL AÑO

La Lanzadera poscovid de Juan Roig: crédito a pymes y 4.000 euros a emprendedores

El empresario eleva a 10 millones la aportación anual a la aceleradora y amplía el foco de respaldo financiero para colaborar con empresas de más de 50 empleados ya en funcionamiento

Foto: Juan Roig, en una jornada con emprendedores en Marina de Empresas.
Juan Roig, en una jornada con emprendedores en Marina de Empresas.

El dueño de Mercadona, Juan Roig, ha dado un giro importante a su proyecto de aceleradora de empresas coincidiendo con la crisis de la pandemia del coronavirus. Lo que comenzó en 2013 como una incubadora de nuevos proyectos, que ha ido evolucionando con distintos programas y como prestadora de servicios de innovaciones a corporaciones, dedicará ahora una parte importante de sus recursos a prestar apoyo financiero y asesoramiento a empresas ya maduras y con tamaños de 40 o 50 trabajadores o incluso más y cifras de facturación de más de dos millones de euros. Así lo explicó este miércoles el director general de Lanzadera, Javier Jiménez en la presentación del giro estratégico de la pata de emprendimiento de Marina de Empresas, el 'hub' de formación y generación de tejido productivo que Roig ha impulsado en la Marina de Valencia.

La apuesta por ampliar el foco de acción de Lanzadera irá acompañado de un notable incremento del presupuestos y la aportación del empresario valenciano a la aceleradora. Si hasta ahora estaba inyectando unos dos millones de euros anuales, a partir de este año el traspaso de fondos desde la estructura patrimonial de Roig será de 10 millones de euros anuales, lo que elevará el presupuesto a unos 16 millones, pues Lanzadera cuenta con capacidad para general ingresos propios, explicó Jiménez.

Las instalaciones de Marina de Empresas en Valencia, donde Lanzadera tiene su sede.
Las instalaciones de Marina de Empresas en Valencia, donde Lanzadera tiene su sede.

Según detalló, el nuevo programa, denominado Scale Up, está orientado a aquellas 'startups' que "han crecido mucho y que tienen un modelo de negocio probado y rentable, pero que necesitan ayuda para abordar nuevas metas ante diversos escenarios, como le está sucediendo en la actualidad a muchas empresas con motivo de la situación económica generada por el covid-19". Para estas iniciativas, Lanzadera ha finiquitado su límite de hasta 200.000 euros en créditos por proyectos y aportará hasta 500.000 euros en financiación, aunque Jiménez no detalló qué porcentaje del presupuesto global de gasto se destinará a las pymes ya maduras. "Queremos ayudar esas empresas si han tenido problemas a ponerlas en valor y si han ido bien a sumarse y seguir creando empleo", dijo el directivo.

Fundada en 2013, por Lanzadera han pasado ya unas 400 empresas que han recibido 15 millones en financiación aportada por Roig y otros 40 millones en rondas de financiación y han creado unos mil empleos, según las cifras ofrecidas por Jiménez. El proyecto ha pivotado en varias ocasiones en busca de nuevas soluciones y, aunque ha sido prolífico en generación de iniciativas, quizás no se ha visto recompensado con un 'unicornio' o 'startup' que haya logrado una expansión bestial. La creadora de videojuegos Codigames ha sido, en términos de volumen de facturación, la que más alegrías ha dado, con 44 millones de ventas el año pasado y cifras de ventas de 20 millones. No obstante, cientos de emprendedores han podido crear un negocio y muchos lo han consolidado o reorientado tras la formación y experiencia adquirida al abandonar el programa.

Lanzadera pretende seguir desarrollando esa labor de apoyo al emprendimiento en fases iniciales, pero redirigirá recursos a personas afectadas por el impacto económico del coronavirus. Uno de los nuevos programas, denominado Start, seleccionará emprendedores que se han visto arrastrado por la crisis sanitaria y les otorgará a fondo perdido un colchón de 4.000 euros (1.000 al mes durante cuatro meses) para que puedan subsistir mientras ponen en marcha su nuevo negocio y reciben la formación.

Según Jiménez, la incubadora será la encargada de prescribir a los emprendedores que apliquen al programa cuál es la fase en la que mejor encajan, así como el tipo de ayuda que se les dará. "Persigue ayudar a aquellas personas afectadas por la crisis que, aunque no hayan desarrollado completamente su proyecto, tengan la idea inicial y una actitud emprendedora; así como para aquellos que estén dispuestos a aceptar el reto de liderar proyectos planteados por una gran compañía. En esta fase, la formación será de especial relevancia y multidisciplinar, para abordar todas y cada una de las áreas de negocio".

En el nuevo escenario poscovid, la aceleradora también fomentará el retorno a Marina de Empresas de 'startups' que participaron en alguno de sus programas en el pasado y que ahora están teniendo problemas como consecuencia de la crisis del coronavirus. "El objetivo es el de ayudarles ante la situación económica actual para que puedan seguir creciendo", señalaron desde la incubadora.

También ha cambiado el enfoque del llamado programa Corporate, el que Lanzadera tiene con multinacionales como PlayStation, Airbus, Purina, Ribera Salud, Volkswagen o Acciona. Si ahora se buscaban soluciones específicas y se firmaban acuerdos muy individualizados, a partir de ahora cualquiera de los emprendedores podrá ofrecer propuestas de valor a estas corporaciones.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios