NEGOCIA UN CRÉDITO RÁPIDO CON LA BANCA

Iberia pide 1.000 M urgentes a la banca y al ICO para garantizar su supervivencia

La compañía propiedad de la británica IAG está en conversaciones con los principales bancos españoles para que le den líneas de crédito de entre 100 y 300 millones cada uno

Foto: Un avión de Iberia en un aeropuerto vacío. (EFE)
Un avión de Iberia en un aeropuerto vacío. (EFE)
Adelantado en

Las aerolíneas de la mayoría de los países del mundo han entrado en zona de graves turbulencias. A la quiebra de cuatro filiales de Norvegian, de Virgin Australia, la segunda compañía del país oceánico, y de la aerolínea estatal sudafricana, se suma el riesgo de quedarse en tierra para siempre de muchas compañías europeas si persisten las restricciones a la movilidad por el coronavirus. Para conseguir oxígeno y aguantar el colapso, Iberia, la filial del grupo británico IAG, está pidiendo hasta 1.000 millones de euros a la banca española, que estaría avalada en un 80% por el Estado, a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Según han confirmado fuentes financieras, Iberia ha solicitado a Banco Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Sabadell líneas de crédito de entre 100 y 300 millones de euros, en función del tamaño de cada uno de las entidades. Otras fuentes indican que la que fue aerolínea española de bandera está requiriendo entre 750 y 1.200 millones para hacer frente al desplome de los ingresos, al tener prácticamente todos sus aviones —148 en total, contando sus filiales— en tierra. Fuentes oficiales de Iberia han declinado hacer ningún comentario sobre esta información.

Los comités de riesgo de estos bancos están analizando su petición, que debería ser aprobada la próxima semana. No obstante, no todas las entidades están dispuestas a exponerse a este sector, debido a las pesimistas expectativas sobre cuándo podrán retomar la actividad los aeropuertos y en qué condiciones. Fuentes del sector indican que Aena, el gestor aeroportuario nacional, no espera que se reanuden los vuelos ni en junio ni en julio, lo cual indica que los aviones seguirán aparcados en los hangares.

Fuentes próximas a Iberia admiten las dificultades a que se va a enfrentar el sector en los próximos meses, como el miedo de los ciudadanos a subirse a un habitáculo cerrado, la caída del número de viajeros por la crisis económica y la drástica reducción del tráfico aéreo por la caída de los eventos a nivel mundial para evitar concentraciones de personas. Una coyuntura para la que, agregan, no está preparada ninguna empresa por muy bien que tuviera sus finanzas.

Además, junto al golpe por la paralización de su actividad, Iberia tiene un importante agujero por el desplome del precio del petróleo, ya que había financiado la compra del combustible con unos productos derivados que ahora se le han vuelto en contra. En concreto, tiene un impacto negativo de 83 millones de euros, que irán a pérdidas. Otras fuentes señalan que estos factores van a llevar a la compañía a registrar unas minusvalías históricas, que ponen en riesgo su continuidad.

La compra de Air Europa, en el aire

Luis Gallego, actual presidente de Iberia y futuro consejero delegado de IAG, mantiene conversaciones avanzadas con José Luis Ábalos, ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, para explicarle con detalle la situación y buscar una solución ante el crítico escenario por el que está pasando el sector. De momento, Ábalos se ha comprometido a dar "todo el apoyo" para mantener "la españolidad de Iberia", propiedad de la británica IAG y con una plantilla de 15.000 personas.

Pero el Gobierno español, que no tiene capacidad financiera para rescatar todas las empresas nacionales, como Air Europa, Volotea y Vueling, entre otras, quiere que cualquier medida se haga de acuerdo con la Comisión Europea, para no distorsionar la competencia del sector. Sin embargo, desde Iberia, ven con preocupación cómo Alemania y Francia negocian ayudas para Lufthansa y Air France-KLM mientras en España aún no se han aprobado las ayudas del ICO: Estados Unidos ya ha comprometido 25.000 millones de dólares para salvar a aerolíneas como United Airlines o American Airlines.

IAG asegura que todavía no ha dispuesto de ninguna de sus líneas de crédito y continúa teniendo "una posición sólida de liquidez con una caja, activos líquidos equivalentes y depósitos remunerados de 7.200 millones de euros al 27 de marzo", explicó semanas atrás la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV): "El efectivo total y las líneas de crédito no dispuestas alcanzan los 9.300 millones de euros, convirtiendo IAG en el grupo aéreo con mayores reservas para afrontar la actual crisis", añadió el 'holding' británico.

Pero pese a este músculo, fuentes financieras indican que va a ser muy difícil aguantar el terremoto actual. Un tsunami que podría echar abajo el acuerdo para comprar Air Europa, anunciado el pasado 3 de noviembre por 1.000 millones. Fuentes del sector agregan que Iberia no está en condiciones de pagar ese dinero por la aerolínea de Globalia y que, incluso, sería una temeridad hacerlo, porque se desconoce cuál es el valor actual de su competidor. "Actualmente, tiende a cero", aclaran desde un banco de inversión internacional. En caso de echarse atrás, Iberia debería pagar una penalización de 40 millones a la familia Hidalgo, dueña de Globalia, que también ha pedido y cerrado un crédito de 130 millones para sobrevivir a la pandemia.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios