DEJARÁ EL CARGO EL 26 DE MARZO

IAG se españoliza a las puertas del Brexit: Gallego, nuevo CEO tras la salida de Walsh

International Airlines Group (IAG) anuncia que su Consejero Delegado, Willie Walsh, ha decidido retirarse, y dejará su puesto como consejero y máximo ejecutivo del Grupo el

Foto: Luis Gallego, nuevo CEO de IAG (Efe)
Luis Gallego, nuevo CEO de IAG (Efe)

Willie Walsh, consejero delegado de International Airlines Group (IAG) ha decidido retirarse, según ha informado este jueves la compañía a través de un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Su marcha será efectiva a partir del próximo 26 de marzo y dejará de forma definitiva el grupo el 30 de junio de 2020. Al tiempo, IAG ha anunciado que la persona elegida para sustituirle es Luis Gallego, actual CEO de Iberia, con lo que se convierte en el segundo de abordo de Antonio Vázquez, quedando el control de la compañía en manos españolas a las puertas del Brexit.

Las acciones de IAG reaccionaban con subidas del 1,1% a la noticia y se vendían en los 7,35 euros para acumular más de un 180% desde la fusión el 24 de enero de 2011, momento en el que Walsh se puso al frente del grupo.

El irlandés pone así fin a una trayectoria de 15 años ligada a la compañía, primero en British Airways como director general desde donde impulsó la unión de esta con Iberia para crear un holding que a día de hoy integra también Aer Lingus, Vueling, Level y recientemente Air Europa. A partir de ahora, serán dos españoles los que tengan que navegar por el proceso de salida de Reino Unido de la Unión Europea, que se producirá de manera formal el 31 de enero, momento a partir del cual se iniciará un periodo de transición en el que se negociará un acuerdo comercial entre ambas partes hasta enero de 2021 y del que el futuro de IAG depende.

No en vano, la compañía podría perder derechos de vuelo entre destinos dentro del continente, en tanto que está en cuestión su condición de aerolínea europea, algo que lleva desde el inicio del proceso tratando de demostrar. De hecho, la Comisión Europea ha pedido a la matriz de Iberia que cambie su accionariado para cumplir con la normativa y contar con licencia de vuelo tras el Brexit. En este sentido, necesita que el 51% del capital esté en manos de inversores comunitarios.

La salida de Walsh estaba prevista para algún momento indeterminado de los próximos dos años. El directivo ya anunció en noviembre de 2019 su intención de jubilarse antes de cumplir los 60 años (entonces tenía 58 recién cumplidos). Desde ese momento el consejo de administración ya comenzó a preparar el relevo para enfrentar de la mejor manera posible un momento tan delicado tanto para el sector, que viene experimentando un fuerte proceso de concentración en un escenario de desaceleración económica mundial, como para la propia IAG con el Brexit en su punto más álgido.

Vázquez ha querido resaltar la importancia del trabajo llevado a cabo por Walsh en los últimos años. "Ha liderado la fusión y exitosa integración de British Airways e Iberia para formar IAG", aseguraba el presidente en el comunicado. "Bajo su liderazgo, IAG se ha convertido en uno de los grupos líderes de aerolíneas globales" y ha elogiado su imparcialidad, su transparencia y su capacidad para integrar equipos independientemente de nacionalidades u orígenes".

Por su parte, Gallego ha recordado el momento clave en el que se encuentra la compañía de la que cogerá las riendas la próxima primavera. "Es un momento fascinante para IAG y estoy seguro de que podremos seguir construyendo sobre los sólidos cimientos que Willie nos deja”, ha afirmado.

Su marcha también se produce en un momento tenso en la compañía de bandera británica que sufrió el pasado verano la primera huelga de pilotos de su historia por los salarios y las condiciones laborales. Estas acciones costaron a IAG una caída del 7% de su beneficio operativo hasta los 1.430 millones en el tercer trimestre tras la cancelación de 2.325 vuelos Y aunque en diciembre se alcanzó un acuerdo temporal, los trabajadores no descartan más acciones una vez finalizadas las navidades.

Así, Walsh da un paso a un lado después de haberse labrado la reputación de ser un duro negociador a lo largo de las crisis vividas en estos años. De hecho, el pasado mes de septiembre, Mark Simpson, analista de aviación de Goodbody, aseguró que "históricamente Willie Walsh no es la persona que de su brazo a torcer en la demanda de los pilotos", según recuerda Financial Times.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios