EL CONSEJO OCULTÓ LAS FACTURAS

Pizarro pagó 10 millones a Kroll para espiar a Gas Natural en plena opa sobre Endesa

La eléctrica se encontraba en ese momento sumida en una guerra de opas y también encargó la investigación de E.ON y de Enel y Acciona, que presentaron sendas ofertas

Foto: El expresidente de Ibercaja y Endesa Manuel Pizarro. (EFE)
El expresidente de Ibercaja y Endesa Manuel Pizarro. (EFE)
Adelantado en

Contratar servicios de espionaje para investigar a competidores parece haber sido una práctica general entre los grandes presidentes del Ibex 35 español, especialmente del sector eléctrico. Además de Iberdrola, que se puso en manos de Kroll, la mayor agencia de detectives corporativos del mundo, para pedir informes sobre ACS, fuentes oficiales han confirmado que Endesa también usó esta consultora estadounidense para conocer los movimientos de Gas Natural, ahora Naturgy, cuando la compañía catalana intentó comprar la eléctrica madrileña. El pago, como en el caso de la primera, también fue millonario.

Las mismas fuentes han corroborado que Manuel Pizarro, presidente de Endesa hasta octubre de 2007, contrató a Kroll para que investigase a Gas Natural, la compañía participada por CaixaBank que lanzó la primera oferta en lo que se llamó la ‘guerra de opas’. Junto con el grupo catalán, que en ese momento contaba con el favor del Gobierno del Partido Socialista, por Endesa también pujaron la alemana E.ON y la italiana Enel. La hoy rebautizada como Naturgy ofreció 21,5 euros por título, lo que valoraba la compañía en 22.549 millones, propuesta que pocos meses después superó la germana con 27,5 euros por acción.

Los partidos políticos se implicaron en esta batalla hasta el punto de que altos dirigentes del PP, como Esperanza Aguirre y el exministro Miguel Arias Cañete, indicaron que preferían que Endesa fuese “antes alemana que catalana”. Para evitar que el grupo europeo se impusiera, Pizarro, un hombre próximo al partido conservador, contrató los servicios de Kroll para que investigase los movimientos de Gas Natural, así como también los de E.ON y los posteriores de Enel y Acciona, que presentaron una tercera oferta.

Según han confirmado fuentes oficiales, Endesa llegó a pagar más de cinco millones —algunas fuentes indican que la cifra se aproxima a los 10 millones— para que hiciera informes y seguimientos de los movimientos de sus competidores. El asunto fue tan delicado que, una vez que Enel y Acciona se impusieron en esta guerra al ofrecer 41,3 euros y tomaron control del consejo de administración, se encontraron con estas abultadas facturas de difícil justificación.

Algunos de sus miembros quisieron denunciar esta contratación de Kroll, cuyos informes no aparecieron de forma oficial, pero otros optaron por no levantar las alfombras una vez que Manuel Pizarro había abandonado la compañía. El agente de cambio y bolsa y posterior diputado del Partido Popular dejó Endesa con la percepción de haber cumplido su obligación de obtener el mejor precio posible para los accionistas tras muchos años con la cotización estancada. Un trabajo que le permitió irse a su Teruel natal a desconectar, tal y como aseguró, con una indemnización de casi 20 millones de euros.

Tras dejar Endesa, Pizarro se incorporó al consejo de administración de Telefónica, que dejó al poco tiempo cuando recibió la llamada de Rajoy

Desde Endesa, han confirmado los pagos a Kroll, aunque han declinado concretar los importes. Además, aseguran que la contratación de esta agencia internacional de investigación corporativa y la potencial ilegalidad o falta de ética de los trabajos es responsabilidad de los anteriores gestores.

Tras dejar Endesa, Pizarro se incorporó al consejo de administración de Telefónica, que dejó al poco tiempo cuando recibió la llamada de Mariano Rajoy para liderar la comisión económica del Partido Popular y ser el número dos de la lista por Madrid. Tras ser elegido diputado en las elecciones de 2008, abandonó la bancada del Congreso en enero de 2010 al verse desplazado en el partido. A partir de ahí, retomó su actividad empresarial, al fichar por un despacho de abogados y posteriormente por El Corte Inglés, en cuyo consejo de administración está desde 2014.

En el órgano de gobierno del grupo de grandes almacenes también está Fernando Becker, el exdirectivo de Iberdrola que, junto a Julián Martínez Simancas, secretario del consejo de administración de la eléctrica, también ordenó pagos a Kroll por al menos 10 millones de euros, tal y como publicó este periódico la semana pasada. El grupo energético abonó esa ingente cantidad de dinero para investigar, en este caso, a ACS, que intentó sin éxito tomar el control de la compañía con sede en Bilbao.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios