POR PRIMERA VEZ DESDE 2009

El grupo Renault entra en número rojos debido al descalabro de Nissan

Nissan únicamente contribuyó con 242 millones de euros a sus resultados el pasado año, tras los 1.509 que le había supuesto en 2018

Foto: Logos de Nissan y Renault. (Reuters)
Logos de Nissan y Renault. (Reuters)

El grupo automovilístico francés Renault entró en números rojos en 2019 por primera vez desde 2009, al registrar una pérdida de 141 millones de euros, frente a los 3.302 millones de beneficios que obtuvo en 2018, informó hoy.

Las razones de ese hundimiento fueron el descalabro de la contribución de sus socios chinos, de Daimler, pero sobre todo de Nissan, así como el empeoramiento de su propia actividad automovilística, explicó este viernes Renault al presentar sus resultados anuales.

Nissan únicamente contribuyó con 242 millones de euros a sus resultados el pasado año, tras los 1.509 que le había supuesto en 2018, explicó el grupo francés en un comunicado. En cuanto a los chinos y Daimler, en conjunto le acarrearon incluso un agujero de 432 millones de euros en comparación con los 31 millones positivos de un año antes.

Pero más allá de lo que hicieron los demás, el resultado de explotación del propio Renault se redujo a 2.105 millones de euros, frente a los 2.987 de 2018, mientras la facturación descendió un 3,3%, hasta 55.537 millones.

En consecuencia, el margen operativo se quedó en el 4,8% del volumen de negocios, 1,5 puntos porcentuales menos. Y si se excluye la actividad financiera (los préstamos a la compra de vehículos), en la que mejoró ligeramente la rentabilidad, el margen operativo del puro negocio automovilístico (y dejando aparte la filial rusa Avtovaz) se redujo a un exiguo 2,6 %, tras un 4,3 % en 2018.

Jean-Dominique Senard, presidente del grupo Renault, en una rueda de prensa en Yokohama, Japón. (Reuters)
Jean-Dominique Senard, presidente del grupo Renault, en una rueda de prensa en Yokohama, Japón. (Reuters)

Todo eso refleja, en particular, el hundimiento de las ventas de Renault en mercados importantes como Argentina, Turquía y Argelia. Las matriculaciones del grupo del rombo cayeron globalmente un 3,4 %, hasta 3.753.723 vehículos.

Además, el fabricante tuvo que encajar un efecto negativo por la disminución del peso de las matriculaciones de vehículos diésel. En Argentina y Chile, ante el descalabro comercial sufrido, unido a la depreciación de sus divisas, el grupo francés decidió proceder a una depreciación de activos por 300 millones de euros.

El flujo de caja operativo del negocio automovilístico quedó reducido a 153 millones de euros, frente a los 607 millones del ejercicio precedente. El consejo de Renault propondrá a la junta el reparto de un dividendo de 1,10 euros por acción, lo que significa menos de la tercera parte de los 3,55 que se distribuyeron a cuenta de 2018.

Y por lo que respecta a las perspectivas, son todavía menos favorables a la vista de las previsiones del mercado automovilístico para el que augura una caída a escala global, con un descenso de al menos el 3 % en Europa y también del 3 % en Rusia, que no podrá ser compensado con la subida del 5 % en Brasil, país clave para la compañía.

Antes incluso de integrar un posible impacto por la epidemia del coronavirus en China, Renault calcula que su facturación en 2020 será del mismo orden que en 2019 y su margen operativo se quedará en una horquilla del 3-4 %, con un flujo de caja positivo antes de integrar costes de reestructuración.

Mal dato para Nissan

El grupo Nissan, que tiene una planta en Ávila donde fabricará componentes para la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, anunció este jueves que entre abril y diciembre pasados su beneficio neto cayó un 87,6% y sus ingresos bajaron un 12,5% respecto al mismo período del ejercicio fiscal de 2018.

"Lamento decir que los resultados son peores de lo esperado", afirmó el máximo directivo de Nissan Motor, Makoto Uchida, en la presentación de los datos en la sede central de la firma, en la ciudad de Yokohama, al sur de Tokio.

En los nueve meses cerrados a diciembre pasado, Nissan informó de que entre abril y diciembre pasados sus ventas globales cayeron un 8,1%, hasta 3,7 millones de vehículos.

En Japón las ventas en el número de unidades bajaron un 6,9%, en China cedieron un 0,4 %, en Norteamérica se redujeron un 10,2 % y en Europa se desplomaron un 16,2 %.

Entre abril y diciembre pasados, Nissan Motor anotó un beneficio neto de 39.273 millones de yenes (329 millones de euros; 358 millones de dólares), un 87,6% menos que en los tres primeros trimestres del ejercicio fiscal de 2018.

Carlos Ghosn. (Reuters)
Carlos Ghosn. (Reuters)

Las ventas llegaron a 7,51 billones de yenes (62.850 millones de euros; 68.386 millones de dólares), con un descenso del 12,5 % respecto al período comprendido entre abril y diciembre de 2018. Sólo en el tercer trimestre de su ejercicio fiscal, Nissan Motor arrojó unas pérdidas netas de 26.092 millones de yenes (218 millones de euros; 238 millones de dólares), frente al beneficio neto que tuvo en el mismo trimestre del ejercicio de 2018, que fue de 70.405 millones de yenes (590 millones de euros/641 millones de dólares).

En China prevé que sus ventas bajen un 1,1%, ello sin tener en cuenta el impacto del coronavirus que surgió en la ciudad china de Wuhan en enero pasado y que ha generado serios problemas en la cadena de producción de Nissan en ese país.

Nissan Motor calcula que cerrará el año fiscal de 2019 con 5,05 millones de vehículos vendidos, un 3,6% menos que el cálculo hecho en noviembre pasado y un 8,4 % menos que lo vendido en el ejercicio de 2018.

Esta revisión a la baja se hace a pesar del proceso de transformaciones que está impulsando la firma tras la salida de Carlos Ghosn como presidente de Nissan Motor, a raíz de su arresto en Tokio el 19 de noviembre de 2018 por irregularidades financieras.

El arresto de Ghosn, que terminó fugándose clandestinamente a Beirut mientras estaba en libertad bajo fianza, a la espera del juicio, generó una tormenta corporativa en Nissan y forzó un relevo en la máxima dirección de la firma y el diseño de un profundo programa para intentar remontar los malos resultados.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios